Diario y Radio U Chile

Año XII, 29 de marzo de 2020

Escritorio MENÚ

Canadá presiona al COI y se baja de los Juegos Olímpicos

El Comité Olímpico de ese país tomó la decisión de no enviar deportistas a Tokio 2020.

Claudio Medrano

  Lunes 23 de marzo 2020 9:38 hrs. 
canadá





Canadá “ha tomado la decisión oficial de no enviar deportistas” a los Juegos Olímpicos de Tokio este verano (boreal) debido a la pandemia del nuevo coronavirus, anunciaron el Comité Olímpico Canadiense (COC) y el Comité Paralímpico Canadiense (CPC).

“El COC y el CPC solicitan al Comité Olímpico Internacional (COI), al Comité Paralímpico Internacional (CPI) y a la Organización Mundial de la Salud postergar los Juegos por un año”, apelaron ambos organismos canadienses en un comunicado conjunto, apoyados por sus comisiones de atletas, las organizaciones deportivas nacionales y el gobierno de Canadá.

El COI se ha visto sometido a una presión cada vez mayor para postergar los Juegos de Tokio -previstos del 24 de julio al 9 de agosto próximos- por parte de las federaciones deportivas y los atletas preocupados por la pandemia de COVID-19.

El nuevo coronavirus, surgido en diciembre en China, ya se ha cobrado la vida de 14.369 personas y ha contagiado a unas 324.290 en 171 países y territorios, según un balance elaborado por la AFP con casos confirmados, aunque el número real puede ser mucho más alto.

El presidente del COI, Thomas Bach, dijo que la decisión sobre cuándo se celebrarían los Juegos se tomaría “dentro de las próximas cuatro semanas”.

Las autoridades olímpicas y paralímpicas canadienses dijeron, sin embargo, que no esperarían tanto, e instaron al COI a posponer los Juegos por un año mientras ofrecían todo su apoyo “para ayudar a navegar todas las complejidades que traerá la reprogramación de los Juegos”.

“Nada más importante que la salud”

“Si bien reconocemos las complejidades inherentes a un aplazamiento, nada es más importante que la salud y la seguridad de nuestros atletas y la comunidad mundial”, dijeron el COC y el CPC.

“No se trata únicamente de la salud de los atletas, se trata de la salud pública”, agregó la declaración. “Con COVID-19 y los riesgos asociados, no es seguro para nuestros atletas y para la salud y seguridad de sus familias y la comunidad canadiense en general, que los atletas continúen entrenando de cara a estos Juegos”.

“De hecho, va en contra de los consejos de salud que instamos a todos los canadienses a seguir“.

Ese argumento se ha escuchado cada vez más de deportistas en países donde las instalaciones de entrenamiento están cerradas y las reuniones de personas están prohibidas, para detener la propagación de la enfermedad.

El COI ha respondido que para julio la crisis global podría haber pasado y que posponer los Juegos ahora sería prematuro, ya que podría costarles a algunos atletas una oportunidad largamente esperada de gloria olímpica que podría no repetirse.

Bach dijo que el COI estaba considerando “diferentes escenarios”, y agregó que la cancelación completa de los Juegos no estaba entre ellos.

“Estamos agradecidos con el COI por su afirmación de que no cancelará los Juegos de Tokio-2020 y apreciamos que comprenda la importancia de acelerar su toma de decisiones con respecto a un posible aplazamiento”, dijo el comunicado canadiense.

“También aplaudimos al COI por reconocer que salvaguardar la salud y el bienestar de las naciones y contener el virus debe ser nuestra principal preocupación. Estamos en medio de una crisis de salud global que es mucho más importante que el deporte”, agregaron el COC y CPC.

“Esperamos que el COI y el CPI estén de acuerdo con la decisión de posponer los Juegos como parte de nuestra responsabilidad colectiva de proteger a nuestras comunidades y trabajar para contener la propagación del virus”.