Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 20 de mayo de 2022

Escritorio

Continuidad de Harald Beyer se define esta semana en medio de acusación constitucional

En el Gobierno toma más fuerza la posibilidad de que el suspendido ministro de Educación, Harald Beyer, renuncie para evitar una eventual inhabilitación cuando el Senado vote el libelo en su contra. Desde diversos sectores insisten en que dicha sanción, que le impediría ejercer cargos públicos por cinco años, sería desmedida.

Héctor Areyuna

  Domingo 14 de abril 2013 20:59 hrs. 
Beyer

Por estos días, cada momento es crucial en la situación del suspendido titular del Mineduc, Harald Beyer, quien –hasta ahora- había rechazado la posibilidad de renunciar, continuando con su defensa hasta las últimas consecuencias.

Sin embargo, al confirmarse que la senadora democratacristiana Soledad Alvear no se inhabilitará en la votación de la acusación constitucional  -pese a los vínculos de su marido Gutemberg Martínez con la Universidad Miguel de Cervantes – se da por alcanzada la mayoría en el Senado para la aprobación del documento emanado de la Cámara Baja.

Es por esta razón que han tenido eco las especulaciones de una reunión entre Beyer y el Presidente de la República Sebastián Piñera, donde se cree que el Mandatario pediría la renuncia efectiva del secretario de Estado.

El oficialismo ya asume que la oposición en el Senado votará alineada, por lo que el jefe de la bancada de diputados de Renovación Nacional, Pedro Browne, asume que la Coalición apoyará al suspendido ministro, sea cual sea la decisión que tome.

“Es evidente que hoy el ministro en está en una situación muy compleja porque no se ve que ningún senador vaya a tener la valentía de enfrentarse a su conglomerado político, que hoy lo único que busca es hacer un guiño al movimiento estudiantil. Sin embargo, desde allí entienden que esta acusación no cambia en nada todo lo que ellos no hicieron mientras fueron Gobierno, por lo tanto, el ministro tiene que tomar una decisión y nosotros lo vamos a respaldar”, manifestó el parlamentario.

En el comité político que se realiza los lunes en la mañana en el Palacio de La Moneda también habrá especial dedicación al tema, mientras que la Concertación analizó el escenario este domingo en un encuentro de su comité estratégico.

Uno de los diputados que presentará el libelo ante la Cámara Alta, Fuad Chahín (DC) aseguró que una renuncia de Beyer es una salida estratégica inteligente ante la posibilidad de su inhabilitación de ejercer cargos públicos por cinco años.

“Sería una buena alternativa que el Presidente le pidiera la renuncia al ministro Harald Beyer y que, en definitiva, el día de mañana se pueda modificar esa sanción por una más proporcional. Pero indudablemente la remoción del cargo sí es una sanción que parece apropiada para los casos de acusación constitucional”, afirmó Chahín.

El debate sobre las consecuencias de la acusación fue instalado por Roberto Garretón y Luis Eduardo Thayer, abogados de la ex ministra de Educación, Yasna Provoste, quien este martes cumple los cinco años de castigo luego del libelo en su contra durante el gobierno de Michelle Bachelet.

A través de una declaración pública, los juristas calificaron la sanción de inhabilidad como una “aberración”.

En entrevista con Radio Universidad de Chile, Garretón indicó que “la destitución es la consecuencia lógica. Si tú te metes en política tienes que asumir los efectos de hacerlo. Si haces mal las cosas te van a destituir. Yo no quiero juzgar si Beyer lo hizo bien o lo hizo mal. Si el Senado dice que lo hizo mal va a quedar destituido. Lo que nos parece inaceptable y una inmoralidad que se le aplique penas reservadas a delitos”.

Los abogados  compararon las situaciones de Beyer y de Yasna Provoste. El caso de la inhabilitada militante DC lo consideraron como una injusticia sin más fundamento que “una conjura política” entre la Cámara acusadora y el Senado que juzgó. Argumento similar al que ha emitido el oficialismo en los últimos días por el caso del suspendido titular del Mineduc.