Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Machi Celestino Córdova: Gendarmería inicia una investigación sumaria ante reiteradas denuncias de irregularidades y hostigamientos

Desde la vocería de la autoridad ancestral mapuche han denunciado amenazas y persecución por parte de funcionarios de la institución penitenciaria, además de las deplorables condiciones en que se encuentra el estanque que provee de agua a todo al CET de Vilcún, lugar en donde se encuentra recluido desde septiembre.

Tomas González F.

  Viernes 20 de noviembre 2020 19:03 hrs. 
Este viernes se cumplen 103 días desde el inicio de la huelga de hambre que encabeza el machi Celestino Córdova, junto a otros 27 prisioneros mapuche. La autoridad ancestral pide cumplir su condena en su rehue, tal como lo indica el Convenio 169 de la OIT. Foto: Agencia UNO.


Los temores y desconfianza que primaban en el entorno del machi Celestino Córdova por su prisión en el Centro de Estudio y Trabajo (CET) de Vilcún, la que se dio luego de alcanzar un acuerdo con el Gobierno para su traslado tras más de 100 días en huelga de hambre, se han ido confirmando poco a poco.

En las últimas semanas se han emitido una serie de denuncias respecto de su situación en el lugar, donde cumple condena por el homicidio del matrimonio Luchsinger-Mackay desde el 12 de septiembre, en donde se han evidenciado diversas irregularidades que apuntan tanto a la infraestructura que resguarda el CET de Vilcún como a los funcionarios y funcionarias de Gendarmería que lo administran.

La primera llegó el pasado 9 de noviembre, cuando se difundió un video en el que el machi y el interno Ermiser Garrido denuncian la situación del estanque de agua potable que nutre de este elemento al CET Vilcún. Mientras ambos con palas intentan quitar el barro del pozo, se escuchan sus voces relatando las deplorables condiciones del lugar. “Muchos colonos, como le llaman aquí a los privados de libertad, están sumamente enfermos del estómago y finalmente tampoco se garantiza el derecho a la salud. Eso es lo increíble, porque no existe ningún funcionario que se preocupe por el tema de la salud”, se escucha en el registro.

“Aquí están los motivos de las enfermedades de nuestros hermanos que se encuentran aquí en el CET de Vilcún, estas son aguas de un estero en el que transitan los ratones, donde se mueren perros y gatos…”, relatan Garrido y Córdova en el video.

Fotografía del estanque de agua potable que alimenta de este elemento al Centro de Estudio y Trabajo (CET) de Vilcún. Foto: Radio UChile.

Fotografía del estanque de agua potable que alimenta de este elemento al Centro de Estudio y Trabajo (CET) de Vilcún. Foto: Radio UChile.

Además de criticar y manifestar su preocupación por las condiciones de salubridad del CET Vilcún, desde la vocería del machi Celestino Córdova criticaron el enorme gasto que ha realizado el recinto en términos de equipamiento de vigilancia y seguridad, el que además, afirman, ha sido utilizado para amedrentar a la autoridad ancestral, toda vez que se han instalado cámaras que apuntan directamente hacia donde el machi realiza sus rogativas diarias. “Situación que infringe toda intimidad y el libre ejercicio de nuestra espiritualidad”, señalaron desde su entorno a través de un comunicado, en el que también critican la falta de implementos básicos para garantizar el aseo diario de los reclusos y elementos de protección personal para prevenir contagios de coronavirus.

A los tres días de hacerse pública la denuncia, y luego de elevar su preocupación a la alcaide del CET Vilcún, la mayor Jessica Rivas, al terminar una larga jornada laboral en el acerradero del recinto penitenciario Celestino Córdova y Ermiser Garrido fueron sancionados y trasladados a una celda de castigo, bajo amenazas de ser devueltos a la cárcel de Temuco. En paralelo funcionarios de Gendarmería realizaron un allanamiento en sus celdas, el que terminó con Garrido siendo trasladado a Temuco. El procedimiento se prolongó por más de tres horas y durante todo este tiempo el machi fue obligado a mantenerse de pie con los brazos hacia atrás. “Producto del trabajo inhumano y del gran esfuerzo físico que realizó nuestro machi en el CET, y considerando además que aún se está recuperando de la huelga de hambre, el dolor intenso que le provocó esta posición hizo que cambiara de posición los brazos, ante lo cual se le ordenó volver a la postura anterior: una práctica que a todas luces se constituye por sí misma en un trato vejatorio e inhumano, y por lo mismo en tortura”, denunciaron desde la red de apoyo de la autoridad ancestral mapuche.

A la vez, señalaron que otros internos están siendo perseguidos por funcionarios de Gendarmería en el CET de Vilcún: además de Ermiser Garrido, mencionan a Alexis Solar, Robinson Garcés y Rodrigo Ruiz, quienes han sido trasladados a distintas cárceles a modo de castigo por apoyar las denuncias que evidencian las irregularidades al interior del recinto. También desde la vocería del machi acusaron que se está intentando realizar un montaje, denunciando que personal de Gendarmería ha solicitado a otros internos incriminar al machi colocando drogas al interior de su dormitorio. En concreto, dan cuenta de que los privados de libertad Miguel Ángel Trangol y Jonathan Cárcamo han sido hostigados permanentemente para concretar este tipo de acciones.

