Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de diciembre de 2019

Escritorio

De vuelta a la realidad: Fallida acusación constitucional profundiza crisis de la oposición

Frente a la imposibilidad de generar una coordinación política y programática, la oposición vio en la acusación constitucional en contra de Marcela Cubillos una luz de esperanza para rearmar al sector. Sin embargo, cuatro diputados contrario del Gobierno decidieron salvar a la cuestionada secretaria de Estado, profundizando, aún más, la fuerte crisis de la oposición.

Montserrat Rollano

  Miércoles 2 de octubre 2019 8:56 hrs. 
A_UNO_1114222-810x540

A estas alturas, a más de un año y medio de gobierno, parecen incontables las veces que un sector de la oposición, particularmente la Democracia Cristiana, se cuadra con el oficialismo propinándole a la administración de Sebastián Piñera importantes triunfos a nivel político y legislativo.

Es así como las dudas, incertezas e incluso desconfianza hacia diputados de la Falange han sido el telón de fondo del debate de varias iniciativas emblemáticas del Ejecutivo, entre ellas las reformas de pensiones, tributaria y la ley de migraciones.

Dicha situación ha entorpecido reiteradamente los intentos por establecer una convergencia al interior de la oposición y ha puesto en entredicho un posible pacto electoral de cara a las elecciones del próximo año.

Por esta razón lo que ocurriera con la acusación constitucional en contra de la ministra de Educación Marcela Cubillos cobraba especial relevancia, ya que suponía, en caso de concretarse, el primer atisbo de entendimiento de la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio.

Así lo habían reconocido varios representantes del sector, quienes incluso condicionaban el futuro de la oposición al resultado de la acusación en contra de la titular del Mineduc.

Sin embargo, como ya es sabido, cuatro diputados optaron por salvar a Marcela Cubillos, dándole un respiro al Gobierno y a quien es quizás la ministra más ideológica del gabinete y, por otra parte, sepultando la estrategia de rearme de la oposición.

Así lo había advertido la diputada de Revolución Democrática, Maite Orsini, luego de la votación de la denominada cuestión previa en la que varios parlamentarios de oposición, optaron por alinearse con el Ejecutivo: “Es vergonzoso volver a decirlo, pero esto puede marcar, por fin, el fin del pacto administrativo“, señaló la parlamentaria.

Una opinión similar manifestó el diputado Jaime Mulet a través de Twitter, horas antes de la votación en la sala: “Perderemos la acusación contra la ministra Cubillos, ella saldrá fortalecida y habremos legitimado los vaivenes de la DC”.

Jaime-Mulet-693x336

Jaime Mulet. Foto @Poder y Liderazgo

Lo cierto es que, tal como habían advertido  algunos analistas y como suele ocurrir en este tipo de casos, la ministra Cubillos salió favorecida -al menos comunicacionalmente- lo que, por un lado,  podría catapultar su carrera  y por el otro, le otorga mayores márgenes para impulsar la política educacional del Ejecutivo.

Una derrota más

La acusación constitucional en contra de Marcela Cubillos constituye el segundo intento fallido de golpear al Gobierno haciendo valer la supuesta mayoría opositora en ambas cámaras.

Previamente, en junio del año pasado, la acción para el juicio político contra el entonces ministro de Salud, Emilio Santelices, impulsada por el Frente Amplio no logró ni siquiera sortear la cuestión previa y varios votos DC permitieron que la oposición viviera una bochornosa jornada. Misma situación ocurrió con el intento de acusar a tres ministros de la Corte Suprema por entregar beneficios a condenados por crímenes de lesa humanidad.

Caso aparte fue la imposibilidad de llegar a un acuerdo para emprender una acusación constitucional en contra del ministro del Interior Andrés Chadwick a raíz del caso Catrillanca, la que según distintos expertos constitucionalistas y a diferencia de otros casos, sí presentaba méritos suficientes para ser llevada a cabo.

Por esta razón, el fracaso de este martes golpeó fuertemente a los representantes de la oposición quienes realizaron fuertes recriminaciones a algunos de sus pares. “Tiene efectos políticos colaterales, lo lamento, desaprovechamos una oportunidad en ese sentido” señaló el diputado DC Mario Venegas, mientras que Manuel Monsalve (PS) señaló: “Yo creo que la unidad de la oposición ha estado en cuestión desde el inicio de este gobierno, creo que este ha sido el esfuerzo más importante para lograr una posición unida de la oposición. Aquí han estado todos los jefes de bancada de la oposición(…)yo creo que si uno ve el resultado final podrá llegar a la conclusión de que hay parlamentarios que están fuera del alcance de la unidad política de la oposición”.

Andrea-Parra

Misma visión expresaron desde el PPD. La diputada de ese partido, Andrea Parra señaló que “No hay oposición en la Cámara. No hay unidad ni convicción. Lo intentamos, pero fracasamos nuevamente. Espero que quienes votaron con el Gobierno asuman su responsabilidad política. Difícil seguir confiando en ellos”.

Un escenario complejo para el sector que ha visto cómo los constantes intentos de unidad han fracasado, fortaleciendo en muchos casos al Gobierno, que según las distintas encuestas posee una alta desaprobación y que, hasta el momento, ha administrado el poder sin ningún contrapeso.