Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 21 de junio de 2024


Escritorio

Para una condena “sin ningún matiz”: Oficialismo respalda llamado del Presidente a firmar declaración conjunta sobre el golpe

Desde la oposición, el senador Manuel José Ossandón condicionó su adscripción al acuerdo a un "mea culpa y reconocimiento de las causas del golpe" por parte de la izquierda. “No existiría Pinochet si no hubiera habido un Allende", dijo.

Fernanda Araneda

  Domingo 16 de julio 2023 15:33 hrs. 
Memorial Museo de la Memoria

Compartir en

Continúa el debate por la propuesta del Presidente Boric de firmar una declaración conjunta y políticamente transversal, que condene el golpe de Estado de 1973.

Luego de que el jefe de bancada de Renovación Nacional (RN), Frank Sauerbaum, asegurara que no firmará un acuerdo “que se escriba con una visión sesgada y coaptada por el PC”, el senador Manuel José Ossandón se sumó a sus palabras señalando que “firmaría, siempre y cuando ese acuerdo venga con todo el mea culpa y el reconocimiento de las causas”.

A juicio de Ossandón, la izquierda debería reconocer la supuesta responsabilidad del Gobierno de la Unidad Popular en el golpe militar.

“No existiría Pinochet si no hubiera habido un Allende, si la violencia y todo lo que pasó durante el Gobierno del Presidente Allende no hubieran generado un golpe de Estado. Porque el golpe de Estado, ¿qué es lo que es? Es el fracaso de la democracia y aquí se trató de implementar un gobierno parecido al de Fidel Castro que no es precisamente democrático”, afirmó.

A eso, el senador de RN agregó que “las barbaridades que se cometieron en derechos humanos son condenables, pero también es condenable todo lo que se hizo para generar ese ambiente”.

En contraste, el diputado del Partido Socialista, Juan Santana, aseguró que se está confundiendo la discusión sobre los hechos anteriores al golpe, con la que debería ser una clara condena al quiebre democrático.

“El Presidente Boric está intentando transmitir la necesidad de que el país tenga un acuerdo en la condena al golpe militar como instrumento resolutor de conflictos políticos. Eso en nuestro país no puede volver a ocurrir nunca más. Que producto de nuestras diferencias, de no estar de acuerdo con uno u otro gobierno, se utilice un golpe de Estado para resolver un conflicto. Eso es el fracaso de la clase política y por lo tanto debiese existir un relato institucional de todo el país a propósito de los 50 años”, dijo.

En todo caso, el parlamentario indicó que en el debate por los acontecimientos previos al 11 de septiembre de 1973, todos los sectores políticos deberían hacer un mea culpa.

“Hay responsabilidades de todos. Algunos hacen referencia solamente a la Unidad Popular y al Gobierno de Salvador Allende, pero yo quiero recordar que hubo grupos armados que ejercieron labores políticas en el período previo. Recordemos el grupo Patria y Libertad. ¿No hay responsabilidad en generar un clima político polarizado por parte de esos sectores?”, cuestionó el legislador PS.

Santana además hizo una dura crítica a los sectores de la derecha, que estarían generando un “retroceso civilizatorio” al no sumarse a la declaración conjunta.

“Cuando desde la derecha no se es capaz de reconocer y de condenar los hechos que ocurrieron el año 73, eso es un retroceso civilizatorio de la democracia en Chile. Por eso, yo espero que al igual que muchos de nosotros, que condenamos las dictaduras que son de nuestros sectores políticos en otros países, exista una condena a la dictadura de Pinochet por parte de la derecha chilena”, expresó.

Quien también se refirió a este tema fue el presidente de Convergencia Social, Diego Ibañez. A juicio del también diputado, la condena al golpe tiene que ser “sin ningún matiz” y no se puede hacer una diferencia entre lo ocurrido el 11 de septiembre y lo que vino después.

“Aquí no podemos separar momentos. El golpe de Estado, el bombardeo constituye en sí mismo una flagrante violación a los principios democráticos, a los mínimos civilizatorios que deben regir en cualquier sociedad y a los derechos humanos”.

En esa misma línea, Ibañez explicó los motivos por los que es importante que se firme la declaración conjunta propuesta por el Presidente.

“Si es que queremos mirar al futuro con esperanza y no convertir la política en una herramienta para aniquilar al de al frente, para quitarle su humanidad y violarle sus derechos humanos, acribillarlo, desaparecerlo, torturarlo, lanzarlo al mar, creemos que es indispensable que todas las fuerzas políticas en Chile puedan firmar una declaración que condene categóricamente lo que ocurrió el 11 de septiembre de 1973”, aseveró.

Síguenos en