Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 6 de diciembre de 2022

Escritorio

Amarillos por Chile entra en la discusión constituyente y propone un órgano redactor 100% electo por el Congreso

"Proponemos que sea un Consejo Constituyente elegido democrática e íntegramente por el Congreso Nacional", exhortaron desde la colectividad de Warnken, donde contemplaron un plebiscito de salida para que la ciudadanía tenga "la última palabra".

Maria Luisa Cisternas

  Martes 22 de noviembre 2022 13:10 hrs. 
Santiago 1 septiembre 2022
Con motivo del fin de las campa–as por el plebiscito de salida, el movimiento AmarillosxChile encabezado por su vocero, Cristi‡n Warnken, realiza un actividad de cierre junto a adherentes.
Juan Eduardo Lopezl/Aton Chile

Compartir en

El mecanismo de redacción es el último punto que resta por zanjar para concretar el acuerdo parlamentario sobre la reanudación del proceso constituyente. Habiéndose definido las bases constitucionales y el comité técnico de admisibilidad, los colectivos presentes en la mesa de negociación continúan las tratativas para consensuar el nuevo órgano redactor antes que concluya el mes de noviembre.

En medio de las diferencias entre el oficialismo -sumado a la DC- y la oposición, respecto a la cantidad de escaños y el rol de los expertos, el partido en formación liderado por Cristián Warnken, Amarillos por Chile, intervino en el debate.

“Los chilenos, en su mayoría, quieren una nueva Constitución, pero no retomar el fracasado proceso anterior, repitiendo los mismos errores y falencias”, señalaron, añadiendo que “no podemos arriesgar hacer una Convención como la que ya tuvimos: tenemos que ser responsables con Chile”.

En ese contexto, propusieron “que sea un Consejo Constituyente elegido democrática e íntegramente por el Congreso Nacional, en que estén representadas las distintas sensibilidades y visiones políticas, el que asuma la tarea de redactar en el menor plazo posible una nueva Carta Magna“.

Y exhortaron a que el texto comience con “los doce puntos del preacuerdo constitucional en los que se ha venido trabajando las últimas semanas. Eso obligará a llegar a grandes acuerdos”.

“Chile no quiere una nueva Convención, quiere una nueva y buena Constitución”, acotaron.

Por lo demás, extendieron la idea de que “una vez que se llegue a un texto que suscite un amplio consenso, se lo someterá a plebiscito. Será un proceso íntegramente democrático, en el que, por un lado, validaremos las instituciones de nuestra democracia representativa y, por otro lado, la ciudadanía tendrá la última palabra”. 

Finalmente hicieron un llamado a “líderes y representantes de todos los partidos y coaliciones políticas que participan en la negociación para un nuevo proceso constituyente, a confiar en el Congreso elegido democráticamente y apoyar esta propuesta que presentamos, que estamos seguros interpreta el sentir mayoritario del país”.

Imagen: Agencia ATON.
Síguenos en