Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de septiembre de 2019

Escritorio

Nueva Mayoría: “La Reforma será menos potente de lo que esperábamos”

Diputados oficialistas si bien valoraron la decisión expresada por el Ejecutivo sobre el uso del veto presidencial en la Reforma Laboral, al mismo tiempo lamentaron que la iniciativa no contemple la titularidad sindical, algo de lo que tendrá que hacerse responsable la derecha, aseguraron.

Gonzalo Castillo

  Viernes 17 de junio 2016 19:04 hrs. 
Reforma Laboral3

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, diputados de la Nueva Mayoría que integran la Comisión de Trabajo, manifestaron su conformidad con el uso del veto presidencial para “volver a equilibrar” la Reforma Laboral, y la calificaron como “realismo político” de parte del Ejecutivo.

Patricio Vallespín, diputado de la DC y presidente de la Comisión de Trabajo, señaló frente al rechazo completo de Chile Vamos a una posible reforma constitucional, “el gobierno hace lo coherente y responsable”, en el sentido de volver a equilibrar el proyecto que había quedado desnivelado, a su juicio, en favor de los empleadores con el fallo del TC sobre titularidad sindical.

El diputado de la DC reconoció que con esta decisión, lo que saldrá del Parlamento cuando se promulgue la iniciativa, “será menos potente de lo que esperábamos”, no obstante valoró elementos como el derecho a huelga efectiva, el fin del reemplazo y el derecho a la información en una negociación.

“Pero, sin duda, un pilar que era clave se ve debilitado, pero bueno, tendrán que hacerse responsables de eso quienes votaron en contra que son los partidos de derecha, y habrá que -cuando se cambie la Constitución- tener, obviamente, un mejoramiento de aquello porque ahí la titularidad sindical, no me cabe ninguna duda, va a ser parte de la nueva Constitución que Chile necesita”.

En tanto, el también diputado de la Falange e integrante de la Comisión de Trabajo, Matías Walker, señaló que la Reforma Laboral no contemple la titularidad sindical, “es una mala noticia para los trabajadores” al no reconocerse la exclusividad de los sindicatos para negociar colectivamente.

“A mí me preocupa mucho, porque nos vamos a quedar con una desregulación absoluta en materia de negociación colectiva, de acuerdo al fallo del TC cualquier grupo negociador, independientemente del número que tenga, puede en cualquier momento plantear una negociación colectiva con derecho a fuero, con derecho a huelga, y eso es muy preocupante para la certeza jurídica que requieren las relaciones laborales en las distintas actividades productivas del país.

El presidente del Partido Radical, Ernesto Velasco, también valoró la decisión de la Presidenta de presentar este veto, ya que se logran resolver “los temas pendientes” que el fallo del TC generó, a su juicio: “Es importante valorar que el Gobierno tome esta decisión que resuelve los temas pendientes dejados por el TC. Esto permite promulgar la Reforma Laboral y dar certezas la economía y los trabajadores en un momento muy sensible para la productividad del país”.

No obstante, Velasco reconoció que esta iniciativa, luego de casi un año y medio de tramitación en el Parlamento, “no es lo que queríamos”, pero que es el rumbo más indicado tomando en cuenta la férrea oposición de la derecha a posibilitar un cambio a la Constitución para reponer elementos como la titularidad sindical.

“La Reforma Laboral es muy sustantiva para el país porque pone acento en el crecimiento. Habrá negociación colectiva, se reconoce a los sindicatos como actores relevantes y avanza en temas de capacitación y recursos humanos. Es un avance, pero no es lo que queríamos. Frente al rechazo y bloqueo de la derecha para avanzar me parece que el Gobierno ha tomado una buena decisión”, sentenció.

Finalmente, Patricio Vallespín proyectó que en julio la Reforma Laboral debería ser promulgada, considerando la urgencia que el Ejecutivo le impondrá a la discusión sobre el veto presidencial.