Diario y Radio U Chile

Escritorio

Italia da últimatum a la Unión Europea por migrantes en Sicilia

La migración sigue siendo el gran problema de la Unión Europea. Esta vez el viceprimer ministro italiano Luigi Di Maio dijo que suspenderá los fondos de la UE si Bruselas no se decide de una vez la distribución de los migrantes detenidos en un barco de guardacostas en Sicilia. La llegada de esta nueva embarcación con 177 migrantes se produce unos días después de que la embarcación Aquarius con 141 migrantes estuviera cinco días dando vueltas en el Mediterráneo sin que ningún país lo quiera recibir.

RFI

  Viernes 24 de agosto 2018 7:55 hrs. 
Italia

Si Bruselas no tiene éxito, dijo Luigi di Maio, su Movimiento 5 Estrellas, que gobierna en el marco de una coalición con la Liga de extrema derecha, está dispuesto a suspender la contribución italiana al presupuesto de la Unión Europea desde el próximo año lo que implicaría un duro golpe a pocos meses de que el Brexit se haga oficial.

Italia insiste en que otros países de la Unión Europea se repartan los migrantes. Luigi Di Maio ha dicho al respecto:

 

El motivo de este ultimatum ha sido la cuestión migratoria que sigue siendo un dolor de cabeza para los gobiernos europeos. La semana pasada una nueva embarcación con 177 migrantes a bordo fue rescatada del Mediterráneo y su destino es similar al del Aquarius que tuvo que pasar varios días en el mar hasta que un país le abra sus puertas.

Esta nave, Diciotti, se encuentra actualmente bloqueada en el puerto de Catania. Italia permitió que el buque atracara pero no permitió que los migrantes bajaran. Actualmente,unos 150 migrantes adultos se encuentran en la embarcación. La Comisión Europea ha anunciado que está trabajando en una solución similar a la encontrada la semana pasada con Malta para los pasajeros del Aquarius.

Por lo pronto, Libia ya se ha negado a recibir a estos migrantes pues ya alberga a más de 700 000 migrantes. Además, queda el hecho de que muchos de estos migrantes no desean quedarse en Libia debido a los malos tratos contra los migrantes y la mala reputación de los campos de migrantes considerados como verdaderos campos de concentración. Las autoridades europeas consideran que Libia no ofrece un puerto “seguro”, condición exigida por el derecho marítimo internacional.

Los enviados de una docena de estados miembros se reunen hoy para discutir el desembarco. Entre los países están Italia, Malta, Grecia, España, Alemania, Francia y Austria.