Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 4 de febrero de 2023

Escritorio

Andina 244

Alcalde Felipe Guevara: “Podemos vivir sin esta gran minería, pero no sin agua”

A finales de julio se cumple el plazo para que Codelco responda al Informe Consolidado de Solicitud de Aclaraciones, Rectificaciones y/o Ampliaciones de Expansión Andina 244. Un intenso diálogo ha reunido en una mesa de trabajo al municipio de Lo Barnechea, expertos, vecinos y los máximos representantes de la empresa. “Este es el proyecto con impacto ambiental que más dudas le ha merecido a la población en la historia del país”, aseguró el alcalde en conversación con Radio Universidad de Chile.

Diana Porras

  Domingo 18 de mayo 2014 21:07 hrs. 
Andina 244

Compartir en

El viernes 23 de septiembre de 2011, Codelco informó las principales características de su proyecto más desafiante, Expansión Andina 244, el que ampliaría la producción y la vida útil de la División Andina hasta el año 2060. En la ocasión, confirmaban que durante los siguientes días el proyecto ingresaba al Sistema de Impacto Ambiental, fase clave para poder continuar con su desarrollo.

La División Andina de Codelco está ubicada en la Cordillera de Los Andes, entre las regiones Metropolitana y de Valparaíso. Codelco reactivó el 4 de enero de 2013 el proceso de evaluación ambiental de Andina, luego de un año fuera del sistema. La consulta ciudadana finalizó el 15 de abril de 2013.

El Informe Consolidado de Solicitud de Aclaraciones, Rectificaciones y/o Ampliaciones (ICSARA) de Andina 244, integra 315 páginas con más de dos mil observaciones y consultas que realizaron los servicios públicos y las comunidades, luego de la etapa de participación ciudadana.

En junio de 2013, el peñi Juan Maqui, en la comisión del Medio Ambiente del Senado, pidió que se respete el convenio 169 de la OIT. Un mes después, el sábado 27 de julio, se convocó a una manifestación ciudadana que rechazó el proyecto entre las ciudades de San Esteban y Los Andes.

En agosto de ese año, Greenpeace presentó ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) una acción legal para exigir que se detenga la tramitación del proyecto de ampliación, y que se presente un nuevo estudio de evaluación ambiental.

El primer plazo para la entrega de la adenda o documento que da respuesta al ICSARA vencía el 11 de septiembre de ese año. Sin embargo, en agosto la minera estatal solicitó una prórroga que fue concedida hasta el 27 de diciembre, mes en que Codelco obtuvo una nueva prórroga para responder consultas. El SEA extendió el plazo hasta el 31 de julio de 2014.

Preocupación de autoridades y organizaciones locales

En las dos últimas semanas se han desarrollado reuniones entre el alcalde de Lo Barnechea, Felipe Guevara, los máximos representantes de Codelco, expertos y vecinos para analizar los alcances que tendrá el proyecto Andina 244.

Guevara, militante de Renovación Nacional, aseguró a Radio Universidad de Chile que “hay que reconocer que cuando hay dos posiciones muy extremas, la voluntad de sentarse a conversar es ya un hecho relevante. No suele ocurrir en nuestro país, lamentablemente, que dos visiones tan contrapuestas, como la que tiene Codelco y la que ha tenido la Municipalidad de Lo Barnechea, se sienten a conversar. Reconozco que hay un esfuerzo de las partes de poder sentarse y tratar de concordar algo”.

Respecto de los glaciares, la autoridad confiesa que “es uno de los tres temas que me convoca en esto, que junto con el agua y el aire son temas que me parecen que no están bien resueltos en el Estudio de Impacto Ambiental, ellos han dicho que destruirán directamente seis glaciares. Nosotros hemos señalado que entre esos y los que destruyen indirectamente son 26 glaciares. En la mesa que tuvimos reconocen que efectivamente se perjudican otros glaciares, además de los seis, pero no está determinado de qué modo y con qué intensidad se afectan esos otros glaciares. Ahí hay un punto a trabajar con ellos”.

Efectivamente, la preocupación en el municipio se centra en tres puntos: glaciares, agua y el polvo en suspensión, en una zona que está saturada por la contaminación.

En cuanto al agua, explica que “el tema es la cantidad, pero también su contaminación y, por último, las reservas. Los glaciares son, entre otras cosas, una estupenda reserva de agua. Cuando se generan años, décadas, siglos húmedos, con lluvia, capturan agua y crecen de tamaño, para que cuando se produzcan años, décadas y siglos secos, la liberen. Todos sabemos que llevamos tres o cuatro años de sequía en la región Metropolitana y en la zona central de Chile. Y uno mira los ríos Maipo, Aconcagua y Mapocho y tienen agua. ¿De dónde viene? De los glaciares”.

En ese contexto, agrega que “no ha llovido, no ha nevado y sin embargo los ríos tienen agua. Porque son los glaciares los que generosamente están entregando agua a la agricultura, para el consumo, para que vivamos. Podemos vivir sin esta gran minería, pero sin agua no podemos. Entonces el agua es, desde el punto de vista de quién la usa, cómo se contamina y cómo se reserva para el futuro, un tema muy importante”.

