Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de diciembre de 2019

Escritorio

Escuelas Abiertas: El polémico y poco novedoso fondo concursable del Mineduc

Desde el 13 de abril pasado y hasta el próximo 7 de mayo el Ministerio de Educación tendrá abiertas las postulaciones a su fondo concursable “Escuelas Abiertas”, que “busca abrir las puertas de los colegios, fuera del horario de clases, para que niños y jóvenes puedan aprovechar los espacios en ambientes de recreación y protección”. En paralelo, la cartera recortó recursos al mismo programa en la Municipalidad de Recoleta, donde la iniciativa se viene realizando hace ya cinco años.

Andrea Bustos C.

  Domingo 28 de abril 2019 14:49 hrs. 
escuelas

El pasado 13 de abril la ministra de Educación, Marcela Cubillos, presentó en un establecimiento educacional de Estación Central un nuevo fondo concursable. Se trata de “Escuelas Abiertas”, que según indican en el sitio web “tiene por objetivo, mejorar los espacios de encuentro protegido al interior de los establecimientos educacionales del país”.

En palabras de Marcela Cubillos “el programa “Escuelas Abiertas” del Plan Elige Vivir Sin Drogas, busca abrir las puertas de los colegios, fuera del horario de clases, para que niños y jóvenes puedan aprovechar los espacios en ambientes de recreación y protección”. Agregó que “queremos que todos los niños tengan espacios físicos donde reunirse y compartir con sus amigos sintiéndose seguros y las escuelas abiertas pueden cumplir esa función”.

Para esto, se ha puesto a disposición un fondo concursable que cuenta con 300 millones de pesos y que está dirigido a los todos los establecimientos del país que cuenten con educación básica y/o media y que reciban subvención del Estado, y las postulaciones estarán abiertas desde el 13 de abril al 7 de mayo.

escuelas 2

Una idea poco novedosa

Bajo el nombre de Escuelas Abiertas Junaeb ya presenta un programa, que consiste en abrir los establecimientos durante el verano para que los estudiantes puedan asistir a actividades extra programáticas, además de obtener alimentación y seguridad durante al menos 20 días de la época estival.

A esto se suma que, bajo el mismo nombre, y con un objetivo muy similar, la Municipalidad de Recoleta ya realiza hace varios años el programa que el Mineduc acaba de lanzar en el marco de Elige Vivir Sin Drogas.

En el municipio que dirige Daniel Jadue, implementan desde 2013 el Programa Escuela Abierta, en el que los establecimientos municipales de la comuna están abiertos fuera del horario de clases para que la comunidad pueda hacer uso de los espacios para talleres, reuniones, ensayos, entrenamientos deportivos, o cualquier actividad comunitaria que quieran realizar.

Por esto, es que Daniel Jadue fue uno de los primeros en reaccionar ante la presentación del fondo del Gobierno, haciendo alusión a que no hay gran novedad en la idea presentada por el Ejecutivo.

Sin embargo, que el Ministerio de Educación esté planteando la misma idea y bajo el mismo nombre no es lo más importante. El problema radica en que mientras se ofrecen estos fondos, la misma área de la Municipalidad de Recoleta ha sufrido un recorte de dinero, lo que obliga a que Escuelas Abiertas deba trabajar a menor capacidad por la reducción de recursos.

“Resulta paradojal, por decir lo menos, que justo cuando se lanza un programa a nivel nacional con el nombre “Escuelas Abiertas”, se nos recorte a nosotros los fondos para un programa que se ha implementado con éxito en Recoleta y que ha servido de modelo para otras comunas”, indicó el alcalde según explica una nota de prensa de su municipalidad.

Pamela Ramírez, coordinadora del Programa Escuelas Abiertas de la Municipalidad de Recoleta, se refirió a esta iniciativa en conversación con nuestro medio, y señaló que en la comuna ha sido todo un éxito, beneficiando a más de 180.000 personas en sus años de implementación.

Además, destacó como lo más importante del balance que se hace tras cinco años “la gran cantidad de personas que participa de las actividades y en definitiva cómo las escuelas han ido haciendo parte de su cultura esto en estos últimos años. Está incorporado en los proyectos educativos de las escuelas, los directores colaboran y participan activamente, y eso también nos tiene super contentos porque esta idea de apertura no es solo algo que dure dos o tres meses, sino que es permanente en las escuelas de Recoleta, una relación de vínculo entre la escuela y la comunidad del territorio donde está inserta”.

Respecto de la disminución de fondos, Pamela comentó que son varios los millones con los que el municipio ya no podrá contar, y que afectará la cantidad de talleres que se puedan ofrecer. Sin embargo, el programa se seguirá implementando, ahora sumando los cursos que ofrece la Universidad Abierta de Recoleta.

escuelas 3

Por otra parte, dijo que creen que este tipo de iniciativas debe repetirse en otros lugares, como ya se hace en Renca, Macul y Valparaíso, donde poco a poco las escuelas se han ido conformando como un espacio disponible a toda la comunidad. Sin embargo, dijo que, aunque creen que debe replicarse, la idea del Ejecutivo no es lo suficientemente buena.

“Nos parece que es una propuesta acotada, que realmente no apunta a resolver el problema de fondo de la prevención en jóvenes de delitos, del consumo de drogas, yo por lo que tengo entendido estos fondos solamente se van a adjudicar a solo 50 establecimientos a nivel nacional, no es nada”, comentó.

Una iniciativa beneficiosa para la comunidad escolar

Más allá de la posible disputa política que pueda generar esta iniciativa, en lo que refiere a su implementación y su eficiencia, a juicio de expertos en educación abrir las escuelas puede resultar bastante positivo.

Beatrice Ávalos, académica de la Universidad de Chile y Premio Nacional de Ciencias de la Educación 2013, comentó sobre este tipo de iniciativas y aseguró que pueden generar un gran aporte a las comunidades, pues permiten que los estudiantes interactúen con otros niños de diferentes contextos sociales.beatrice

“Yo creo que siempre es un factor positivo el abrir las escuelas a la comunidad, es decir, si los estudiantes pueden relacionarse con estudiantes de otras escuelas, también ayuda a la inclusión, que es uno de los objetivos que tenemos de la educación en este momento. Por ejemplo, una escuela que está ubicada en X barrio y los niños y los jóvenes se pueden vincular con niños que están en otro barrio, que puede ser cercano o no muy cercano, pero que son distintos, con otras características y desde esa perspectiva lo encuentro bueno”.

Agregó que eso permite abrir y mejorar la visión que los estudiantes tienen de la escuela, facilitar intercambios de experiencias, y mejorar la comunicación en la comunidad.

Por su parte, Daniel Ríos, académico Departamento de Educación de la Universidad de Santiago y experto en evaluación e innovación pedagógica, indicó que  a la hora de crear estos programas es importante escuchar las ideas de los estudiantes, para entregarles las actividades que ellos esperan, y que “que no se caiga en seguir profundizando actividades escolares que de alguna manera tienen que ver con ciertas asignaturas, como más matemáticas, más lenguaje”, sino que incluir actividades que “contribuyan en una formación más completa de los estudiantes.

“Es muy importante la participación y la colaboración plena de los estudiantes en estas propuestas extracurriculares para beneficio de ellos mismos, o sea me parece muy interesante, importante que participen activamente y no como receptores de las ideas y los planteamientos otra vez de los profesores, otra vez de los directivos. En ese sentido puede ser una variable que contribuya a este propósito la participación de la familia”, comentó el académico.