Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Autoridades confirman que barreras naturales impiden ingreso de virus Zika al país

Hasta ahora no se han descrito cuadros graves por la epidemia, no obstante, la infección en embarazadas está relacionada a malformaciones en el recién nacido, y la pérdida de la fuerza en las extremidades en enfermos. No obstante, Chile y Canadá estarían protegidos de la proliferación de dicho insecto.

Gabriela Pérez

  Martes 26 de enero 2016 17:00 hrs. 
virus-zika

La explosión del número de contagiados por el virus Zika ha generado alarma sanitaria en todos los países de la región. Incluso, se prevé que en 2016 la infección producida por la picadura de un mosquito se propagará a todo el continente, con excepción de Chile y Canadá.

Así lo han confirmado diferentes autoridades, quienes ven en los países libres del agente contaminante, al clima templado como una barrera de protección natural. En el caso de nuestro país, esto sólo sería válido para el continente, puesto que en Isla de Pascua ya se habría reportado el primer contagio en 2014.

El país más afectado por el virus es Brasil, que ha identificado unos 3 mil 900 casos de microcefalia y 49 muertes de bebés con malformaciones congénitas, de las cuales en 5 casos se ha podido comprobar la relación directa con la picadura del mosquito y el desarrollo de la enfermedad, siendo los neonatos la población más vulnerable al ataque.

Por lo general, el hábitat del insecto es en recipientes con pequeñas cantidades de agua tibia como baldes, macetas o neumáticos, por lo cual la Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó a eliminar posibles espacios de albergue para controlar su propagación.

En esa misma línea, Jeanette Dabanch, presidenta de la Sociedad Chilena de Infectología, señaló que inicialmente el virus estaba catalogado como emergente, pero durante este año ha tenido la capacidad de adaptarse al ser humano y sus condiciones para luego expandirse: “Previamente hubo brotes en Asia y África, pero en 2013 afectó a la Polinesia Francesa y comienza una ruta a través del Pacífico llegando finalmente a América”, explicó la infectóloga.

El mecanismo para evitar las picaduras es mediante el uso de repelente y la utilización de ropa de color claro que cubra, en lo posible todo el cuerpo. Asimismo, se recomienda mantener puertas y ventadas cerradas sobre todo durante el día, hora cuando los mosquitos están más activos.

Los síntomas de la enfermedad consisten en cuadros de fiebre baja, dolor en las articulaciones, ojos rojos, dolor muscular, debilidad física y dolores de cabeza. El período de incubación es de tres a doce días, y durante los primeros siete deberían durar los síntomas, que a menudo pueden pasar desapercibidos o ser mal diagnosticados.

El virus se transmite a través de la sangre, cuando el mosquito portador pica a una persona, en primer lugar infecta células y luego se extiende a los ganglios linfáticos y la sangre. Sin embargo, en 2011 se describió un posible caso de contagio vía trasmisión sexual, situación que se encuentra en estudio.

Asimismo, Jeanette Dabanach aclaró que no sea han descrito cuadros graves de Zika ya que son auto limitados, es decir, la persona enferma va a mejorar espontáneamente. Sin embargo, agregó que “el peligro está relacionado con infecciones en embarazadas, debido a que la epidemia se asocia con la aparición de una malformación microcefalia en el recién nacido, y el otro cuadro que ha sido asociado al virus es la pérdida de la fuerza en las extremidades de los enfermos de cualquier edad”.