Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

El documental que relata la exhibición de indígenas en zoológicos humanos se estrena en ocho ciudades

El documental "Calafate, zoológicos humanos", de Hans Mülchi, se exhibe desde este jueves en diez salas desde Iquique a Punta Arenas. El director relató detalles de la filmación, criticó la "utilización política" de la historia y adelantó un nuevo trabajo.

Rodrigo Alarcón L.

  Miércoles 4 de septiembre 2013 17:38 hrs. 





En los últimos años del siglo XIX, el gobierno chileno autorizó que grupos de personas que pertenecían a las etnias que habitaban el extremo sur del país fueran llevados a Europa sin su consentimiento. Fueron secuestrados y quienes lo hacían tenían un fin determinado: exhibirlos en zoológicos humanos donde los europeos podían observar directamente a los “salvajes” del fin del mundo.

Así, personas kawésqar, mapuches, tehuelches y selk’nam fueron exhibidas en París, Londres, Berlín y Zúrich, entre otras ciudades, donde el público pagaba para verlos y fotografiarlos.

Esa es la historia que relata Calafate, zoológicos humanos, documental de Hans Mülchi que este jueves se estrenará en salas comerciales, luego de sumar reconocimientos y presentarse en festivales de Chile, Bolivia, Argentina, Brasil, Ecuador, Taiwán, Italia, Cuba y México.

Como parte del programa Miradoc, el filme se podrá ver en diez salas de Santiago, Iquique, La Serena, Valparaíso, Chillán, Concepción, Valdivia y Punta Arenas, donde además llegará su director para conversar con el público.

Hans Mülchi, académico del Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, manifestó su alegría ante la posibilidad de que un público “no especializado” conozca el documental y sostuvo que éste genera una reacción especial: “Primero, porque muestra algo insólito, es una historia insospechada. En segundo lugar, es una historia que estuvo oculta durante muchos años. En tercer lugar, está contada de una manera muy humana y emotiva. El tipo de reacción que ha tenido la gente cuando hemos estado en las salas donde se ha exhibido es siempre con mucha emoción y con mucho sentido interior, de haber recibido un mensaje muy profundo. Por lo tanto, creo que también hay una forma de contar que ha logrado conectarse ampliamente con el público, lo cual nos hace estar muy expectantes sobre la reacción del público que va a pagar una entrada en estos días”, dijo.

El director y el investigador del documental junto a las osamentas.

El director y el investigador del documental junto a las osamentas.

El documental no solo reveló la historia de los indígenas que fueron llevados a Europa, sino que la investigación que desarrollaron el historiador chileno Christian Báez y el inglés Peter Mason permitió que, en 2008, se hallaran osamentas de cinco personas en una universidad suiza. Ante esto, las dirigentas Celina Llanllán y Haydeé Águila iniciaron gestiones para repatriar los restos, que fueron restituidos a sus comunidades de origen.

En ese sentido, Hans Mülchi destacó que se trata de un documental que logró incidir en una realidad social, pero también manifestó algunos reparos: “Fue muy sorprendente, sobre todo los obstáculos que se encontraron en el propio gobierno chileno, básicamente por negligencia, falta de respeto con los pueblos originarios y, sobre todo, la utilización política que se le terminó dando. Pero lo importante es que los anhelos de las dirigentes kawésqar y la dignidad de los pueblos originarios fue enaltecida y, de algún modo, el desenlace de haber traído de vuelta a sus ancestros fue una suerte de reparación moral para lo que estaban buscando”, afirmó.

Según el realizador, “la restitución ya estaba resuelta directamente con los antropólogos suizos, sin la participación del gobierno chileno, y a último momento el gobierno armó un aparataje publicitario y pretendió llevarse los créditos de una labor que fue producto de la lucha de las dirigentas kawésqar y la buena voluntad de los antropólogos que entregaron estos restos al lugar de donde nunca debieron salir”.

Calafate, zoológicos humanos pasará por más festivales en Italia y Taiwán y la próxima semana también será editado en DVD.

Mientras, Hans Mülchi se encuentra preparando Alas de mar, “una especie de segunda parte de Calafate” que relata la historia de una mujer kawésqar que fue sacada de su lugar de nacimiento y debió trasladarse a Punta Arenas. La cinta será filmada en febrero y se estrenará a fines de 2014.

¿Dónde verla?

En Santiago, el documental se exhibirá en la Cineteca Nacional, el Museo de la Memoria y el Cine Pavilion de Gran Avenida. En regiones estará en Iquique, Teatro Estibadores Marítimos; La Serena, Teatro Centenario; Valparaíso, Teatro Condell; Chillán, Cine Club The Oz; Concepción, Sala Balmaceda Arte Joven; Valdivia, Cine Club UACH; y Punta Arenas, Cine Pavilion.

Visitas a regiones

Este es el calendario de funciones que incluirán conversaciones con los realizadores:

Valparaíso: Hans Mülchi, director. Jueves 5 septiembre, 17 hrs. Teatro Condell.
Iquique: Christian Baez, investigador. Jueves 5 septiembre, 19 hrs. Teatro Estibadores Marítimos.
Punta Arenas: Hans Mülchi, director. Sábado 7 septiembre, horario por confirmar. Cine Pavilion.
Concepción: Hans Mülchi, director. Martes 10 septiembre, 19 hrs. Sala Balmaceda Arte Joven.
La Serena: Hans Mülchi, director, y Margarita Ortega, productora. Sábado 14 septiembre, 20 hrs. Teatro Centenario.
Valdivia: Hans Mülchi, director. Miércoles 25 septiembre, 19 hrs. Cine Club UACH.