Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de diciembre de 2019

Escritorio

Continúa polémica por supuesto “montaje” en detención de Emilio Berkhoff en la Araucanía

Mientras el ministro del Interior, Andrés Chadwick, descartó que exista un montaje en la detención del antropólogo, sus familiares, actores del mundo político, comunidades indígenas y diversas organizaciones de DD.HH. afirman que esto ya es “una práctica constante contra el pueblo mapuche”.

Paula Correa

  Lunes 4 de febrero 2013 14:45 hrs. 
Emilio Berkhoff

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, rechazó tajantemente los calificativos de “montaje” sobre el arresto y formalización de Emilio Berkhoff, a quien calificó como “uno de los principales operadores de la violencia en La Araucanía”.

Cabe recordar que el antropólogo, de 26 años, fue detenido el viernes en un control de rutina por porte ilegal de armas y se estableció que tenía una orden de detención pendiente por “maltrato de obra a Carabineros con resultado de lesiones graves” en Temuco, por lo que se decretó prisión preventiva por dos meses.

Esto generó una ola de críticas de los cercanos al joven, quienes cuestionaron al secretario de Estado y afirmaron que “tendrá que pedir perdón”.

Chadwick respondió que la madre del detenido, Elisa Jerez, estaba hablando “como una madre desesperada”.

En conversación con Radio Universidad de Chile, Elisa Jerez dijo que “sabíamos que después de la cumbre venía la represión. Hoy quieren dejar tranquilo al poder político y al poder económico del país, entonces tenían que justificar todos los millones que se invierten en represión”.

“Mi hijo no es un terrorista, es un gran ser humano. Lo vinculan a los peores hechos que han sucedido en La Araucanía y de eso se trata, de dar tranquilidad teniéndolo preso. Estos dos meses que injustamente le dieron de prisión -porque cumplió la condena del caso 2010- es precisamente para eso, para darse tiempo, con todos los medios que poseen, para montar”, afirmó.

La tesis del montaje ha sido fuertemente respaldada por actores del mundo político. El diputado PPD Felipe Harboe afirmó que el ministro puede tener algunos antecedentes que no se conozcan públicamente, pero que “tiene que entender que los juicios se ganan con pruebas, no con declaraciones”.

El parlamentario destacó que el Gobierno “tiene un récord negativo en este ámbito: el paquistaní, el Caso Bombas y esto”.

El senador Eugenio Tuma (PPD) coincidió y sostuvo que Chadwick “ha faltado a la prudencia y a la mesura, ha hecho anuncios tan rimbombantes como si hubieran atrapado al Bin Laden de estos hechos violentos que han acontecido en La Araucanía en el último tiempo”.

El legislador sostuvo que, al igual que en el Caso Bombas, “no han tenido los antecedentes suficientes para demostrar las responsabilidades ante los tribunales. Me parece impropio que el ministro haga anuncios de esa envergadura, dé esos titulares y que al final de cuentas no pueda demostrarlo en tribunales”.

Mientras, desde distintas comunidades sostienen que el Ejecutivo está “acostumbrado a realizar estas operaciones” y también se habla de montaje en la detención de la machi Millaray Huichalaf, una de las principales opositoras a la construcción de una central hidroeléctrica en el Río Pilmaiquén. La mujer fue detenida y también está en prisión preventiva.

Su hermana, Amanda Huichalaf, declaró que “para nosotros, las pruebas que han utilizado no son para nada suficientes. Vemos que esto claramente es un montaje. Por ejemplo, como machi, mi hermana trabaja con diferentes tipos de instrumentos que pillaron ahí, que para ellos son un peligro. Hay un gran desconocimiento en cuanto a la cultura y el quehacer de nuestras autoridades ancestrales. Aun así, se dice que se respeta al pueblo mapuche”.

Todo esto cuando ambos casos no finalizan su proceso de investigación, no se ha establecido ningún tipo de responsabilidad penal y cuando dirigentes y organizaciones de DD.HH. afirman que los montajes y acusaciones infundadas son “una práctica constante contra el pueblo mapuche”.