Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de noviembre de 2019

Escritorio

Ley de Cuotas: La incertidumbre por su efectiva aplicación en Chile

Parlamentarias y analistas plantean sus dudas sobre la efectiva aplicación de la Ley de Cuotas en las próximas elecciones parlamentarias, frente a la inquietud que los partidos lleven candidatas “por cumplir” y no con reales posibilidades de competir por un escaño. Desde el PNUD plantean la necesidad de ampliar la Ley al resto de las elecciones, y así “los partidos avancen en institucionalizar un funcionamiento permanente de reclutamiento y nominación de mujeres".

Gonzalo Castillo

  Martes 29 de noviembre 2016 20:56 hrs. 
12 JUNIO /VALPARAISO 
El hemiciclo de la Camara de Diputado mientras  se discutía el Proyecto de ley,  que modifica la planta de personal de la Junta Nacional de Jardines Infantiles.
 FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI /AGENCIAUNO

En enero de 2015 fue aprobada la reforma al Binominal que, además de ampliar el número de diputados y senadores a 155 y 50, respectivamente, impuso una Ley de Cuotas como forma de promover la igualdad efectiva entre hombres y mujeres que postulen al Congreso, dadas las alarmantes cifras de representación femenina que muestra nuestro país.

En efecto, en la actualidad sólo un 17,1 por ciento de los parlamentarios es mujer, frente al 25,2 por ciento de promedio en América Latina o 21,5 por ciento a nivel mundial; mientras que el aumento de congresista mujeres entre 1989 y 2014 sólo es de un 11,5 por ciento de acuerdo a cifras del Servel.

Sin embargo, tanto parlamentarias como analistas han planteado sus dudas sobre la real internalización del nuevo reglamento al interior de las colectividades políticas, dado que el pobre trabajo que, a su juicio, han llevado a cabo con el objetivo de reclutar y dar más espacio a sus militante mujeres para sus proyecciones política.

Marcela Ríos, coordinadora del Programa de Gobernabilidad Democrática del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, plantea en primer término que una de las dificultades que la Ley de Cuotas ha enfrentado para que su cumplimiento sea internalizado “de manera más sistemática” por los partidos, es que no sea necesaria su aplicación en el resto de los procesos eleccionarios, ya sea municipales o regionales.

“Por lo tanto, eso dificulta que los partidos avancen en institucionalizar un funcionamiento permanente de reclutamiento y nominación de mujeres”.

La cientista política reconoció que existen algunos partidos que sí han estado trabajando con la debida antelación y de buena fe trabajando en el desafío de preparar candidatas competitivas, no obstante hay otros que están a regañadientes y buscando subterfugios para cumplir con los requisitos mínimos.

“No necesariamente todos los partidos han tomado el mecanismo para, desde su espíritu en el sentido que lo que se trata es mejorar la representación femenina en el Congreso, que está por debajo de los niveles de América Latina y el mundo, y muchos simplemente van a cumplir porque están obligados, pero en realidad no tienen ningún interés en contribuir a ese objetivo”.

La diputada del Partido Socialista Daniella Cicardini señaló que al interior de su colectividad tienen desde hace algunos años cuotas para la asignación de cargos en el comité central, de la construcción de la listas en elecciones internas, por lo que proyecta que, de cara a las elecciones parlamentarias de 2017, el escenario se les puede facilitar.

La diputada socialista sostuvo que al interior del Congreso se ha manifestado “preocupación” desde distintas colectividades sobre cómo construir las plantillas de las futuras elecciones parlamentarias con la Ley de Cuotas

“A mí me llama profundamente la atención porque todos estábamos conscientes cuando tramitamos esta legislación, nosotros dimos una gran lucha todas las mujeres, y quiero ser muy enfática, de manera transversal, acá no sólo estuvimos algunas pocas sino que todas las mujeres, porque creo que esto tiene un objetivo común: nosotros podamos tener más representación en el Parlamento, porque al momento de legislar, obviamente que si es materia que beneficia o mejora la calidad de las mujeres, o nos da la posibilidad de hacer legislaciones a favor de la lucha contra la violencia de género, el tener más parlamentarias nos va a ayudar mucho más en el debate”.

Daniella Cicardini hizo énfasis en la necesidad que los partidos políticos se preocupen de llevar a candidatas competitivas a las elecciones, con reales posibilidades de salir electas, y no sólo como un “saludo a la bandera” y por cumplir.

En este sentido, la oficial del Programa de Gobernabilidad Democrática del PNUD, Marcela Ríos, reiteró que la Ley de Cuotas se haga extensiva a todas las elecciones de cargos plurinominales, “porque si está acotado sólo a una elección, es mucho más difícil que los partidos cambien sus estructuras de funcionamiento y sus prácticas respectos de sus procesos de nominación”.