Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 18 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Marca AC exige que el Gobierno defina futuro del proceso constituyente

Diversas organizaciones sociales ligadas a la búsqueda de una nueva Constitución han planteado su inquietud por el futuro del proceso constituyente, y manifiestan la necesidad que se concrete una nueva Ley Fundamental que permita superar los resabios de la Dictadura en salud y educación, entre otros.

Montserrat Rollano

  Martes 15 de noviembre 2016 12:47 hrs. 
proceso-constituyente2


Pese a que el Gobierno confirmó hace algunos días que la Nueva Constitución forma parte de las prioridades legislativas de esta administración, persiste la incertidumbre respecto a los plazos y la forma en que esto se llevaría a cabo.

El retraso en la entrega de las bases ciudadanas y el bajo “piso político” que tiene el Ejecutivo, son algunos factores que han generado la preocupación de organizaciones que levantan la demanda por una nueva Constitución.

Tal es el caso del movimiento Marca AC, desde donde si bien reconocen la complejidad del proceso de sistematización de la etapa participativa, son enfáticos en señalar que eso no se condice con no estar dando los pasos necesarios para la redacción del proyecto de reforma constitucional.

En esa línea, el coordinador político de la organización, Manuel Lobos, apuntó a que el Gobierno está sometido a la presión de la élite conservadora que forma parte del oficialismo. Asimismo, recalcó que debe existir una explicación por parte del Ejecutivo acerca de la razón de estos retrasos.

“El Gobierno está sometido a una fuerte presión de sus dos almas. Una que es la que efectivamente quiere llevar adelante el cumplimiento del programa de Gobierno, y la otra es la que propone la elite conservadora. Nosotros esperamos que el Ejecutivo cumpla con lo que ha planteado de frente a la ciudadanía y que al menos se elabore una explicación pública porque este es el tema fundamental, este es el tema clave del cual irradian todos los otros problemas”.

Manuel Lobos indicó además que “la élite política se está mirando al espejo” y que gran parte del periodo de Gobierno se la han pasado tratando de resolver sus disputas internas y de hegemonizar las visiones y finalmente no se preocupan de lo que se deberían haber preocupado.

En tanto el Coordinador Nacional de la organización, Genaro Cuadros, manifestó su preocupación respecto al cumplimento de este compromiso gubernamental, tomando en cuenta el bajo respaldo que tiene el Ejecutivo para sacar adelante sus reformas

“Lo que en la práctica está ocurriendo es que este es un Gobierno con muy poca fuerza y con muy pocas energías para poder cumplir con cualquier compromiso, no solamente este, sino que cualquier otro compromiso y es evidente que ya era un compromiso difícil de cumplir (…) con esto ya es suficiente como para estar preocupado respecto del futuro del proceso constituyente. Yo creo que de lo que todos los ciudadanos debemos hacernos cargo es exigirle al Gobierno que cumpla con el mandato que tiene y con la invitación que nos hizo”.

Cuadros manifestó, además, que existe la tentación en algunos sectores del Gobierno para que este proceso no se lleve a cabo y apuntó a la necesidad de transparentar las posiciones de todos los candidatos presidenciales en relación a una nueva constitución y a los mecanismos para aquello.

Mientras, para la Coordinadora de Padres y Apoderados, (Corpade) –integrante del Conclave Social por una Asamblea Constituyente- la reforma a la actual Carta Magna debiera hacer precedido a las otras reformas del Gobierno, apuntando a que todos los enclaves que se ha buscado derribar surgen a partir de la Constitución del régimen dictatorial, tal como lo señaló su vocera, Dafne Concha.

“A nosotros como organización nos hubiese gustado que la nueva Constitución hubiese sido una prioridad. Nosotros vemos que todos los enclaves que nos topamos, ya sea la gratuidad, el fin al lucro, la desmunicipalización, todos los temas a fin de cuentas nos llevan al paradigma de la Constitución pinochetista que nos dejan encerrados en la anti democracia”

Para la dirigenta el país atraviesa por un momento político de mucha complejidad, debido al entredicho en el que están las instituciones, lo que queda reflejado en la baja participación, no sólo a nivel de votaciones oficiales, sino que también de las organizaciones sociales y estudiantiles, lo que a su juicio muestra que hay un desencanto de las personas en la participación como una herramienta de cambio.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.