Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 3 de marzo de 2024


Escritorio

Harold Mayne-Nicholls: “No postular a los Juegos Olímpicos sería un error histórico”

El director ejecutivo de Santiago 2023 destacó que la capital chilena "reúne todos los requisitos para ser anfitrión de la cita deportiva", y que no tiene nada que envidiarle al resto de ciudades que buscan ser sede del evento.

Camilo Vega Martinez

  Martes 5 de diciembre 2023 15:47 hrs. 
Harold Mayne-Nicholls habla de la opción de unos Juegos Olímpicos en Chile (2)

Compartir en

Harold Mayne-Nicholls se desplaza por su oficina con la tranquilidad de haber sacado la tarea adelante. Santiago 2023 fue un éxito a nivel país, pese a las dificultades que aparecieron en el camino. Recién en junio pasado se hizo cargo de la administración de la corporación a cargo de los Juegos Panamericanos y ParaPanamericanos. Con solo meses en el puesto, y ya con el megaevento deportivo realizado, el periodista de formación se siente: “Con la satisfacción de haber cumplido con lo que me pidieron”.

El expresidente de la ANFP recalcó que Santiago 2023 superó con creces las expectativas que tenía al asumir el reto. “Cuando llegué en junio vi que tenía una complejidad mayor. Pero a comienzos de agosto, le dije a un amigo, esto va a tener un impacto muy grande. Nunca pensé que iba a ser de la magnitud que fue. Cuando llegué, me puse como meta tener un millón de personas entre los dos juegos. Tuvimos tickets emitidos por 1.6 millones de personas. Eso superó en un 60% las expectativas”, contó Mayne-Nicholls en conversación con Radio y Diario Universidad de Chile.

“No cabe duda que esto debiera marcar un antes y un después en la vida deportiva del país”, expresó al referirse sobre el legado del megaevento en la sociedad chilena.

La mira en los Juegos Olímpicos 2036

Aún con cuentas por rendir y con plazos por cumplir al mando de la Corporación Santiago 2023, la vista está puesta en un futuro a largo plazo ambicioso. Mayne-Nicholls es optimista cuando se le consulta por el tema que hoy despierta la ilusión del país: la posibilidad de tener en Chile los Juegos Olímpicos en 2036.

¿Cómo surgió la idea? El propio CEO de Santiago 2023 reconoció que la propuesta vino desde fuera. “Viene el presidente del Comité Olímpico Internacional, está cuatro días en el país, ve lo que hay, evalúa. El hombre sabe del tema, es medallista olímpico. Se da cuenta de la magnitud y dice: ‘Chile está para cosas mayores que los Juegos Panamericanos’. Y hay una sola cosa mayor que los Panamericanos: los Juegos Olímpicos”, relató Mayne-Nicholls.

El nacido en Antofagasta, que cuenta con una extensa carrera en el ámbito del deporte, asumió que la idea lo entusiasmó. A pesar de ello, es categórico en su diagnóstico: Chile debe postular sí o sí como sede para la cita olímpica

“El que agarró vuelo fui yo, está bien. Pero la idea es de alguien que vino de afuera, con amplio conocimiento del tema, que dijo: ‘ustedes están para más’. Quizás nosotros no lo habíamos visualizado, o quizás nunca creímos. Si viene alguien de afuera, es imposible decir que no. Para decir que no, hay que tener un argumento suficiente válido. Hasta el día de hoy, no lo encontré. Sigo convencido de que es una posibilidad que se nos está dando desde lo más alto del mundo del deporte, al menos hay que postular. Después veremos si somos capaces de lograrlo o no. Pero cerrarte a la posibilidad de postular, sería un error histórico”, señaló.

En ese aspecto, Harold Mayne-Nicholls apuntó a la iniciativa que deben tomar las autoridades para seguir soñando con los Juegos Olímpicos en Chile. “Los grandes compromisos que de verdad influyen son, primero, el del gobierno de turno de postular. Que la ciudad esté dispuesta a postular. Que el Comité Olímpico acepte postular. Esos son los tres primeros temas. Después viene que el Estado esté dispuesto a entregar todas las herramientas legales, jurídicas, para garantizar esto. Y después viene que la gente esté dispuesta a participar de la fiesta; lo último ya está, lo otro falta”, indicó el director ejecutivo de Santiago 2023.

A sus 62 años, la organización de eventos deportivos no le es ajeno. Mayne-Nicholls trabajó entre 1993 y 2012 para la FIFA, por lo que la experiencia la tiene. En esto basa su confianza para decir que a día de hoy, el país puede recibir cualquier evento deportivo de nivel mundial. “Chile está en condiciones de asumir cualquier actividad después de hacer unos Juegos Panamericanos. No hay ninguna que lo supere. El Mundial de Atletismo no es más, quizás el Mundial de Rugby. El Mundial de Fútbol ya sabemos que no lo vamos a tener, eso queda afuera. En todos los otros deportes, podemos organizar cualquier tipo de evento en la medida que lo estructuremos bien, que lo planifiquemos bien y lo desarrollemos de buena manera”, aseguró.

Harold Mayne-Nicholls

Harold Mayne-Nicholls durante la realización de los Juegos Panamericanos Santiago 2023

Incluso, Mayne-Nicholls no se achica ante la posibilidad de rivalizar con grandes ciudades del mundo en la lucha por conseguir los Juegos Olímpicos. México, Turquía, India, Alemania y Canadá asoman como candidatos para el 2036 además de Chile. “Da lo mismo cuáles son las ciudades que lo hicieron antes. Da lo mismo con quién se compita. Santiago reúne todos los requisitos para hacer unos Juegos Olímpicos. No veo por qué seamos más o menos. Quizás las demás son más reconocidas o tienen más afluencia turística. Pero bellezas naturales como Santiago tienen pocas en el mundo. Ver la cordillera nevada, son pocas las ciudades donde tienen esa maravilla. Tener los paisajes, las puestas de sol, que todo el mundo quedó impresionado (de los que vienen de afuera). Como siempre tenemos una tendencia a ensalzar lo externo y no lo nuestro, pero yo no veo ninguna diferencia con otras ciudades. Y los Juegos Panamericanos lo demostraron”, evaluó el dirigente.

De cara al anuncio de la sede de los Juegos Olímpicos 2036, el también creador de la fundación Ganamos Todo cree que esta se sabrá antes del 2029. Por lo mismo, detalla parte de la extensa logística que deberá cumplir el país organizador del megaevento deportivo.

“Hay que desarrollar todo el proyecto que implica realizar los juegos. Desde una cosa básica: Dónde vamos a tener la Villa Olímpica y cómo el transporte va a ser factible para esta Villa Olímpica. Porque, por ejemplo, si ponemos la Villa Olímpica en un sector más central, nos encontramos con que el acceso por las calles no es tan fácil. Desde ahí, hasta cómo van a ser los estadios y las distintas sedes, hasta lo que es tickets y venta de entradas, el manejo financiero y la estructura de trabajo para que los juegos funcionen. Todo eso se planifica con mucha anticipación”, explicó Mayne-Nicholls.

Si bien su trabajo a cargo de Santiago 2023 tiene fecha de término, en septiembre del 2024 (o, de requerirlo el directorio, en septiembre del 2025), Mayne-Nicholls no se cierra a la opción de liderar el trabajo hacia unos eventuales Juegos Olímpicos 2036. “Si quieren que yo encabece esa ida a buscar los Juegos Olímpicos y hay una conciencia general en el país de que vale la pena, no tengo ningún problema en hacerlo”, concluyó.

 

Síguenos en