Diario y Radio U Chile

Año XIII, 13 de abril de 2021

Escritorio MENÚ

Damnificados de Iquique se manifiestan por lento plan de reconstrucción

Los damnificados del terremoto que afectó al norte del país marcharon en Iquique para exigir soluciones habitacionales. Desde el Parlamento acusan falta de empoderamiento por parte de las autoridades locales para avanzar en la reconstrucción, y critican demoras y falencias en los catastros. En tanto, el alcalde Jorge Soria apunta a la estructura centralista del país y responsabiliza a los pobladores que no quieren dejar sus hogares.

Camila Medina

  Viernes 2 de mayo 2014 9:23 hrs. 
iquique_125816-L0x0


A un mes del terremoto en la zona norte del país, vecinos de Alto Hospicio marcharon hasta la Intendencia de Tarapacá  junto a dirigentes de la CUT, del Colegio de Profesores y otros gremios, para manifestar su descontento con la lentitud del proceso de reconstrucción.

La movilización reunió a un centenar de ciudadanos, y se suma a otras que han tenido lugar en la zona, donde los pobladores exigen soluciones habitacionales dignas y mayor efectividad por parte de las autoridades.

El diputado por Iquique, Hugo Gutiérrez (PC), quien participó en la movilización, destacó que esta se llevó a cabo de manera pacífica, pese a las amenazas de autoridades provinciales. A su juicio, la preocupación del Gobierno central por resolver la primera etapa de la emergencia llevó a que las autoridades locales dejaran de lado su responsabilidad: “Eso ha llevado a que las autoridades locales no asuman con toda la fuerza que corresponde el deber que tienen ellos de hacer la reconstrucción, junto con la ciudadanía. Minimizan el rol de la ciudadanía, piensan que todas las soluciones vienen del cielo, en este caso de Santiago, y los ciudadanos tienen poco que aportar. Las personas quieren una dignificación mayor, entonces si no se escucha al poblador al vecino y al trabajador, malamente vamos a hacer lo correcto. Lo que le falta a la autoridad regional es un empoderamiento con los ciudadanos, para que esto sea una reconstrucción digna”, aseguró.

El diputado apuntó a que ahora la urgencia mayor es entregar una solución habitacional a los pobladores que continúan viviendo en campamentos. A esto se suma el desafío por reactivar la región en términos de infraestructura en el puerto, la zona franca y el hospital. Sin embargo, criticó que la demora en el proceso de catastro ha significado que las soluciones no lleguen de manera óptima a las zonas afectadas.

Por su parte, la ex candidata presidencial, Roxana Miranda, apuntó a que el Gobierno debe aplicar la ley tal como se hizo luego del terremoto de 2010, lo que permitiría realizar un registro regional, tanto en Arica como en Iquique, que incluya a quienes hasta ahora no han sido catastrados: “Hoy día las ayudas que está planteando el Gobierno implican entregar ayuda a los propietarios, entonces qué pasa con los arrendatarios y los allegados. Esa ley permitiría realizar una discriminación positiva, para que se haga un registro real, porque lo que yo vi hasta ahora es que la municipalidad, el mismo ministerio y el Serviu van solo a algunas casas, pero no se hace un catastro real, es decir casa por casa”, dijo.

El alcalde de Iquique, Jorge Soria, aseguró que la demora no pasa por un tema de recursos, sino que la responsabilidad es de la estructura centralista que impera en Chile. A su  juicio, esto conlleva a que, en contextos de catástrofes, las autoridades locales no cuenten con las facultades necesarias para tomar el control de la situación.

En ese sentido, explicó que para botar una casa la municipalidad debe recibir una autorización previa del ministerio de Vivienda. Lo mismo ocurre con el retiro de escombros,  para lo cual se necesita un decreto superior del ministerio que aún no les ha llegado. Además, se refirió a la urgencia que aqueja a los damnificados: “Ahí también tienen la culpa los pobladores que no quieren irse a un campamento, quieren quedarse justo donde están sus casas, que fundamentalmente son edificios, y que se van a desarmar. Tampoco le dejaron alguna libertad al Gobierno, porque empezaron a quemar neumáticos desde el primer día. Creo que aquí hay un tema importante en que el Gobierno central no le entrega a las regiones su poder”, señaló.

En este escenario, la ministra de Vivienda, Paulina Saball, anunció la entrega de subsidios especiales para el plan de reconstrucción en Tarapacá, lo que incluye aportes adicionales para construir viviendas sobre suelo salino. Según los catastros, solo en esta región se deben levantar 752 viviendas y esta semana recién se habría construido la primera.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.