Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de abril de 2019

Escritorio

Gestión inclusiva de emergencias: otra gran deuda de las autoridades en Chile

Cerca de 180 mil personas en situación de discapacidad viven en las regiones afectadas por las lluvias del 'invierno altiplánico'. Sin embargo, muchas de éstas no son consideradas en los planes de evacuación. En conversación con nuestro medio, Carlos Kaiser, director ejecutivo de ONG Inclusiva, manifestó que "ha habido una invisibilización de que las personas con discapacidad también somos afectadas por las emergencias".

Tomás González F.

  Martes 12 de febrero 2019 17:34 hrs. 
carlos_kaiser

La Dirección Metereológica de Chile emitió un aviso por tormentas eléctricas y precipitaciones en la zona norte de nuestro país. El organismo informó que en los sectores cordilleranos y precordilleranos de las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta, continuarán las precipitaciones de intensidad normal a moderada hasta este miércoles.

Ante esto, la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) ha entregado algunas recomendaciones para las personas que se encuentran en las zonas de riesgo. Sin embargo, hay un sector de la sociedad que se ve afectado en mayor medida y que las autoridades no han contemplado: las personas en situación de discapacidad.

Según el último Estudio Nacional de la Discapacidad, en el norte de nuestro país habitan 183 mil personas en situación, las que no han sido del todo consideradas en los planes de evacuación y prevención de la zona.

En la región de Arica y Parinacota, existen alrededor de 55 mil personas en situación de discapacidad, lo que representa un 23,4 por ciento de la población. En el caso de la región de Tarapacá, el 13,6 por ciento de personas en situación de discapacidad corresponde a 44 mil personas. Por su parte, en la región de Atacama hay 54 mil personas en ésta situación, representando un 19,2 por ciento de la población.

Pese a que ONG Inclusiva participa de una mesa de trabajo en conjunto con la Onemi, la falta de coordinación por parte de los municipios ha producido que esta realidad sea desconocida por gran parte de la población y no se tomen en cuenta las necesidades especiales de las personas en situación de discapacidad. Por lo mismo,  Carlos Kaiser, director ejecutivo de ONG Inclusiva, entidad dedicada a la gestión inclusiva de emergencias y que trabaja en conjunto con la Organización de Naciones Unidas y la Onemi, explicó cuál es la situación que viven estas personas.

“¿Cuál ha sido el problema? Principalmente, que ha habido una invisibilización de que las personas con discapacidad también somos afectadas por las emergencias y, producto de eso, no ha habido una respuesta clara, directa y coordinada en la materia, en términos sociales por así decirlo”, señaló el director ejecutivo de ONG Inclusiva.

Para Kaiser, un concepto clave en la gestión inclusiva de la emergencia son las ‘barreras del entorno’ a las que se ven enfrentadas las personas en situación de discapacidad. Éstas, hacen que una persona en ésta situación tenga cuatro veces más opciones de morir en una emergencia que una persona que no se encuentra en dicha situación.

Es por esto que el especialista de ONG Inclusiva planteó algunas recomendaciones para hacer de la gestión de esta emergencia una gestión más inclusiva.

“Lo que hay que hacer básicamente es, primero, que todas las organizaciones de gente que esté viendo lo que es ayuda humanitaria se preocupen de dónde están esas personas que tienen discapacidades que, en general, son adultos mayores, que no se pueden mover, personas que van a Teletón, electro-dependientes, y otras formas. Que la gente entienda que estamos hablando de discapacidad”.

Además, agregó que “así, poder visitarlos y privilegiar estos casos de gente que no se puede mover. Te quiero contar que muchas veces la persona con discapacidad que está postrada, es una adulto que está siendo cuidado por un adulto mayor, entonces tenemos un grave problema”.

En una mesa de trabajo en la que participa ONG Inclusiva en conjunto con la Onemi, se han desarrollado instructivos y manuales para la gestión inclusiva de emergencias. Sin embargo, Carlos Kaiser manifestó que se necesita una coordinación que permita visibilizar a estos instructivos y, por sobre todo, a las personas.

“Los desastres ocurren en todo Chile y en cualquier momento. Si no estamos en un lugar, basta que pase algo en el lugar donde no estamos para que estemos fracasando con aquellos que requieren ayuda. Necesitamos generar una mayor coordinación con las asociaciones de municipalidades y con las autoridades en general”, dijo.

Finalmente, Kaiser realizó un llamado a los municipios de las localidades afectadas a realizar un trabajo mancomunado entre la Onemi, las municipalidades, la intendencia regional y las organizaciones que se preocupan de visibilizar los problemas de las personas en situación de discapacidad. Además, llamó a los canales de televisión a cumplir la ley, incluyendo a un traductor de lenguaje de señas en sus transmisiones.