Mitos y realidades de Andina 244

El proyecto de ampliación influye en trece comunas, por efectos del crecimiento del rajo y el transporte de material. La obra considera una inversión de seis mil 800 millones de dólares, lo que permitirá a la planta Andina elevar su producción anual a 600 mil toneladas de cobre fino a partir de 2021.

La etapa de construcción del proyecto demoraría seis años. En abril de 2013, Codelco publicó un texto titulado 7 Mitos sobre el Proyecto Expansión Andina 244. En ese documento advierte, por ejemplo, que las obras mineras del proyecto –en la alta cordillera– se encuentran distantes a siete kilómetros del Santuario de la Naturaleza Yerba Loca, y separadas por cumbres que superan los cinco mil metros sobre el nivel del mar.

También plantea que el proyecto declara transparentemente en su Estudio de Impacto Ambiental la intervención de seis glaciares de roca. Uno que será cubierto por un botadero y cinco que serán parcialmente afectados por la ampliación del rajo actual.

A finales de 2013, el propio presidente ejecutivo de la estatal, Thomas Keller, sostuvo que Andina 244 “no es un proyecto fácil”.

Académicos como Francisco Ferrando, geógrafo y especialista en glaciares de la Universidad de Chile, indica que la extensión del área de influencia reconocida por la empresa es imprecisa y que el daño es mucho mayor, con lo que se atenta directamente la reserva de agua, además de poner en riesgo el manejo hídrico del valle central.

Frente a ese escenario, el alcalde Felipe Guevara analiza que “este es el proyecto con impacto ambiental que más dudas le ha merecido a la población en la historia de Chile. Hidroaysén, que es un proyecto que todavía se discute, que movilizó 80 mil personas en la Alameda protestando, tuvo mil 800 consultas en el Sistema de Evaluación Ambiental. Este proyecto de Codelco, que quiere construir la mina a rajo abierto más grande del mundo, en la región Metropolitana, recibió dos mil 206 consultas. Es decir, mucho más que Hidroaysén”

Apuntando a los plazos y el futuro del proyecto, manifiesta que “lo que ha hecho la municipalidad es interpretar a toda esa gente. Instituciones públicas, privadas, vecinos, particulares que hicieron consultas, porque tenemos dudas sobre este proyecto. Y por eso Codelco ha ido postergando la entrega de respuestas. Finalmente, la última fecha, porque no hay más prórrogas, es el 31 de julio de este año. Si las entrega, el SEA podrá seguir adelante estudiando esas respuestas”.

Y añade esperanzado que “me imagino que estudiar dos mil 206 respuestas, sobre temas complejos relacionados con capacidades hídricas, modelos climáticos, simulaciones de viento, no demorará menos de un año en poder conformarse una idea de si las respuestas son o no satisfactorias. Así es que no creo que esto sea inminente ni un peligro que esté a la vuelta de la esquina”.

Nuevo directorio para Codelco

Hace algunos días, Michelle Bachelet designó como nuevo presidente del directorio de Codelco al economista Óscar Landerretche. Además, nombró a otros dos directores, que según las normas de Gobierno Corporativo, contenidas en la ley 20.392, le corresponde asignar. Dichos cargos recayeron en el economista Dante Contreras y la abogada Laura Albornoz.

Guevara también se refirió a estas designaciones, asegurando que “hay un saber acumulado y una capacidad técnica instalada, que van más allá de los cambios eventuales de directores. Estas compañías son un transatlántico. Es la compañía más grande de Chile y del mundo, en el ámbito de la minería. Por lo tanto, cuando uno cambio el copiloto del transatlántico la verdad es que las posibilidades que se mueva de rumbo son muy mínimas. No creo que haya cambios relevantes por el ingreso de un nuevo presidente. Además, el presidente saliente, Gerardo Jofré, se queda en el directorio, por lo que no hay un cambio absoluto en ese sentido”.

En cuanto a la participación de otras organizaciones, la autoridad comunal destacó que “en la última reunión participó también la ex candidata presidencial Sara Larraín, presidenta de Chile Sustentable, que también hizo un aporte muy importante. Y vamos a ir incorporando personas de ese ámbito, de manera de poder formarme y formarnos una convicción respecto de este proyecto, para ver si efectivamente hay que seguir en un grado de oposición o más bien de colaboración. En ese proceso estamos”.

Respecto de la posibilidad de que el proyecto sea subterráneo, recordó que “la propia Sara Larraín señaló el ejemplo de Barrick Gold, en Pascua Lama, donde el Sistema de Evaluación Ambiental, al ver que se iba a destruir una masa de glaciares muy significativa, los obligó a hacer una mina subterránea, protegiendo los glaciares. Y esa alternativa desde luego que también está sobre la mesa en este caso de Andina 244”.

El pasado 26 de abril se realizó en Santiago la segunda movilización nacional por el agua, la que contó con la participación de diversas comunidades, organizaciones civiles y estudiantiles. Entre los convocantes, también se sumó Alerta Andina 244. La premisa: “Solo la movilización ciudadana nos dará la fuerza para recuperar el agua”.

Síguenos en