Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Sergio Morresi por traspié de la Ley Ómnibus: “Milei tendrá que negociar con quienes dijo que no lo haría”

El académico argentino afirmó que ahora que la iniciativa volvió a comisión, las únicas posibilidades de la administración Milei son volver a dialogar con los parlamentarios o realizar un plebiscito. Este último, sin embargo, no sería vinculante.

Fernanda Araneda

  Miércoles 7 de febrero 2024 16:38 hrs. 
Presidente de Argentina, Javier Milei.

Compartir en

Luego del importante traspié que sufrió la Ley Ómnibus del presidente de Argentina, Javier Milei, el mandatario calificó a los legisladores que no respaldaron su proyecto como “un conjunto de delincuentes”.

Tras varios días de discusión en el Congreso, el propio Gobierno decidió que la iniciativa volviera a comisión (o a “foja cero”) esto, luego de ver el poco respaldo conseguido entre la llamada “oposición dialogante”.

En ese contexto, Radio y Diario Universidad de Chile conversó con el doctor en ciencia política argentino y académico de la Universidad Nacional del Litoral, Sergio Morresi, quien explicó que en la decisión del Gobierno, puede haber “impericia política”, al mismo tiempo que un deseo por entrar en pugna con el Congreso.

– ¿Cómo es que la Ley Ómnibus terminó volviendo a foja cero?

Hay una respuesta corta y una respuesta larga. La corta tiene que ver con que este Gobierno tomó la decisión de no continuar negociando y prefirió, por impericia o por decisión política, eso no está claro, volver a foja cero. Por otro lado, la respuesta más larga tiene que ver con cómo fue la elección en que ganó Javier Milei la presidencia, en donde hubo muchas provincias en las que se votó antes de la ola de crecimiento de su partido. La Libertad Avanza es un partido con muy pocos diputados, con muy pocos senadores, que no tenía condiciones de hacer pasar ninguna ley.

En ese escenario, ¿qué se ha hecho? Lo que era originalmente la coalición Juntos por el Cambio, pero sobre todo el partido PRO (Propuesta Republicana), decidió apoyar la ley que presentó el Gobierno, pero con la idea de ir negociando cada punto particular de la ley. Esa negociación no se llevó adelante o no se llevó adelante con la suficiente pericia y la mayoría de quienes habían apoyado la propuesta en general, fueron desarmando en la votación en particular, varios de los puntos. En ese momento, el partido del oficialismo, La Libertad Avanza, sintiéndose frustrado decidió volver a comisión, pero lo que sucede es que aparentemente algunos de ellos no entendían que ese volver a comisión implica volver a foja cero, con lo cual la situación es muy delicada para el Gobierno.

Las opciones son pocas. Las opciones que le quedan son, atenerse a negociar con quienes dijo que no iba a negociar y que acaba de denunciar públicamente por medios de las redes sociales y algunos de sus voceros en declaraciones; o, y es lo que parece impulsar a algunos activistas, una consulta popular. Pero, lo que sucede, es que en la Constitución argentina las consultas populares que no son impulsadas por el Congreso Nacional no tienen carácter vinculante. Sería una consulta popular no vinculante y que además, va a demorar y en la medida en que la situación económica siga deteriorándose o siga sin mostrar signos de mejora, más tiempo pasa y esa consulta popular parece de resultado incierto. Hoy es posible que la gane, pero de aquí a dos meses no es tan seguro.

– ¿Hay alguna posibilidad de que se saque adelante la ley por decreto? 

En algunos casos muy puntuales sí, pero en la mayoría de las cosas no, porque son temas que la Constitución argentina reserva al Congreso y dado que se decidió volver a comisión y las emergencias, aún las que habían sido aprobadas durante las primeras votaciones, no han sido delegadas al Poder Ejecutivo, la mayor parte de las cosas no se van a poder hacer. Aún si decidiera eso, la justicia obviamente las puede impugnar.

– ¿Se podría decir que la Ley Ómnibus no salió adelante por la falta de habilidad política? 

Hay elementos para pensar tanto en impericia como en decisión. Muchos activistas entienden que esto no fue fruto de la impericia sino que fue una decisión consciente para forzar todavía una situación más crítica, de mayor apoyo popular al Gobierno de Milei en contra de lo que él llama la casta política. En otras palabras, aquellos políticos profesionales que siguiendo los cánones liberal republicanos, entienden que todas las leyes deben negociarse y que eso implica dejar atrás algunas de las propias posiciones y aceptar algunas de las posiciones del adversario. Muchos integrantes de La Libertad Avanza entienden que eso no es lo que deben hacer, que ellos llegaron para hacer una especie de refundación del país.

– ¿Hay entonces una división al interior de ese partido, entre quienes quieren diálogo y los que quieren entrar en pugna con el Congreso?

La hay, es un partido personalista en un país presidencialista y las decisiones no las toman algunos grupos, la va a tomar Javier Milei y por lo que está diciendo en estos momentos, su posición fue la de denuncia y no de diálogo.

– ¿Cómo cree que se darán las cosas durante las próximas semanas, considerando especialmente esa posición que adoptó Milei? 

El presidente está fuera del país en estos momentos, pero cuando vuelva en algunos días va a tener que decidir si eso que está diciendo por las redes sociales es lo que va a llevar adelante, lo que me parece que va a poner al país en una situación muy problemática, con un estancamiento político claro; o si retrocede con respecto a estas declaraciones -no sería la primera vez que sucede con las declaraciones de Javier Milei- y más bien se atiene a negociar con parte de la oposición.

Eso último implicaría un proyecto político a más largo plazo en el cual el partido PRO o buena parte del PRO tome aéreas centrales del gobierno como propias. Sería volver a una especie de Gobierno coalicional, en el cual el PRO no fuera dos o tres nombres en el gabinete, elegidos personalmente por Milei, sino en el cual él que fundó el PRO, Mauricio Macri, tenga voz y voto en las decisiones que se tomen.

Síguenos en