Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de mayo de 2020

Escritorio MENÚ

Chile Vamos gana las municipales con menos votos que en 2012

La coalición de derecha creció en número de alcaldes pese a obtener menos votos que en 2012. Por su parte la Nueva Mayoría y el PRO aparecen como los grandes damnificados de unas elecciones marcadas por una abstención histórica.

Claudio Medrano

  Lunes 24 de octubre 2016 14:27 hrs. 





Luego de conocidos los datos respecto de los resultados de las elecciones municipales, es tiempo de realizar los balances y determinar cómo fue el comportamiento de los electores en el contexto de un proceso marcado por la abstención electoral.

En términos generales y comparados con la elección de alcaldes del año 2012, los votos válidamente bajaron considerablemente. Si en 2012 hubo 5.790.617 votos emitidos, en esta elección la cifra llegó a 4.931.041. Es decir, poco más de 859 mil sufragios de diferencia.

Los votos nulos alcanzaron los 111.202, una baja considerando que en 2012 se llegó a 156.870; mientras que los votos blancos este año llegaron a 66.092, también menos que en 2012 cuando fueron 91.678 los sufragios que no marcaron ninguna preferencia.

Nueva Mayoría pierde votos y alcaldes

Si desglosamos estos resultados por pacto, comparado con la elección de 2012 los que resultan más damnificados son los partidos que integran la Nueva Mayoría. Que a diferencia de esa elección, esta vez fueron como un solo pacto.

Este año el pacto oficialista alcanzó la cifra de 1.761.062 votos, lo que representa el 37,05% de los votos emitidos. En 2012 en cambio, la suma de los dos pactos llegó a los 2.385.178 votos, cerca del 43% de dichas elecciones.

Todos los partidos de la Nueva Mayoría perdieron votos, siendo el caso más dramático el de la Democracia Cristiana que bajó de 915 mil a poco más de 561 mil voto. Además perdieron alcaldías, de 56 a 43.

Le sigue el Partido Socialista que cayó de 547.102 votos a 380.298 y perdiendo 5 alcaldías de 30 que consiguió en 2012 a 25. El PPD también sufrió una merma importante de votos, cayó de 362.649 votos que consiguió en 2012 a 270.640 y perdiendo nueve alcaldías de 37 a 26.

El Partido Radical tampoco puede jactarse de tener números azules, en 2012 alcanzó los 182 mil votos, pero en esta ocasión no pudo superar los 148 mil. A esto se suma la perdida de cuatro alcaldías cayendo de 13 a 9.

La única colectividad que experimentó un alza en su votación respecto de 2012 fue el Partido Comunista que de 75 mil votos que consiguió en la pasada elección, esta vez alcanzó los 77.184 sufragios, aunque esto no sirvió para aumentar su representación en los municipios porque con la pérdida de Pedro Aguirre Cerda el PC solo tendrá 3 municipios en comparación con los cuatro que tenía antes de la elección.

Chile Vamos gana con menos votos que en 2012

En Chile Vamos en tanto los números son azules en cuanto a número de alcaldes, pero también presentan déficit si se compara con la votación conseguida en 2012. Una paradoja porque quiere decir que con menos votos lograron un mayor número de alcaldías.

La Unión Demócrata Independiente es nuevamente el partido más votado del bloque, aunque perdió votos comparado a 2012. En esa elección el gremialismo consiguió 997 mil votos, más que los 702 mil conseguidos en esta elección, pero pese a la baja aumentaron en cinco el número de alcaldes de 47 a 52.

Renovación Nacional también vivió un fenómeno similar. En 2012 el partido que dirige Cristián Monckeberg consiguió 655 mil votos, poco más que los 601 mil que alcanzó en esta votación. Con estos números RN aumentó de 41 a 47 las alcaldías que tendrá a su cargo.

El sector que sí consiguió crecer en esta elección fue el de los independientes apoyados por Chile Vamos. En 2012 la cantidad de votos recolectados por este grupo fue de 427.471, mientras que este domingo, la cifra aumentó a 513.796. Un aumento que permitió subir de 33 a 44 los municipios a cargo de alcaldes que, si bien no tienen militancia explícita, sí son partidarios de la coalición opositora.

Nota aparte el PRI que en 2012 corrió en lista aparte consiguiendo poco menos de 50 mil votos, mientras que en esta elección tuvo una votación marginal llegando solo a 10 mil en todo el país.

La caída del Partido Progresista

En estas elecciones se dio la particularidad que hizo su debut, en el ámbito municipal, un grupo de fuerzas políticas que no existían en 2012. Tal es el caso del pacto Chile quiere Amplitud que consiguió en total 38.218 votos, consiguiendo dos alcaldías.

Por su parte el pacto Cambiemos la Historia, integrado por Revolución Democrática e independientes alcanzó 19.385 votos sin alcanzar ninguna alcaldía.

Mención aparte la votación alcanzada por los independientes fuera de pacto que aumentó de manera considerable su votación. Si en 2012 los candidatos sin partido ni pacto alcanzaron 607 mil votos, en esta ocasión consiguieron 825.844, un 17% del total y aumentando de 41 a 52 alcaldes.

Finalmente el Partido Progresista de Marco Enríquez Ominami también está dentro de los perdedores. En 2012 el PRO consiguió 88.800 votos, con tres alcaldes electos, votación que cayó a la mitad en 2016 donde solo consiguieron 48 sufragios y reteniendo solo a un alcalde.