Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 23 de julio de 2024


Escritorio

Luis Cordero por cajas con osamentas: “Es difícil solicitarles a los familiares que vuelvan a confiar en el Estado”

El ministro de Justicia dio cuenta de las pericias que se comenzaron a realizar desde enero de este año en laboratorios de Austria y EE.UU. Además destacó la entrega al SML de recursos en el Presupuesto 2024 para determinar sus identidades.

Diario UChile

  Miércoles 18 de octubre 2023 18:23 hrs. 
V
El ministro Luis Cordero durante la Comision de Constitucion del Senado
Sebastian Cisternas/Aton ChileV El ministro Luis Cordero durante la Comision de Constitucion del Senado Sebastian Cisternas/Aton Chile

Compartir en

Como una muestra de la “indolencia estatal” retrató el ministro de Justicia, Luis Cordero, lo ocurrido con las osamentas que están en 89 cajas que mantuvo durante años la Universidad de Chile en custodia en su Departamento de Anatomía Patológica de la Facultad de Medicina por orden del ministro especial para causas de derechos humanos Juan Guzmán Tapia en 2001.

Son más de 20 años desde que el ya fallecido magistrado ofició al Servicio Médico Legal para que enviara los contendores a la entidad universitaria hasta hoy en que la autoridad dio a conocer lo que ocurrió con los restos.

Cordero detalló que en 65 cajas hay material de interés para que sean objeto de pericias, 20 de ellas corresponderían a material docente y por lo tanto no corresponden a asuntos vinculados a pericias que deba realizar el SML. Además, en cuatro de las cajas contienen objetos “ajenos y distintos” a los de las indagaciones.

Las osamentas corresponden a restos encontrados en el Cementerio de Concepción, Cerro Chena, Regimiento de Artillería de Linares, Pampa Dolores, Río Negro, el Cementerio de Copiapó, el Cementerio de Rahue Alto, el SML de Osorno, en Calama y el excampo de concentración de Pisagua, el Patio 134 del SML, el SML de Concepción, un laboratorio en Río Bueno y un resto que estaba en posesión de un médico. También precisó que se desconocen 38 de ellas.

Luego que el juez Guzmán determinara el envío de las cajas a la Universidad de Chile, diez años después, en 2011, el director del SML, Patricio Bustos, solicitó que le fueran remitidas nuevamente a esta entidad para periciarlas.

A eso se sumó que en 2012 el ministro Solís también había requerido que las cajas correspondientes a posibles víctimas de patio 29 fueran devueltas.

Asimismo, como consta en el informe entregado por el Ministerio de Justicia este miércoles, entre 2001 y 2019, este último año donde ocurrió la entrega formal al Servicio Médico Legal de parte de la Universidad en condiciones de total seguridad, con la presencia y resguardo de carabineros y aplicando protocolos, hubo una serie de comunicaciones y oficios entre las partes involucradas, tanto de Ministros a cargo de las investigaciones como del propio Director del Servicio Médico Legal. Durante ese periodo, se recibieron algunas solicitudes puntuales de los Ministros en Visita para la entrega de ciertas cajas al SML, las que fueron entregadas según solicitudes de los y las Ministras, y las restantes continuaron en la custodia del Departamento de Medicina Legal de la Facultad de Medicina.

Esto porque en 2014 hubo una inundación en el sector donde estaban las cajas en el Departamento de Medicina Legal. Y aunque los restos no se mojaron, sí se contaminaron con un hongo específico que tomó cuatro años descontaminarlo.

Cordero indicó que desde enero a agosto de este año se han enviado muestras a laboratorios en Austria y los Estados Unidos para hacer pericias por parte del SML para que se realicen pericias de ADN Mitocondrial y para definir la data de las osamentas con Carbono 14.

El titular de Justicia subrayó que “lo que revela el caso de las 89 cajas es una de las manifestaciones más evidentes de la indolencia estatal por más de 20 años, a vista de los ojos de distintos organismos del Estado, hallazgos de restos en investigaciones judiciales vinculadas a desaparición o ejecución de personas en crímenes de la dictadura, se encontraron albergadas sin que tuviera el Estado una posición activa para resolverlo”.

Cordero agregó que esto “vuelve a reafirmar los horrores que el Estado ya cometió en el pasado. El año 2006 el Estado tuvo que reconocer los errores a consecuencia de los problemas y errores de identificación en el Patio 29. Respecto a esos asuntos, el Estado trató de corregirlas. De hecho, fue condenado por los errores que en ese momento ocurrió”.

Por eso reconoció que “es difícil solicitarles a los familiares que vuelvan a confiar en el Estado cuando sistemáticamente ha incumplido sus obligaciones”.

El ministro de Justicia destacó que en el Presupuesto 2024 se destinaron recursos específicos para el SML para las pericias sobre estas 89 cajas, al tiempo que precisó que esta información fue entregada previamente a las agrupaciones de familiares de las víctimas de la dictadura.

Revise el informe completo del Ministerio de Justicia acá:

Imagen de portada: Agencia ATON
Síguenos en