Diario y Radio U Chile

Año XI, 24 de agosto de 2019

Escritorio

Trabajadores públicos exigen que veto presidencial incorpore sus demandas

Los empleados fiscales marcharon este jueves por la Alameda para exigir al Gobierno que considere sus demandas en el veto presidencial anunciado por la Mandataria. En tanto, manifestaron que continuarán movilizados hasta que sean escuchados, de lo contrario, anticipan el fracaso del oficio de la Jefa de Estado.

Claudio Garrido

  Jueves 3 de noviembre 2016 14:06 hrs. 
img_20161103_105758619

Después del rechazo que tuvo el proyecto de reajuste del sector público en el Congreso, este jueves los empleados fiscales han resuelto mantenerse movilizados y realizaron una marcha en la Alameda.

La negativa de los diputados y, posteriormente, de la comisión mixta, mantiene vigentes las expectativas de los funcionarios públicos. Se espera que el Gobierno presente una propuesta que supere el ya desechado 3,2 por ciento de reajuste.

En medio de la movilización, los trabajadores volvieron a responsabilizar a La Moneda del fracaso de esta negociación y apuntaron a la intransigencia del Ejecutivo para llegar a un punto de acuerdo, pugna que fue coronada con el rechazo de los parlamentarios de la misma Nueva Mayoría en Valparaíso.

El coordinador nacional de la Mesa del Sector Público, Carlos Insunza, se refirió a la actitud adoptada por el Gobierno, y criticó en particular la actuación del ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

“El Gobierno, y particularmente el Ministro de Hacienda, han construido una derrota de proporciones para el Gobierno con este proceso del reajuste general. En el día de ayer (miércoles),por primera vez la Cámara de Diputados ha rechazado por unanimidad un proyecto de ley de reajuste general, quedando efectivamente con la única posibilidad de seguir avanzando en una tramitación legislativa, la facultad del veto aditivo de la Presidenta de la República. Nosotros esperamos sinceramente que el Gobierno y también el Ministro de Hacienda asuman y comprendan que el proyecto de ley que intentan imponer no tiene respaldo de los trabajadores públicos y tampoco tiene respaldo político en la coalición de Gobierno”.

El veto presidencial

Pocos caminos le quedaban al Gobierno luego del rechazo del proyecto. Por eso, la Presidenta resolvió hacer uso del veto aditivo, facultad propia de la mandataria, para poder reponer el proyecto de ley. Hasta el instante se desconoce el contenido del oficio que se discutirá en el comité político del viernes.

Sin embargo, los funcionarios públicos declararon que la utilidad de este veto será en la medida que se recojan las demandas que los propios trabajadores han señalado en una carta enviada con anterioridad a la tramitación del proyecto.

Algunas de ellas, las detalló el presidente de la ANEF, Raúl de la Puente, quien pidió que Michelle Bachelet se acerque a los trabajadores: “Esto puede avanzar en la medida que se modifique el guarismo del reajuste, porque los trabajadores queremos ser partícipes del crecimiento económico, el país no está en crisis. Y también, por el tema de los bonos, queremos que se recuperen los valores que tenían el año 2015, ya que el Gobierno unilateralmente los arrebató”

Por su parte, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, emplazó a la Presidenta de la República a que el debate se centre en corregir el error que, según dice, ha incurrido el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés a quien acusa de mantener una actitud intransigente frente a este debate.

Figueroa advirtió que de no escucharse las propuestas de los trabajadores, el veto está destinado al fracaso.

En materia de movilizaciones, los empleados fiscales anunciaron que continuarán paralizados en la medida que no se resuelva este conflicto, y que concretamente mañana se sumarán al paro de “No + AFP”.