Diario y Radio U Chile

Año XII, 30 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Bruno Baranda y Roberto Ampuero juran como ministros de Desarrollo Social y Cultura

Rodrigo Alarcón

  Lunes 10 de junio 2013 1:09 hrs. 
Radio-Uchile





El más reciente cambio de gabinete se formalizó en la tarde de este domingo con la incorporación de los nuevos ministros de Desarrollo Social y el Consejo de la Cultura: Bruno Baranda y Roberto Ampuero, respectivamente.

Ambos sustituyen a Joaquín Lavín y Luciano Cruz-Coke, quienes dejaron sus cargos en esas secretarías de Estado para sumarse a las campañas presidenciales de Pablo Longueira y Andrés Allamand, respectivamente.

En una ceremonia realizada en La Moneda, el ex subsecretario de Trabajo y el ex embajador en México juraron en sus nuevos cargos dentro de la administración de Sebastián Piñera, quien agradeció a los ministros salientes.

“Todavía nos quedan nueve meses por delante y en nueve meses se pueden hacer muchas cosas”, recalcó el mandatario durante el acto.

Asimismo, Piñera detalló que Baranda deberá profundizar el programa de ingreso ético familia y desarrollar la Agenda de Impulso Social “con medidas que van al corazón de la lucha contra la pobreza, como garantizarle a los niños que van a poder tener una cama propia para poder dormir”.

Por su parte, el nuevo titular de Desarrollo Social subrayó “el compromiso del Gobierno con la superación de la pobreza. Ese es el foco y el resto del trabajo que desarrollemos, tal como lo ha definido el Presidente, tiene y debe girar en torno a coordinar, definir y desarrollar políticas públicas que nos permitan salir y superar la extrema pobreza”.

Mientras, Piñera afirmó que el nuevo presidente del Consejo de la Cultura y las Artes deberá continuar la promoción de “una cultura libre, inclusiva, participativa, creativa, porque si no tiene esas características, deja de ser cultura y pasa a ser adoctrinamiento”.

En tanto, Ampuerto declaró que “supuestamente queda muy poco tiempo para las labores en esta área por el término del Gobierno; yo quiero subrayar que el tiempo no se mide solamente en los meses, sino que también por las metas, objetivos, los esfuerzos, los ideales que uno tiene. Son nueve meses de intenso trabajo”.