Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 22 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Elisa Loncón: “No podemos aceptar que se nos margine de la futura constitución”

La académica especialista en mapudungún manifestó su intención de representar a los pueblos indígenas en la futura convención constitucional, al mismo tiempo que criticó a la élite política que, a su juicio, históricamente ha conculcado los derechos de los pueblos originarios, siendo la discusión de los escaños reservados una nueva muestra de aquello. "Hay una mezquindad instalada y que están pretendiendo abortar este proceso constituyente", aseguró. 

Diario Uchile

  Jueves 10 de diciembre 2020 9:57 hrs. 
Elisa Loncon


 

La académica de la Universidad de La Frontera (UFRO) y de la Universidad de Santiago (USACh), Elisa Loncón, conversó con Radio y Diario Universidad de Chile sobre la tramitación de los escaños reservados para los pueblos originarios en el Congreso, y que se ha visto entrampado en la comisión mixta.

Elisa Loncón aseguró que los parlamentarios están “atentando contra la democracia y el espíritu de la convención” con todas las trabas que están poniendo en el proceso, y va más allá al acusar que se estaría intentando “sabotear el proceso constituyente” y la posibilidad de cambiar Chile.

La académica sostuvo que el objetivo es escribir una nueva constitución sin la representación de los pueblos originarios, perpetuando el “colonialismo interno” que históricamente han propiciado las instituciones del Estado y el racismo, lo que calificó como la vergüenza del país.

“Es fundamental que los pueblos originarios participemos para contribuir sustantivamente a esta constitución, no olvidemos que la constitución es para todos los chilenos, y estando ahí las naciones originarias contribuiremos para todo el pueblo de Chile y haciendo énfasis en lo que son los derechos colectivos de las naciones originarias”

La especialista en mapudungún señaló que el impedir que la representación indígena se manifieste en la convención, es también un atropello a tratados internacionales ya ratificados por Chile, además de que no valora el aporte de los pueblos originarios a la diversidad cultural.

“Se está jugando nuestra presencia, nuestra identidad aquello que la convención de las Naciones Unidas estableció como primer punto: el derecho a la identidad de las personas, entonces aquí no se están respetando ni siquiera la convención internacional de los derechos humanos, y qué decir de las naciones originarias establecidos dentro de los convenios internacionales”.

Para Elisa Loncón, la importancia de la representación de los pueblos originarios en la Convención tiene importancia también para Chile, que sería capaz, por primera vez de reconocer y asumir su propia identidad multicultural y diversa; y se podrían incorporar elementos a la nueva carta magna como es el respeto a la naturaleza, tan arraigada en la cosmovisión indígena.

La profesora de la UFRO sostuvo que todas las cortapisas que se están poniendo a los escaños reservados para pueblos originarios también debe ser una voz de alerta de cómo una élite política que es minoritaria está atacando a las etnias originarias, todo para mantener sus parcelas de poder y representación intactas: “hay una mezquindad instalada y que están pretendiendo abortar este proceso constituyente”, aseguró.

Es por esto que Elisa Loncón expresó que la tramitación de este proyecto refleja que las condiciones históricas y políticas no han cambiado para los pueblos originarios, y ese sería el principal desafío a superar, no sólo para interés de los pueblos indígenas sino también para el pueblo chileno en general, ya que esta élite minoritaria seguirá conculcando los derechos de las diversidades que habitan el país

“Esta realidad refleja que la situación no ha cambiado, las condiciones de precariedad política en la participación indígena ha sido una constante a lo largo de la historia de Chile. No es un problema nuevo para los pueblos originarios, siempre han tenido que luchar y avanzar en el reconocimiento de su existencia, de su condición, de su filosofía y de sus derechos con todo en contra. Así ha sido a lo largo de la historia”.

La académica mapuche manifestó su interés de participar del proceso constituyente,  como una vocería a nivel nacional de los pueblos originarios, para avanzar en una constitución plurinacional. Para ella los puntos importantes que debería incluir una nueva carta magna son: la participación de mujeres indígenas, como fuentes del pensamiento filosófico del pueblo indígena.

En segundo lugar, la participación debe ser desde la filosofía de los pueblos, que si bien es muy local se puede ampliar a nivel nacional, por ejemplo el respeto y defensa a la naturaleza en tiempos de crisis medioambiental: “Chile necesita del verde de la montaña, de la pureza de las aguas”, aseguró.

Un tercer componente tiene que ver con las lenguas originarias, como depositarias de los saberes de los pueblos indígenas, pero que han sido históricamente oprimidas, generando lo que la académica llama una suerte de “violencia cognitiva” y “lengüicidio”. “Si no se reconocen los derechos lingüísticos obviamente que es un problema que atenta contra la identidad, es parte de la violencia cognitiva que se practica en la escuela, la violencia lingüística que se ejerce contra los pueblos indígenas”, sostuvo.

El cuarto componente tiene que ver con el derecho a la autonomía y autodeterminación de los pueblos originarios. Y el quinto punto tiene que ver con la interculturalidad, para detener el racismo y la exclusión indígena imperantes, y eso se logra con la educación de la sociedad chilena desde la interculturalidad para valorar en su justa medida a los pueblos originarios, señaló Elisa Loncón.

“Queremos llevar una candidatura que represente este lenguaje de diálogo con la sociedad chilena, de avance en el desarrollo de las políticas interculturales para que el futuro de Chile sí sea un futuro reconciliado con la historia, reconciliado con las raíces y un futuro de Chile que no sea cómplice del racismo, que no siga siendo cómplice de la marginación a través de este proceso de colonialismo interno que se ejerce en la institucionalidad chilena”.

Finalmente, hizo un llamado a una conversación de los distintos representantes de los pueblos originarios que tienen aspiración de llegar a la convención constitucional para tener un punto de vista común frente al problema de los escaños reservados: “los pueblos originarios tenemos todo el derecho de participar en la refundación de este país”, concluyó.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.