Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 1 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Creando herramientas para mejorar la formación de los futuros profesores

En el marco de la Reforma Educacional que en 2041 vive un año clave con la discusión de proyectos para poner fin al copago, el lucro y la selección de alumnos es que también desde el mundo académico, un grupo de investigadores del Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile, se encuentran desarrollando herramientas destinadas a mejorar la formación de los futuros profesores a través de la sistematización de lo que llamaron “buenas prácticas” de enseñanza.

Cristián Zúñiga P.

  Lunes 6 de octubre 2014 17:51 hrs. 
educación


Con el propósito de aportar con insumos para enseñar mejor a los futuros profesores de matemáticas de Educación Básica, un grupo de investigadores del Centro de Modelamiento Matemático (CMM) de la Casa de Bello, liderados por la ingeniera Civil Matemática de la Universidad de Chile, Salomé Martínez, se encuentran desarrollando nuevas herramientas de formación docente.

Se trata del proyecto llamado “Herramientas para fortalecer la formación de profesores de educación básica basadas en experiencias de enseñanza de la matemática en aula” financiado con dineros del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef).

La también Doctora en Matemática de la Universidad de Minnesota en Estados Unidos dijo que en esencia la iniciativa hace una valoración de lo que saben los profesores, una valoración de lo que ellos han aprendido en su práctica profesional, para relevar esos conocimientos que emanan del aula de clases.

“A partir de la experiencia real de profesores exitosos de colegios muy diversos, trabajamos con colegios municipales, colegios particulares subvencionados y particulares. La característica es que son profesores exitosos, que hacen clases interactivas, que motivan la participación de los niños, que hacen que se motiven con la matemática. A partir de esas experiencias queremos hacer un material que contenga ese conocimiento práctico que tienen los profesores y que facilite su transferencia a la formación universitaria”, explicó Salomé Martínez.

En el equipo de trabajo del proyecto educativo participan 25 personas entre investigadores y profesores de Educación Básica. La iniciativa se inició en enero del 2014 y finaliza en enero del 2015.

La ingeniera señaló que uno de los problemas que se ha hecho evidente en el curso de la investigación es la falta de conexión que existe entre el aula escolar y la formación universitaria de los docentes y añadió que muchas veces no existen las instancias para poder reflexionar y aprender a partir de la práctica que se realiza en el aula.

La investigadora destacó que la formación de profesores en países como Finlandia, que tienen altos estándares de calidad de la educación, se incorpora un gran número de elementos prácticos, y cuya característica también está contemplada en este proyecto del Laboratorio de Educación del Centro de Modelamiento Matemático.

Por su lado, el profesor de matemáticas Juan Fernández Díaz, de la Escuela Básica Grenoble, quien participó en los talleres de este proyecto se refirió a las prácticas y estrategias de gestión de la iniciativa del CMM.

“Lo importante es lo que se le va a entregar a los futuros profesores. Una herramienta muy necesaria para que ellos puedan entregar de mejor manera lo que sus alumnos necesitan. Para mí ha sido novedoso, aunque llevo bastantes años encontrarme que yo me tengo que observar como estoy entregando y me doy cuenta que estoy haciendo prácticas que en alguna medida son bastante novedosas, y que le pueden servir a los futuros profesores. La idea es que el profesor se encuentre con una gama de herramientas”.

Según el profesor Fernández el actor ganador en este caso es el alumno porque le permite a los maestros cometer menos errores a través de la utilización de estrategias, las cuales apuntan a que los alumnos reciban mejor los contenidos y agregó que gracias a esta gestión de aula, los profesores caen menos en las interpretaciones para hacer sus clases y más bien van manejando un repertorio amplio de recursos.

Salomé Martínez explicó que la enseñanza de la matemática es muy importante porque ayuda a desarrollar el pensamiento, a ser capaz de abstraer distinto tipo de problemas, de enfrentar situaciones nuevas, de pensar de manera lógica y permite entender problemas de la realidad a través de las matemáticas.