Diario y Radio U Chile

Año XI, 5 de diciembre de 2019

Escritorio

Organizaciones esperan demostrar ilegalidad de proyecto Río Cuervo

Indignados están organizaciones ciudadanas y ambientalistas de la Región de Aysén ante la decisión del Comité de Ministros que resolvió este lunes mantener la aprobación del proyecto “Central Hidroeléctrica Cuervo”. Esto por cuanto el proyecto se ubicaría en una zona sísmica e impactaría fuertemente al medioambiente. Frente a esto, anunciaron que “demostrarán la ilegalidad del proyecto en los Tribunales Ambientales”.

Paula Correa

  Martes 19 de enero 2016 14:17 hrs. 
Río Cuervo

Una fuerte decepción tuvieron las distintas organizaciones sociales y ambientales que desde antes de las ocho de la mañana de este lunes se reunieron a las afueras, tanto del Ministerio del Medioambiente en Santiago, como del Servicio de Evaluación de Ambiental de Aysén.

Esto al saber que el Comité de Ministros encabezado por el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, e integrado por los titulares de Energía, Minería, Economía, Salud y Agricultura resolvió mantener la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) favorable para las dos represas que Energía Austral pretende construir en el Río Cuervo.

Se analizaron 11 recursos de reclamación que buscaban impugnar la RCA entregada por la Comisión de Evaluación Ambiental de Aysén, en septiembre de 2013.

El Comité de Ministros acogió parcialmente las observaciones relacionadas con fauna terrestre y riesgo geológico en caso de sismos, determinando que se deberá complementar el Plan de Monitoreo de Alerta Temprana con el desarrollo de un Protocolo de Acción, que deberá ser revisado y aprobado por Sernageomin.

A eso se suman precisiones sobre la fauna acuática y flora terrestre, con el fin de incrementar el monitoreo de algunas especies. El resto de los recursos de reclamación fueron rechazados, con lo que se determinó mantener la RCA favorable al proyecto.

Juan Pablo Orrego, presidente de la ONG Ecosistemas sostuvo que “esto no debiera estar sucediendo, no deberíamos estar aquí”, dijo a pocos segundos de recibir la noticia. Esto porque, según señaló, el proyecto debió haber sido retirado del sistema hace mucho tiempo, ya que levantar un embalse de 13 mil hectáreas sobre una de las fallas geológicas más feroces y activas de todo el país, “es una locura”.

Además, afirmó, Rio Cuervo es absolutamente innecesario para el país, tal como lo era HidroAysén. Para el especialista otra de las señales que se buscaría entregar es que los proyectos sí se pueden realizar en la Patagonia, intentando revertir la simpatía que generó en la población la campaña contra el polémico proyecto de Enel- Endesa, cuyo desenlace sigue pendiente.

En ese sentido Peter Hartmann, vocero de la Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida, afirmó que se están descuidando otros relevantes temas técnicos: “Es una zona prístina, hermosísima, de una belleza superlativa, de lo más lindo que hay en Chile, y de un altísimo valor ambiental. Eso quieren destruirlo, inundar zonas donde además hay especies únicas, como las ranitas de Darwin que están en extinción”.

El ambientalista recordó que hace poco tiempo se supo que el Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental de la región no pidió a la Conadi los informes técnicos correspondientes a la realización de la Consulta Indígena, exigida por el Convenio 169 de la OIT. “Se ha tramitado todo de una forma sumamente irregular”, afirmó.

Por todas estas razones el abogado de la ONG Fiscalía del Medioambiente (FIMA) Diego Lillo confirmó que van a demostrar la ilegalidad de este proyecto ante la Justicia: “Los ciudadanos que hicieron observaciones durante la evaluación ambiental y que hayan reclamado ante el Comité de Ministros, pueden ahora ir al Tribunal Ambiental. Esas acciones tienen un contenido más bien técnico y eso nos va a permitir discutir asuntos como, por ejemplo, la mala evaluación de riesgo sísmico”, afirmó.

Además, indicó que la Ley de Tribunales Ambientales, establece una acción de invalidación, con el fin de perseguir la ilegalidad de una resolución de carácter ambiental, que también será una de las líneas de la estrategia jurídica que adoptarán.

Las organizaciones afirmaron que llegarán hasta la última instancia y no descartan emprender acciones a nivel internacional. Por otro lado, una vez conocida la decisión, en Coyhaique los manifestantes cortaron el tránsito en el sector céntrico para dirigirse con lienzos y pancartas al frontis de la intendencia regional.  Además, para convocaron una serie de concentraciones en Coyhaique y Puerto Aysén para esta tarde.

A eso se suman diversos llamados a la ciudadanía, desde las propias organizaciones hasta partidos políticos como el Partido Ecologista Verde, a iniciar movilizaciones.

En este contexto, Flavia Liberona, Directora Ejecutiva de Fundación Terram, sostuvo que el gobierno está tomando una serie de medidas bajo una visión parcial que, a la larga, perjudica a las comunidades.

Por lo mismo indicó que, con esta decisión, así como la reciente aprobación de la Central Mediterráneo en la región de Los Lagos, “quedó demostrada la necesidad de organizarse y reflotar la campaña Patagonia sin Represas”.