Diario y Radio U Chile

Año XI, 19 de octubre de 2019

Escritorio

Sabas Chahuán nombra a Manuel Guerra, su cercano colaborador, en la Fiscalía Oriente

El actual fiscal regional de Tarapacá iniciará su cargo el 27 de diciembre. Posiblemente, uno de los principales desafíos será tomar los casos Penta y SQM, puesto que Jorge Abbott ya se inhabilitó para seguirlo.

Paula Campos

  Viernes 13 de noviembre 2015 15:29 hrs. 
Guerra

En diciembre, Sabas Chahuan deja la Fiscalía Nacional. Una de las últimas actividades del jefe del Ministerio Público era el nombramiento del Fiscal Metropolitano Oriente, cargo que esta tarde se confirmó.

Manuel Antonio Guerra Fuenzalida, conocido como un “delfín” de Chahuan, ocupará el cargo por ocho años. Hasta ahora, el abogado se desempeñaba en igual función en la Fiscalía Regional de Tarapacá.

Manuel Antonio Guerra Fuenzalida ingresó al Ministerio Público el 1 de junio de 2002 y es el actual Fiscal Regional de Tarapacá desde diciembre de 2010. Anteriormente se desempeñó como Fiscal de la Fiscalía Local de Iquique y de San Antonio en la Región de Valparaíso, donde también fue fiscal jefe. Asimismo fue fiscal jefe de Maipú, dependiente de la Fiscalía Regional Metropolitana Occidente. Durante casi un año fue director de la Unidad Especializada en Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas de la Fiscalía Nacional.

El nuevo Fiscal Regional Metropolitano Oriente fue escogido por el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, de una terna elaborada por las Cortes de Apelaciones de Santiago y San Miguel el pasado 6 de noviembre, compuesta además por el Fiscal Tufit Bufadel y la abogada Paula Falcón. Nombramiento que no causó sorpresa por la cercanía de Guerra con Sabas Chahuán.

En lo político, fue militante del Partido Radical y se lo sindica como cercano al ex ministro de Justicia Isidro Solís. En su nuevo trabajo, que iniciará el 27 de diciembre, uno de los máximos desafíos será llevar las causas de SQM y Penta, que hasta ahora tiene Chahuán, pero que el nuevo Fiscal Nacional, Jorge Abbott, no seguiría porque ya anunció su inhabilidad, argumentando su lazo sanguíneo con el ex canciller Alfredo Moreno, actual mandamás del grupo Penta.

Hace algunas semanas, The Clinic publicó que Guerra tendría cercanías con SQM, específicamente porque su esposa tiene una sociedad inmobiliaria llamada “Alcyon”, en la que también participan dos abogados que han litigado a favor de la minera no metálica en el norte: Gonzalo Ramírez y Gonzalo Ruíz Requena.

Sobre este asunto, Guerra declaro que sentía no estar  en ninguna de la situaciones del artículo 55: “Creo que no se configura ninguna respecto de mi. Si uno llega a ser electo, uno le puede plantear este tema al Fiscal Nacional y él verá en su momento las decisiones que toma. No me siento inhabilitado, creo que las inhabilidades tienen que analizarse estrictamente, pero entiendo que han habido situaciones donde otras personas, sin que se concrete una causal legal específica, han preferido inhabilitarse por otro tipo de razones. Yo no siento que me afecte ninguna, pero eso obviamente es resorte en su momento de decisiones que tiene que tomar el Fiscal Nacional, que es quien conoce las inhabilidades que afectan a los fiscales regionales”.

De este modo, Sabas Chahuán nombra instalar a dos de sus más cercanos colaboradores en la Fiscalía Nacional. Al mando, Jorge Abbott, quien fuera su brazo derecho en la institución, y en la Fiscalía Metropolitana Oriente a Manuel Guerra.