Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 2 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Críticas a gestión de Chadwick y Hinzpeter en ministerio del Interior

Distintas observaciones responden a la rendición del ministro del Interior Andrés Chadwick, luego de realizar la cuenta pública de la cartera que dirige. La evaluación apunta a la mala gestión de gigantescos recursos y ambiciosos planes de seguridad, además de recordar sus disputas con el Poder Judicial y la orientación de la agenda legislativa.

Cristián Pacheco

  Jueves 16 de enero 2014 9:25 hrs. 
Hinzpeter con Chadwick y Walker


En el salón Montt Varas de La Moneda, el ministro del Interior Andrés Chadwick realizó la cuenta pública de la cartera para el período 2010-2014, en la que se refirió a temas de importancia nacional vinculados al control territorial, como el Plan Frontera Norte, la modernización de la Oficina Nacional de Emergencias, Onemi, y la fracasada Ley de Fortalecimiento del Orden Público.

En este período, Interior recibió cuantiosos recursos para reforzar la seguridad nacional. Doce mil millones de dólares fueron invertidos en el Plan Frontera Norte, lo que permitió según Chadwick aumentar en un 67% los procedimientos policiales y en un 90% las incautaciones de droga.

Al respecto, el diputado Enrique Accorsi, integrante de la comisión que investigó las irregularidades de este plan fronterizo, señaló que estos recursos han sido mal utilizados.

“Fue lamentable el uso de estos recursos, puso en riesgo un plan importante para todos, que tiene que ver con el ingreso de droga. Sabemos que se pueden hacer las cosas de diferente manera, sin el trato para muchas de las adquisiciones de equipos que hasta el día de hoy, no están operativos”, declaró Accorsi.

En otra arista, el ministro Chadwick destacó la inversión de más de 4 mil 200 millones de recursos público en la Araucanía. “Nunca ha habido más trabajo que el día de hoy” puntualizó.

En los dos años de ejercicio en el cargo – luego que sucediera al ahora ministro de Defensa Rodrigo Hinzpeter – Andrés Chadwick tuvo complejas relaciones con el Poder Judicial y los movimientos sociales, principalmente respecto de sus esfuerzos por promulgar la Ley Antiencapuchados y las disputas judiciales contra comuneros mapuches.

Chadwick aseguró que este seguirá siendo un tema relevante en el futuro: “Siento que lo que se está viviendo en Araucanía de ya varios años, es uno de los problemas sociales, políticos y de seguridad más difícil, quizá el más importante que tenemos como tarea de Estado, cualquier gobierno que sea en el futuro”.

Para Karina Riquelme, abogada de derechos humanos del Centro de Investigación y Defensa Sur, CIDSUR, el Estado chileno no ha tenido el ánimo de solucionar el conflicto, conocer la historia y asesorarse de especialistas en la materia. Le parece nulo el avance y dice que no hubo acercamiento en este gobierno, espera si – que esta vez – Michelle Bachelet tenga una preocupación especial al respecto.

“Esperamos que el gobierno de Bachelet pueda asesorarse de buena manera para lograr un buen fin. Tuvo cuatro años con muchos errores, aplicó una ley especial, con juicios que comenzaron ahí y se extienden hasta hoy. En marzo tendremos juicios contra mapuches que empezaron en su gobierno”, dijo.

El ministro del Interior recalcó la ofuscación al no concretarse el proyecto por mayores facultades a la fuerza pública en protestas y movilizaciones, y además se desmarcó de la promesa del presidente Piñera de acabar con la puerta giratoria en materia de delincuencia y la catalogó como un error de campaña.