Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Adriana Muñoz: “Debatimos la Reforma Laboral desde la más absoluta ingenuidad”

La senadora del PPD asumió que, dado el derrotero que ha seguido el proyecto desde que fuera despachado desde el Congreso, en el oficialismo no fueron capaces de prever las dificultades que podría enfrentar la iniciativa. “Es un traspié bastante grande”, señaló.

Gonzalo Castillo

  Sábado 7 de mayo 2016 16:41 hrs. 
Adriana Muñoz


La senadora del PPD, Adriana Muñoz se refirió a los avatares que ha sufrido la Reforma Laboral en su tramitación legislativa, y ahora con la decisión del Tribunal Constitucional de declarar algunos de sus artículos como la titularidad sindical y la extensión de beneficios por afiliación, como inconstitucionales.

En este sentido, la legisladora señaló que tal como quedó luego de la sentencia del TC, la Reforma es absolutamente pro empleador, por lo que urge realizarle los cambios necesarios para revertir esta situación, ya que en estas condiciones la iniciativa ni siquiera es posible calificarla como un primer paso en el proceso de restitución de derechos a los trabajadores.

La ex vicepresidenta del Senado, a la luz de los últimos acontecimientos, reconoció que legislaron esta reforma desde la “ingenuidad” , ya que se cedieron muchos puntos del proyecto como las adecuaciones necesarias, los pactos de adaptabilidad, entre otros, para que al final el TC igual determinara la eliminación de la titularidad sindical, considerada un pilar fundamental del proyecto.

“Es un traspié bastante grande, creo que, de alguna manera, estuvimos debatiendo un año y medio desde la ingenuidad más absoluta, entendiendo que siempre, o fue premeditado, entendiendo que desde siempre la derecha iba a ganar en el TC algunos de los elementos estructurales o de fondo de la ley. Era claro que o iba por la titularidad sindical, que es lo que más les molestaba, y que eso iba a tener votos en el TC donde hay un voto político esencialmente”.

Para la senadora, la labor del Ejecutivo durante la tramitación legislativa del proyecto fue muy activa, particularmente la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, no obstante reconoció que de haber gozado de mayor popularidad el Gobierno, probablemente sacar adelante la iniciativa hubiese sido más simple.

“Si hubiera mantenido el 62 por ciento de popularidad con el cual asumió el Gobierno, yo creo que muchas de estas posiciones que se alejan de los puntos centrales del proyecto, no habrían prosperado, pero hoy día yo creo que el Gobierno no ha tenido la fuerza para poder allanar posiciones al interior de la propia Nueva Mayoría”.

Adriana Muñoz valoró de todos modos este año y medio de debate, el cual si bien culminó con este revés en el TC, ha servido para sincerar posiciones y dejar en claro “cuáles han sido los obstáculos” que no le permitieron avanzar al oficialismo en esta reforma.

No obstante, realizó una autocrítica en el sentido de que se debió haber previsto que se estaba abriendo la puerta a que ingresaran disposiciones y normas abiertamente pro empleador en el proyecto, y que luego del fallo emitido por el TC, ahora han resaltado mucho más.

“En la medida en que se fueron abriendo posibilidades de incorporar formas, disposiciones que se plasmaron en normas que hoy día están en la ley y que son muy pro empleador, creo que ahí hubo una suerte de proceso que llevó a un resultado que debíamos haber previsto mucho antes, que dejó absolutamente sin instrumentos a los trabajadores para, por ejemplo llevar a cabo con fuerza el tema de los pactos de adaptabilidad, para llevar con fuerza el tema de los servicios mínimos en una huelga, en definitiva se perdió fuerza. Los trabajadores quedaron sin un instrumento que los represente como es el sindicato”

Sobre la posibilidad de que a través del veto presidencial se puedan modificar ciertos aspectos de la iniciativa, Adriana Muñoz se mostró pesimista de que esto pueda ser posible dada la composición del Senado, en donde a la oposición de Chile Vamos, se suman las visiones más conservadoras de los senadores de la DC y el PPD que conforman la llamada bancada pro pyme.

“Aquí hay un revés muy grande, y yo creo que va a ser muy difícil por la composición actual del Parlamento, particularmente del Senado, porque no solamente en la DC hay visiones más orientadas a dejar las cosas tal cual están, sino que también que en el PPD, entonces hay una situación que en esta composición va a ser muy difícil revertir”.

Ley Reservada del Cobre

La parlamentaria por Coquimbo recordó, en relación con el llamado “Milicogate”, que desde 1990 distintos congresistas han planteado la necesidad de derogar la Ley Reservada del Cobre “y acabar con este privilegio para las FFAA”, y que sea el Estado el que pueda disponer de estos fondos para acometer las diversas tareas propias de su quehacer.

“Por ejemplo, nosotros en la comisión de Pesca, hemos planteado que para hacer frente a la catastrófica situación en la zona sur por la marea roja, dícese la marea roja o el impacto de la mortandad de miles de toneladas de salmones, hoy día hay familias enteras que están sin su ingreso, porque no podemos en una ley corta, acceder a fondos de la Ley Reservada del Cobre, porque tenemos esta figura que todavía distorsiona el presupuesto de la nación, y que además ha sido fuente de esta situación de corrupción que se ha conocido, al interior de quienes tienen que administrar estos fondos en el Ejército”.

En este sentido, la senadora del PPD hizo énfasis en la carencia de equipos fiscalizadores del Estado para este tipo de instituciones, lo que redunda en que muchos derechos y beneficios que entrega el fisco, quedan en nada, además por la misma falta de recursos que se podría subsanar con los fondos de la Ley Reservada del Cobre, y poder así satisfacer demandas sociales legítimas.

Renuncia de Pepe Auth y proyección del PPD

La senadora planteó que su partido no escapa de la crisis de legitimidad que vive la política en Chile, por lo que es necesario hacerse cargo de ella, pero desde el colectivo y dando “una pelea interna”, señaló Adriana Muñoz, en alusión a la renuncia del diputado Pepe Auth al partido.

No obstante, la parlamentaria valoró las críticas hechas por el diputado Auth, como la supuesta izquierdización del partido, o la generación de liderazgos al interior de la colectividad, no obstante señaló que “creo que son elementos que uno perfectamente puede llevar al seno de las instancias partidarias y debatir activamente, bien recibido, bien activo, yo me habría sumado encantada a un debate de esa naturaleza”.

“Sin embargo, él tomó una decisión de constatar y de hacer un diagnóstico que muchos podemos compartir, o compartir a medias, o compartir nada, pero podríamos haber sido invitados a un debate, hacen abandono individual, él tomó una decisión personal, no colectiva, y bueno es respetable, dicho eso hacernos cargo de las críticas es lo que corresponde, y nos habríamos gustado compartirlas con él. Creo que muchos tenemos visiones críticas. Todos, los acusados y los acusadores”, concluyó la senadora del PPD.