Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 29 de febrero de 2024


Escritorio

Marco Moreno y presidencia de la Cámara: “No podemos trasladar automáticamente ese acuerdo a lo que pueda ocurrir en relación con el Ejecutivo”

El analista político declaró que la falange fue clave para lograr que el oficialismo se quedara en la mesa directiva de la Cámara Baja, pero precisó que eso solo evidenció un acercamiento desde el punto de vista legislativo.

Bárbara Paillal

  Martes 25 de julio 2023 19:49 hrs. 
marco-moreno-

Compartir en

El Ejecutivo consiguió ayer un triunfo en la Cámara de Diputadas y Diputados: logró quedarse con la mesa directiva pese a las desavenencias políticas que se habían generado previo a la votación con el Partido Comunista exigiendo su turno para presidir la testera.

Sin embargo, el oficialismo avanzó en su cometido solo de la mano de la Democracia Cristiana que logró quedarse con la presidencia.

Hecho que generó dudas respecto de una posible inclusión de la DC como fuerza de Gobierno. Ante esto, el analista político y académico de la Escuela de Gobierno de la Universidad Central, Marco Moreno, coincidió con que la DC jugó un rol clave en la facilitación de entendimientos que llevó al éxito en la elección de la mesa de la Corporación.

Moreno evidenció que esta cercanía entre ambos sectores políticos venía gestándose hace tiempo en la Cámara de Diputadas y Diputados. Al respecto, señaló que “ya en la acusación constitucional contra el ministro, Marco Antonio Ávila, habían estado los votos de las y los diputados demócratas cristianos por rechazar esa acusación y, por lo tanto, esa fue una señal de que la DC, pese a no ser una fuerza oficialista, estaba por contribuir a que hubiera un acuerdo de gobernabilidad en la Cámara de Diputados”. 

Para el académico, la elección del parlamentario Ricardo Cifuentes (DC) como presidente de la Corporación también expresó esa intención desde la falange, pues es un diputado de región y además durante el segundo mandato de la ex presidenta Michelle Bachelet se desempeñó como Subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo, “por lo tanto, era una persona que no generaba tantas diferencias, ni anticuerpos”. 

Sin embargo, Moreno hizo una distinción en lo referido al trabajo de los partidos en el plano legislativo de lo Ejecutivo y precisó que “si la DC va a partir de ahora ser un partido oficialista, aún no podemos afirmarlo”.

“Acá lo que tenemos es un acuerdo de gobernabilidad para conformar una mesa, que es la que finalmente resultó electa ayer, pero no podemos trasladar automáticamente ese acuerdo a lo que pueda ocurrir en relación con el Ejecutivo“, añadió Moreno.

Es la arena política donde surgen estos acuerdos, según Moreno, recurso clave para confirmar si una fuerza política se suma a una alianza o no, por eso, “todavía no podemos decir que esto significa el ingreso de la Democracia Cristiana al oficialismo porque técnicamente no es así”.

Aún así, afirmó que esto “es un buen primer paso para ir articulando de mejor manera el trabajo del oficialismo en el poder legislativo”.

Esto último porque además declaró que “los cuatro votos demócratacristianos y los ex falangistas que antes militaban en la DC, y que ahora están dispersos en otros conglomerados o son independientes algunos de ellos, de alguna manera, son una fuerza política que puede contribuir a ese desafío que tiene el Gobierno de que durante lo que queda de este año avanzar en la tramitación de sus dos proyectos emblemáticos: la reforma de pensiones y la reforma tributaria”.

Cabe considerar que los próximos dos años están marcados por el ciclo electoral, lo que complicaría el avance de estos proyectos, por lo tanto, para Moreno esto sirvió efectivamente de incentivo para que los actores se ordenaran. “El oficialismo probablemente entendió que si no es ahora, que tienen que ponerse de acuerdo, va a ser más difícil hacerlo más adelante“, afirmó el académico.

“Este es el último espacio de poder que tiene el Ejecutivo en el Congreso porque el Senado, si bien es cierto que hay una suerte de eventual empate, eso se ha roto porque dos parlamentarios como es Ximena Rincón y Matías Walker dejaron de ser demócratacristianos y ahora forman parte de otro partido político y, eso, entonces alteró la correlación de fuerzas en el Senado”, concluyó Moreno.

 

Síguenos en