Diario y Radio U Chile

Año XIII, 22 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Candidatos objetan proceso de elección de consejeros de Conadi

Un grupo de candidatos objetará el proceso de elecciones que se realizó el domingo la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) para definir la propuesta de consejeros para el periodo 2016-2020. Esto por la forma en la que se realizó el proceso, marcado por la poca claridad, falta de información, deficiencias en los estándares internacionales e incluso acusaciones de fraude electoral.

Paula Correa

  Miércoles 23 de marzo 2016 18:00 hrs. 
Elecciones Conadi



El Director Nacional de Conadi, Alberto Pizarro Chanilao, entregó los resultados oficiales de las elecciones que se realizaron a lo largo de todo el país para conformar la propuesta que el organismo hará a la Presidenta de la República.

Como consejeros mapuche se quedaron con el triunfo Iván Carilao, José Millalén, Ana Llao y Emiliana Nuyado; como consejeros siguen el aymara Zenón Alarcón; el Licanantay, Wilson Reyes; el Rapa Nui, Rafael Tuki y finalmente el Consejero Urbano: Marcial Colín.

Este listado ha sido fuertemente cuestionado por quienes acusaron falta de información e irregularidades en el proceso. Sobre esto se refirió el director del organismo, quien permanente destacó el nivel de participación que se registró en los comicios en los que se verificaron más de 27 mil 700 votos en todo el país.

“Esto fue un proceso que se desarrolló con total normalidad, a pesar de que algunas personas nos manifestaron su preocupación por la seguridad, pero no tuvimos ningún problema con eso. Se desarrolló de Arica a Magallanes sin ningún problema, lo que nos tiene muy contentos”, afirmó.

Entre los resultados destacó la candidatura de José Millalén, ya que es la primera vez que un mapuche autonomista llega a la Conadi, pese a las críticas que ha sostenido contra la corporación, la que considera “lejos de responder a las demandas colectivas de los pueblos” ante la falta de facultades y recursos por parte del nivel central.

Aun así, dijo, hicieron la apuesta por disputar el puesto, viéndolo como un espacio de representación política. Sin embargo, Millalén confirmó las críticas que se hicieron desde diversas comunidades sobre la falta de difusión, acusando incumplimiento de las obligaciones que tiene el Servicio, lo que aseguró “crea un clima de dudas”.

“Nosotros sabíamos en lo que nos metíamos. Fuimos críticos, no sólo de la falta de información, sino de todo el proceso. Hubo muy poco tiempo para todos, pero la principal crítica es que el Conadi y el Gobierno no cumplió con difundir e informar el proceso, al final quienes hicimos eso fuimos los propios candidatos”, dijo.

A eso se suman las denuncias por fraude electoral y falta de transparencia de parte de varios consejeros que quedaron fuera de las mayorías. El ahora ex consejero mapuche, Andrés Matta Cuminao dijo que esto se debe a la intervención de los partidos políticos de ambos sectores al intentar poner en los cargos a sus representantes.

Cuminao añadió que pese a que al proceso se le llama “elecciones” esto es realmente una consulta, porque quien zanja es la Presidenta. Como consulta, afirmó, esta se realizó fuera de todo estándar, por lo que anunció la presentación de objeciones ante las autoridades.

“Vemos un grupo de candidatos que vamos a mandar una carta al ministro de Desarrollo Social pidiéndole que objete este proceso, que se repita, que haga la difusión correspondiente en unos dos o tres meses, porque aquí hay estándares internacionales y no podemos estar bajo ellos. Menos al definir los liderazgos que representarán a los territorios en elaborar la política indígena”, indicó.

El ex consejero añadió que “el Director de la Conadi hoy comete un error, ya que como representante de la propia Presidenta, tiene que comprender que el Convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo hoy es ley en Chile y no prestare amparar procesos de consulta viciados como este”.

Además, recordó que aquí hay una deuda del Estado con los pueblos originarios e indicó que esto sólo genera más distanciamiento hacia la institucionalidad oficial en medio de una situación de alta conflictividad en el sur del país y una crisis generalizada de confianza.