Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de junio de 2019

Escritorio

MEO reconoce “desprolijidades” en su declaración ante el Servel

Este jueves, y después de un largo periodo sin dar declaraciones, Marco Enríquez-Ominami respondió a los cuestionamientos por el uso del avión de la empresa OAS, investigada en Brasil por corrupción. Además, reconoció que hubo una desprolijidad en la declaración que realizó el Partido Progresista ante el Servicio Electoral (Servel).

Paula Correa

  Jueves 17 de marzo 2016 16:45 hrs. 
Meo3

Después de varios meses en silencio y de ser interpelado desde todos los sectores políticos a dar explicaciones, la mañana del jueves el ex candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami afirmó que el avión brasileño en el que recorrió el país en las presidenciales fue parte de una estrategia publicitaria y que “lo pagaron ellos”, en una “campaña franciscana” que, dijo, gastó diez veces menos que la de Michelle Bachelet o Evelyn Matthei.

Sin embargo, afirmó que no tuvo conciencia del costo del avión, porque no estuvo directamente involucrado en la contratación. En respuesta al presidente del Servel, Patricio Santamaría, quien afirmó que “mal podrían haber aprobado algo que no se declaró”. Reconoció que hubo errores, al sostener que “corregirán lo que evidentemente es una desprolijidad y seremos más precisos el 2017”, dijo siempre manteniendo su aspiración presidencial.

También criticó lo que llamó como “una orgía de agresiones” cuando, dijo, este es el ataque número 19 en cuatro meses : “No hubo alerta PDI Internacional, no hay contratos con el Estado, Chile 21 no me financia, no existen las firmas falsas, son tantas cosas”, aseguró MEO

Las reacciones no se hicieron esperar, desde el PPD el diputado Jorge Tarud sostuvo que MEO le sigue mintiendo al país y que “abusa de la inteligencia de los chilenos”.

En tanto, la nueva mesa directiva del Senado se reunió con la Presidenta y al finalizar el encuentro el nuevo vicepresidente de la Cámara, Jaime Quintana, se refirió a este tema: “Como partido hemos sido muy cuidadosos y no hemos estado por ningún linchamiento a Marco Enríquez Ominami”.

En ese sentido, insistió en que cuando alguien es requerido en el marco de una investigación, ya sea periodística o a través de la Justicia, con mayor razón, todos deben colaborar, y advirtió: “Lo que es válido para unos es válido para otros”

Por su parte, el vicepresidente del Senado, Ricardo Lagos Weber, afirmó que hay que dejar que las instituciones funcionen, pero advirtió que, dado el contexto de desconfianza y cuestionamiento a la política, lo mejor es “salir adelante, explicar las cosas y colaborar”.

Desde la oposición fueron críticos con el líder del PRO. Así lo indicó el diputado de Renovación Nacional, José Manuel Edwards: “Con esto está perdiendo toda credibilidad, porque hemos descubierto que en la mañana criticaba a Pinochet para en las tardes pedirle plata a la empresa de su yerno, SQM; después criticaba a las multinacionales, para luego utilizar un jet proporcionado por una multinacional, en este caso, una empresa brasilera. En la mañana hablaba del cambio y la probidad y luego resulta que sus declaraciones al Servel no son lo más transparentes o prolijas que podríamos querer. Simplemente no vive lo que dice y, por lo tanto, su credibilidad a mi juicio se derrumba”.

Vale señalar que MEO recordó que Evelyn Matthei viajó también en un avión no declarado, aunque la prensa no le dio la misma cobertura y remató: “No me conviertan en el niño símbolo del problema”, mientas apuntaba a reponer su agenda del 2009 en probidad. A esto respondió la propia ex candidata quien indicó que “la Fiscalía no se hubiera ido en su contra si estuviera dentro de la Nueva Mayoría”.

En ese sentido afirmó que el Ministerio Público primero se fue contra Andrés Velasco, en una persecución política: “Hoy Andrés Velasco no está acusado de nada, pero el daño que le hicieron políticamente fue feroz durante mucho tiempo, ahora es MEO”, dijo y se preguntó ¿qué pasa con (Rodrigo) Peñailillo?, ¿qué pasa con (Fulvio) Rossi?, todas las grandes figuras de la Nueva Mayoría que, aseguró, no son tocadas.

En ese sentido, sigue presente la duda sobre el futuro político de Marco Enríquez Ominami como presidenciable, mientras aumenta la desconfianza a las distintas figuras en el Congreso, cargos públicos, y partidos políticos de forma transversal.

En esa línea desde los movimientos de izquierda también fueron críticos, no sólo de MEO, sino de la clase política en general. Así lo indicó el vicepresidente de Izquierda Ciudadana, Diego Ancalao para quien “todos los que están criticando hoy día los actos de corrupción en política están involucrados. Eso es totalmente transversal, desde la UDI al extremo del concierto político nacional y eso es lo que tiene a la ciudadanía descontenta”, afirmó.

“Eso va más allá de Marco Enríquez-Ominami. Tenemos a Pablo Longueira, Jaime Orpis, Marta Isasi y una serie de personeros que aún desfilan en el Parlamento. Parece que el Congreso va a tener que cambiarse a la Fiscalía”, sostuvo.

Recordemos que la IC afirmó que no competirá junto con el PRO en las elecciones municipales, por ahora buscando alianza con el Movimiento Amplio Social (MAS). En esa línea cabe señalar que estos partidos y otros sectores de la izquierda han denunciado colusión de los grandes conglomerados para los próximos comicios.

“Chile tiene una partidocracia, un sistema político que se ha ido agotando con los actuales partidos”. En ese sentido, criticó lo “tranquila y conforme” que ha estado la izquierda nacional, por un lado, pero también a las organizaciones de la sociedad civil, a quienes, aseguró, corresponde impulsar los cambios.