Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 17 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Copiapó: Pobladores y estudiantes relatan el proceso de reconstrucción

La gente en Copiapó, ciudad que fue duramente golpeada por el temporal y aluviones de la semana pasada, intenta recuperarse con dificultad de la catástrofe. Estudiantes que participan de las labores de entrega de víveres a la población, pobladores de las zonas rurales que esperan recibir el agua y la mercadería necesarias para subsistir, además del forraje para los animales, entregan sus puntos de vista sobre el proceso de reconstrucción.

Raúl Martínez

  Jueves 2 de abril 2015 20:39 hrs. 
WP_20150402_034


Un ambiente terroso envuelve a la ciudad de Copiapó a una semana de las lluvias que provocaron desbordes de ríos y aluviones en varias ciudades de la Región de Atacama.

Las historias de la catástrofe se conjugan con las tareas para distribuir la ayuda que llega en camiones desde distintos puntos del país.

Rafael Díaz, presidente de la comunidad coya Yanyir, espera recibir mercadería y agua para las familias que componen el grupo. Al mismo tiempo cuenta que el día de los aludes el barro le llegaba a la cintura.

“Nosotros vivimos cerca del río y el barro era tremendo, no había dónde arrancar. Había un bus que estaba sin uso y logramos resguardarnos ahí. Pero los callejones, aunque tuviera vehículo, no se podía salir de ahí”, recuerda.

Sobre la ayuda, el representante coya sostiene que requieren forraje para los animales y también agua.

Los voluntarios en el liceo El Palomar se diluyen entre la gran cantidad de tareas. Ordenan alimentos que llegan en camiones y luego los embolsan para luego distribuirlos entre los damnificados.

Sin embargo, algunos pobladores reclaman por la falta de organización y la ausencia de las autoridades locales, especialmente del municipio, para entregar ayuda e informar las medidas que se están adoptando.

De todas formas, la más reciente es la aplicación de una restricción vehicular desde este viernes 3 de abril para evitar que siga aumentando la polución en la capital regional.

A un costado del liceo El Palomar, un grupo de estudiantes de la Universidad de La Serena esperan sumarse a las tareas del voluntariado. Un joven de la Universidad de Atacama se les acerca y los pone en contacto para que comiencen a trabajar.

Luciano Castillo, estudiante de Construcción Civil de la UdA, comenta que la federación de estudiantes ha organizado desde el primer día trabajos de ayuda a los afectados: “Está habilitado el Campus Cordillera de la universidad que es la sede de salud. Por lo tanto, se están realizando atenciones primarias de salud a la gente más necesitada y también ahí se coordina la distribución de la ayuda, mercadería y agua”.

Ese campus también funciona como punto de encuentro para ir en ayuda directa de los damnificados para sacar el barro que aún queda dentro de las casas.

“Hemos visto mucha gente anegada que necesita mucha ayuda. Porque las autoridades no se aparecen en las zonas más afectada”, afirma el estudiante.

Copiapó y su gente esperan recuperar su ritmo que fue alterado con la lluvia y los desbordes de la semana pasada. Pero por ahora ese deseo parece todavía lejano.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.