Diario y Radio U Chile

Año XI, 8 de diciembre de 2019

Escritorio

Colegio de Profesores advierte cierre de escuelas por crisis en municipio de Santiago

Desde el gremio indicaron que “el Gobierno debe intervenir y hacerse cargo de estas irregularidades", de lo contrario, señalaron que no descartan movilizarse.

Natalia Figueroa

  Jueves 27 de abril 2017 21:18 hrs. 
Mario Aguilar

Según la auditoría encargada por la actual administración de la Municipalidad de Santiago, el déficit total de la Dirección de Educación Municipal alcanza los 21 mil 364 millones de pesos y considera cerca de 11 mil millones de subvenciones que fueron mal utilizadas.

Dentro de estos últimos dineros se encuentra el Fondo de Apoyo a la Educación Pública (FAEP), la Subvención Escolar Preferencial (SEP) y la subvención del Programa de Integración Escolar (PIE).

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, agregó que hasta 2012 el municipio gastaba alrededor de 30 mil millones de pesos, lo que se incrementó a 49 mil millones en promedio durante la anterior administración de Carolina Tohá.

El edil adelantó que presentará una querella para que se establezcan responsabilidades por los dineros que no fueron destinados a los fondos respectivos y que, principalmente, se utilizaron para pagar sueldos a los funcionarios. Esto, considerando que, de acuerdo a la auditoría, entre los años 2012 y 2016, la dotación de personal total pasó de 2 mil 834 funcionarios a 4 mil, significando un alza de 41 por ciento.

Alessandri señaló que el mayor problema que ha generado esta deuda  son las precarias condiciones que enfrentan muchos de los establecimientos y las cotizaciones impagas a los trabajadores.

Por lo mismo, se planteó a la subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga, encapsular la deuda y entregar los nuevos fondos correspondientes al año, porque de lo contrario se generaría un déficit mayor. El alcalde dijo que de no obtener un apoyo financiero estará en riesgo el pago de las remuneraciones de todos los profesores de la comuna y la imposibilidad de impulsar mejoras a la infraestructura de los colegios.

Para el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, es un hecho gravísimo que el municipio enfrente esta significativa deuda por las consecuencias que podría generar a la comunidad educativa.

“El Gobierno debe intervenir y hacerse cargo de estas irregularidades porque no puede ocurrir que a mitad de año algún establecimiento tenga que paralizar sus actividades o reducir personal por una situación de insolvencia financiera”, manifestó el dirigente luego de una reunión con el actual edil de Santiago.

Aguilar señaló que este era un escenario que habían advertido a las autoridades de la administración de Carolina Tohá. Por lo mismo, agregó que están disponibles a colaborar, siempre y cuando se cumplan los contratos de los docentes, porque de lo contrario se movilizarán si es necesario.

Desde la administración anterior, las encargadas de esta área Magdalena Atria, ex directora jurídica, y Alejandra Barra, ex secretaria de planificación, expresaron en una carta que publicó  La Tercera que este déficit fue informado a las nuevas autoridades y que la cifra sería de 12 mil millones y no de 21 mil millones de pesos como se estaría fijando ahora.

“Sabemos de su composición y características y disentimos de las cifras que se han entregado. Las hemos examinado y en ellas hay errores ostensibles al considerar como déficit cosas que no lo son y al sobreestimar los ítems deficitarios”, señalaron a través de un comunicado.

Desde el Mineduc revisará la entrega de fondos al municipio, comprometidos a inicio de 2017. El alcalde Alessandri luego de asumir el cargo, en diciembre del año pasado, se reunió con la ministra de Educación Adriana Delpiano. Su respuesta fue que se adelantarían dos de las cuatro cuotas anuales para el Fondo de Apoyo a la Educación Pública (FAEP), cerca de mil 800 millones de pesos.

Sin embargo, eso hasta ahora no se ha concretado y la subsecretaria Valentina Quiroga señaló que verían la posibilidad de agilizar los trámites para concretarlo eventualmente durante mayo próximo.

ACES: “las tomas y paros no son causas directas del déficit financiero”

Considerando que el presupuesto entregado por el Mineduc a los establecimientos municipales y subvencionados depende de la asistencia de los estudiantes, Alessandri atribuyó como uno de los factores del déficit financiero los paros y las tomas protagonizadas por los secundarios. Esto, precisó, considerando que la asistencia disminuyó el 2016 a un 76 por ciento y el Mineduc descuenta cerca de 400 millones por cada punto porcentual menos de asistencia.

Ante esto, la vocera de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), Sara Robles, dijo que era una justificación a la falta de diálogo y de respuesta que han tenido tanto el Ejecutivo, los parlamentarios y las autoridades locales a las demandas del movimiento estudiantil.

En esa línea, se refirió al complejo escenario que enfrentan los colegios municipales de Santiago, en particular, los establecimientos no emblemáticos.

“Lo hemos dicho desde la primera marcha y asamblea, la mayoría se encuentran con infraestructura muy precaria que por no ser emblemáticos reciben menos recursos. También, muchos tienen un programa académico muy deficiente”, comentó.