Diario y Radio U Chile

Año XI, 23 de agosto de 2019

Escritorio

Diputado Saffirio acusa de corrupción a la DC

En una mera asociación “para conseguir poder, y a través de él, dinero”, se ha convertido la DC según el ex militante de la Falange y diputado, René Saffirio, quien sindicó también a una serie de personeros democratacristianos de formar parte de fundaciones que lucran a través del Sename, y no cumplen con las mínimas medidas de protección de los menores.

Gonzalo Castillo

  Miércoles 25 de mayo 2016 20:53 hrs. 
Saffirio

El diputado y ex militante de la Democracia Cristiana, René Saffirio acusó que miembros de la Falange que pertenecen a directorios de fundaciones que prestan servicios al Sename, han lucrado con los recursos fiscales que se les entregan para ejercer labores de apoyo al organismo, “similar a lo que ocurre con los sostenedores de colegios subvencionados”, y no han cumplido con los estándares mínimos de protección a los menores en situación de vulnerabilidad..

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, mencionó, entre otros, a la fundación Mi Casa, institución que, asegura, recibió más de 7 mil millones de pesos en 2015 por este concepto, siendo su gerente general Delia Del Gatto, ex directora del Sename “y que al mes de dejar el cargo, asumió la gerencia”; también forma parte del directorio de esta institución el ex PS Enrique Correa, “este personaje que pareciera ser una suerte de dios porque todo el mundo sabe que está, pero nadie lo ve”.

También apuntó a la fundación Rodelillo, de la cual es gerente general Tomás Walker Prieto, hermano de los senadores Ignacio y Patricio Walker, y del diputado Matías Walker.

“Aquí lo que hay es la construcción de redes institucionales que están recibiendo recursos fiscales para implementar o para ejecutar las tareas propias de la recuperación de estos menores respecto de los cuales se decretan medidas de protección o que tienen conflictos con la justicia. Sin embargo, no están cumpliendo con los objetivos, las condiciones en que viven los menores son miserables, el propio Sename no sabe cuántos niños están en sus centros, no reciben la alimentación ni escolaridad necesaria. Yo les puedo asegurar que en este mismo minuto son varios los niños que están siendo violados en centros del Sename”.

Sobre esta situación, René Saffirio aseguró que cuando presentó en el Parlamento una moción para crear una segunda comisión investigadora de la crisis del Sename, toda la bancada de su partido la rechazó, dando cuenta de los intereses creados en la Falange respecto del organismo de protección a menores.

“Yo le propongo a mi bancada una nueva comisión investigadora, y empiezo a recolectar las firmas que necesitaba, para poder pedir a la Cámara que se vote la formación de una nueva comisión, y me encuentro con la sorpresa de que la mayoría de los miembros de la bancada del partido al que renuncié se niegan a firmar, y que la mayoría al momento de votar en la sala salieron de la sala para no aprobar esta comisión”.

El diputado por La Araucanía aseguró que su renuncia al partido tuvo que ver con la imposibilidad de destruir los vínculos espurios entre el dinero y la política, expresados al interior de la DC, por lo que prefirió suprimir su militancia y así poder entregar sus puntos de vista sin tener que estar autocensurándose.

“La naturaleza de los vínculos y las redes entre la política y el dinero son tan poderosas, y aquí yo respondo por el que fue mi partido, que no crees tener razonablemente la fuerza como para poder destruir esos vínculos, entonces optas por hacer uso de tu espacio de libertad para tener la soltura suficiente como para opinar sin tener que estar autocensurándote”.

Finalmente, René Saffirio expresó su pesimismo en relación con la posibilidad que a través de la mera dictación de normas de probidad se pueda corregir este comportamiento de los políticos, ya que “hecha la ley, hecha la trampa”, sostuvo.

“Podemos dictar muchas leyes pero si no entendemos que los partidos se deben a los ciudadanos, entonces ninguna ley será funcional”