Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 22 de mayo de 2022

Escritorio

Trabajadores firman acuerdo con GAM: “Era un deber de la directiva”

El pasado ocho de enero el sindicato de trabajadores firmó el primer convenio colectivo con la directiva del Centro Cultural Gabriela Mistral. La firma se llevó a cabo gracias a la mediación de la Dirección del Trabajo y con esto, los trabajadores lograron resolver los problemas de brecha salaria, despidos, entre otros puntos.

Diana Torres

  Viernes 9 de enero 2015 18:35 hrs. 
Centro GAM002.JPG

Luego de algunos meses en que el sindicato de trabajadores del Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM) denunciara problemas en las condiciones laborales, salariales, despidos injustificados y una amplia brecha en las remuneraciones, el pasado ocho de enero lograron la firma de un acuerdo con la directiva de la corporación.

Esto, gracias a la mediación de la Dirección del Trabajo, quienes indicaron “problemas de clima laboral”, después del período de  investigación. Recordar que los trabajadores no podían llegar a un convenio colectivo con la directiva, debido a que la institución recibe un aporte mayor al 50% del Estado.

Para los trabajadores es una situación histórica, ya que es el primer convenio que se firma al interior del centro cultural, el cual tendrá una duración de dos años.  Los ajustes establecen que se reducirá la brecha salarial entre los trabajadores y se presentará un mejor sistema de evaluación de desempeño.

Además, el sindicato avanzó en materias como regularización de turnos de trabajo, aguinaldos, horas extraordinarias, y convenios con salas cuna.

Para la presidenta del SindiGAM, Francisca Peró, el resultado de esta firma se produce gracias a la labor que impulsaron. “Se establece un precedente que fuimos escuchados, que la voz de los trabajadores es importante para el desarrollo del centro. Unidos podemos generar cambios a través de la defensa de los trabajadores colectivos. Acá demostramos que cuando hay un sindicato cohesionado, se logran las cosas”, señaló.

La corporación no estaba obligada a firmar un convenio, en ese sentido la dirigenta señaló que “nos parece que era un deber que la directiva firmara el acuerdo, pero sobre todo lo importante era llegar a estos consensos y ponerlos en práctica”, enfatizó.

En esa línea  sostiene que “no hubo ningún punto que no haya sido abarcado en este convenio, tenemos otros temas pendientes, pero la mediación nos permitió establecer una mesa de trabajo que nos permita dar soluciones”, concluye.

Dentro de las medidas que se menciona, está el desarrollo de un protocolo de recursos humanos que tiene que ver con el quehacer de los trabajadores, y que aborda el análisis que entregó el estudio del Proyecto Trama, el cual analiza las condiciones laborales de los trabajadores de cultura.