Diario y Radio U Chile

Año XII, 30 de mayo de 2020

Escritorio MENÚ

Expertos valoran expulsión de Errázuriz del Consejo de Cardenales

Expertos en el tema eclesiástico aseguraron que la medida tomada por el Vaticano podría repetirse prontamente con la figura del Arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, quien, al igual que Errázuriz, está involucrado en investigaciones judiciales por eventual encubrimiento de abusos sexuales al interior de la Iglesia Católica.

Rodrigo Fuentes

  Miércoles 12 de diciembre 2018 20:16 hrs. 





El Papa Francisco apartó de su círculo de consejeros más próximos al cardenal chileno Francisco Javier Errázuriz, indagado por la Justicia como encubridor de delitos por abuso sexual, el más emblemático, el caso del ex párroco Fernando Karadima.

El Vaticano anunció, a través de un comunicado, el alejamiento del responsable eclesiástico chileno, que formaba parte de un consejo constituido por nueve prelados de todos los continentes, denominado C9, y que asesora al papa en la reforma de la administración del Estado con sede en Roma.

El experto en iglesia católica, Marcial Sánchez, indicó que además de la vinculación con el caso Karadima, el Papa habría tomado en cuenta la estrecha relación de amistad entre Errázuriz y el exobispo de Chillán y La Serena, Francisco José Cox, acusado de haber cometido delitos de índole sexual.

“Este tipo de personajes le ha hecho mucho daño a la Iglesia Católica chilena y mundial. Yo estoy muy contento de que Errázuriz salga, y uno de los factores básicos para llegar a ser cardenal es colocarse en el lugar del otro, y yo creo que este hombre nunca se puso en el lugar de las víctimas”, afirmó.

Marcial Sánchez apuntó a la figura de Ricardo Ezzati como la próxima autoridad de la curia que tendría sus días contados al mando del Arzobispado de Santiago.

Precisó que la idea del Vaticano es allanar el camino para que la próxima autoridad que llegue a ocupar el cargo esté lejos de lo que calificó como, “contaminación acústica”, impulsada por los que hoy “en pasillos” ostentan el poder y manejan con su opinión las directrices de la Iglesia Católica, no solo de Santiago.

“Ezzati está yéndose ya, acude poco a la oficina, está guardando sus cosas, se ve poco, es un hombre que está esperando que el Papa le diga que tiene que irse. Además, él está muy preocupado de su aspecto personal, lo que significa el tema judicial. Lo interesante va a ser cuando llegue el nuevo administrador apostólico al Arzobispado de Santiago, ya que la labor de él será calmar las aguas, los párrocos están complicados y las pastorales están frenadas”, argumentó.

EZZATI-560x365

Al respecto, la académica de la Facultad de Teología de la Universidad Católica, Claudia Leal, descartó dar plazos para la salida de Ezzati y la llegada de un eventual delegado episcopal a la Arquidiócesis de Santiago.

“Si es chileno o extranjero me parece secundario, lo importante es que sea una persona capaz de recuperar las confianzas al interior de las comunidades, unir, mover a las personas al diálogo y que, evidentemente, reúna las condiciones de autoridad moral para hacerlo”, aseveró.

En tanto, para el teólogo Álvaro Ramis, la señal que está dando el Papa es que el próximo Arzobispo de Santiago no continúe la línea de confianza del cardenal Ricardo Ezzati y Francisco Javier Errázuriz.

“Estamos en un momento donde el Vaticano comienza a dar señales, se supone que en diciembre tendremos un nuevo anuncio. Actualmente la Iglesia Católica está fuera de los grandes debates nacionales, uno ve que, en las discusiones, como, por ejemplo, la política migratoria, no la lleva la Conferencia Episcopal ni el Arzobispado de Santiago, por lo tanto, hay un momento de acefalía, cierta incapacidad de expresión, y se deben llenar los cargos que están vacantes para que la Iglesia relegitime su rol histórico”, subrayó.

Destacar que otro cardenal que fue apartado de este grupo que colabora con el Papa para la reforma de la curia, es el cardenal australiano George Pell, actual jefe de finanzas del Vaticano y quien alguna vez fue considerado para ocupar el puesto de máximo representante de la iglesia católica en el mundo.

Pell, recientemente fue declarado culpable de abusar sexualmente de dos monaguillos en los años ’90, en la ciudad de Melbourne, razón principal por la que se atribuye su alejamiento de este grupo de confianza denominado C9.