“El Estado chileno a través de sus distintas instituciones ha utilizado  desde hace mucho tiempo este tipo de estrategia para amedrentar a nuestro pueblo, recordemos el asesinato de Camilo Catrillanca. Hoy continúa no dando tregua a la persecución y represión en las cárceles, en los territorios y comunidades”, sostuvo Cristina Romo, vocera del machi. “En cuanto al machi Celestino Córdova, está dispuesto a avanzar en un nuevo proceso de lucha si es que no se da cumplimiento a lo acordado y en caso de no parar este trato vejatorio y degradante hacia él y todos los privados de libertad de este verdadero Centro de Esclavitud y Tortura”, agregó Romo en representación de la autoridad ancestral mapuche.

107 se mantuvo en huelga de hambre el machi Celestino Córdova como medida de protesta por la nula aplicación del Convenio 169 de la OIT en el reglamento penitenciario de nuestro país. Foto: Cedida.

107 se mantuvo en huelga de hambre el machi Celestino Córdova como medida de protesta por la nula aplicación del Convenio 169 de la OIT en el reglamento penitenciario de nuestro país. Foto: Cedida.

Frente a esto, desde la vocería de Celestino Córdova llamaron a los organismos de DD.HH., como el INDH y otros que se hicieron parte de las conversaciones entre el machi y el Gobierno, para fiscalizar la situación sanitaria y la persecución política que estaría sufriendo la autoridad ancestral por parte de Gendarmería de Chile.

Entre las pocas autoridades que han hecho eco de las irregularidades denunciadas por el machi Celestino Córdova y su entorno, una de las principales ha sido la diputada mapuche y presidenta de la Comisión de DD.HH. de la Cámara, Emilia Nuyado. La parlamentaria socialista ha enviado oficios tanto a Gendarmería de Chile como al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, exigiendo que respondan ante lo evidenciado por la autoridad ancestral y se inicien investigaciones en torno a las malas condiciones sanitarias, la contaminación del agua, la falta de insumos básicos de aseo y los hostigamientos que habría recibido el machi ante la práctica de su ejercicio espiritual.

La denuncia de esta autoridad es grave, porque si bien el machi cumple una condena, eso no es excusa para no tener las condiciones mínimas y adecuadas para una persona“, sostuvo Nuyado. “Lo que nos resulta aún más preocupante son los hostigamientos y amenazas por parte del personal, en represalia a las denuncias que ha realizado”, agregó la parlamentaria mapuche. 

“Existen protocolos y reglas que debe cumplir el personal y esas no pasan por amenazar, amedrentar o abusar de la fuerza contra los detenidos, por eso también nos gustaría un pronunciamiento del Ministerio de Justicia en este tema”, comentó Nuyado, quien además envió un mensaje al director del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Luego de alcanzar un acuerdo con el Gobierno, tras 107 días en huelga de hambre, el machi Celestino Córdova fue trasladado al Centro de Estudio y Trabajo (CET) de Vilcún, en donde cumplirá el resto de su condena. Foto: Cedida.

Luego de alcanzar un acuerdo con el Gobierno, tras 107 días en huelga de hambre, el machi Celestino Córdova fue trasladado al Centro de Estudio y Trabajo (CET) de Vilcún, en donde cumplirá el resto de su condena. Foto: Cedida.

“Es importante que Sergio Micco, que además es uno de los garantes en el acuerdo que terminó con la extensa huelga que llevó el machi Celestino Córdova, pueda concurrir a evacuar un informe que dé cuenta de la situación en la que se encuentra la autoridad espiritual, porque ha habido una cantidad enorme de hostigamientos a su persona y no se le ha respetado la práctica ni el ejercicio de su espiritualidad mapuche”, concluyó la diputada y presidenta de la Comisión de DD.HH.

Consultados por Radio Universidad de Chile, desde Gendarmería de Chile respondieron a través de un comunicado fechado el 19 de noviembre de 2020, en que “desmienten categóricamente todo tipo de maltrato y abuso al interior del Centro de Estudio y Trabajo de Vilcún”.

“Como en cualquier establecimiento penal donde se cumplen penas privativas de libertad, Gendarmería realiza en forma periódica procedimientos de allanamiento al interior de estos recintos, como una manera de prevenir el ingreso de elementos prohibidos que puedan alterar el régimen interno e incluso la integridad y seguridad de los mismos usuarios. Cabe señalar, por ejemplo, que en el último registro se pudo requisar droga al interior de dos de las cabañas, por lo que tres condenados debieron retornar a sus Unidades Penales de origen, de acuerdo al reglamento penitenciario”, señala Gendarmería en el comunicado. “En el CET de Vilcún, al ser un Centro de Estudio y Trabajo, la totalidad de la población penal debe cumplir con horarios de trabajo determinados previamente, debiendo además desarrollar diversas tareas agrícolas y forestales, como condición básica de este tipo de establecimientos agropecuarios y como parte también de su proceso de reinserción social”, finaliza el texto.

Fuentes de Gendarmería confirmaron a nuestro medio que, pese a no haber una denuncia oficial a través de los canales formales por parte de Celestino Córdova, la institución penitenciaria inició una investigación sumaria administrativa para esclarecer las irregularidades señaladas por el entorno del machi y sus vocerías.

Decenas de personas, mapuche y no mapuche, se han congregado en distintos puntos del país para manifestar su apoyo a las demandas que ha expresado el machi Celestino Córdova desde su encierro. Foto: Agencia UNO.

Decenas de personas, mapuche y no mapuche, se han congregado en distintos puntos del país para manifestar su apoyo a las demandas que ha expresado el machi Celestino Córdova desde su encierro. Foto: Agencia UNO.