Diario y Radio U Chile

Año XIII, 27 de febrero de 2021

Escritorio MENÚ

Fatiga pandémica: las dificultades de enfrentar cuarentenas en verano

En medio de un aumento de los casos de pacientes confirmados con COVID- 19 y de la presencia de una nueva variante del virus que es aún más contagiosa, las familias chilenas se enfrentan a las altas temperaturas, el tedio de largos meses encerrados y la perspectiva de iniciar otro año en similares condiciones. ¿Cómo cuidar la salud mental y lograr un descanso que permita realmente recobrar fuerzas?

Claudia Carvajal G.

  Domingo 17 de enero 2021 13:48 hrs. 
encierro-en-casa


Ya no aguanto más encerrada”, “odio el ruido”, “estoy desesperado por el calor”,  “necesito ver mar”, “necesito un cambio de aire” o “me estoy volviendo loco” son frases que seguramente cualquiera de nosotros ha dicho en las últimas semanas.

El 18 de marzo, el Gobierno decretó el Estado de excepción constitucional de catástrofe por un lapso de 90 días. Previamente, el domingo 15 se anunció la suspensión de clases en todas las comunas de la Región Metropolitana, obligando a niños, niñas, adolescentes y a sus padres y/o madres a mantenerse en sus hogares – en la medida que pudieran realizar teletrabajo-  para mantener las distancias físicas y evitar contactos que aumentaran la cantidad de contagiados, que, a esa fecha no alcanzaba a los cien.

10 meses han pasado, la pandemia ha cobrado, según las cifras oficiales del Ministerio de Salud, más de 17 mil muertos y, en la última semana, los casos de nuevos confirmados como infectados con el SARS-COV 2 han superado los 4 mil diarios. Todo en medio del verano, época en la que la mayor parte de la población puede contar con algunos días de vacaciones para reponer fuerzas y enfrentar un nuevo año laboral y escolar.

Pero claro, no será igual que antes.  42 comunas en todo el país se encuentran en cuarentena ante el explosivo aumento de casos contagiados, mientras otras tantas se encuentran en transición, es decir con prohibición de la libre circulación durante los fines de semana.

Entonces. ¿Cómo seguir sano mentalmente en estas condiciones?

La doctora Vania Martínez, psiquiatra, académica de la Universidad de Chile y directora del Núcleo Milenio para Mejorar la Salud Mental de Adolescentes y Jóvenes, explica lo importante que es buscar formas de desconectarse de la rutina del año y encontrar espacios de descanso que permitan a las personas una desconexión de la cotidianeidad.

Vania-Martínez_coloquial-web

Dra. Vania Martínez

“El verano debe ser una época en que dediquemos momentos al descanso, por esta fatiga que se ha producido, porque ha sido un año mucho más difícil que la mayoría de otros años. Ese descanso debe ir acompañado de salud física, es decir, con el uso de mascarilla, lavado frecuente de manos y distancia, pero por otro lado ese descanso debe ser saludable en lo emocional”.

Sea por la cantidad de meses sujetos a movilidad reducida o restringida, sea por las temperaturas más altas, el asunto es  se nos hace aún más difícil mantenernos en nuestros hogares durante el periodo estival y la respuesta no es solo por el calor, sino que hay otros determinantes que afectan nuestra conducta, como lo señala Alejandra Fuentes, socióloga y  doctora en Salud Pública por la Universidad de Chile.

“Hay un factor climático importante, ya que no es lo mismo tener una cuarentena en invierno, cuando la propia temperatura te lleva a estar dentro de la casa, a cuando estamos en verano, época en la que desde que somos socializados en nuestra primera infancia, se considera de vacaciones, un tiempo que se vive de forma distinta dependiendo de nuestras condiciones estructurales de vida. Tenemos conductas cotidianas distintas en el verano y esa es una primera condición estructural que es para toda la población”.

Por eso es que la doctora Vania Martínez hace hincapié en la importancia de cambiar la rutina, pues así se entrega un descanso a las fatigadas mentes que han enfrentado largos meses de incertidumbre sanitaria y económica con serias consecuencias emocionales.

musica en casa

La música es una actividad terapéutica de bajo costo para las familias.

“Hay que hacer rutinas diferentes, tener mayores espacios de distracción, de ocio, de hacer actividad física, de estar en contacto con otras personas, ya sea en la misma casa con quienes vivimos, o al aire libre con otras personas o incluso virtual, pero dedicarle conscientemente mucho más tiempo al ocio, al esparcimiento, a la actividad física, a la música. También se puede revisar recuerdos como fotografías o videos y compartir con personas con las que estamos viviendo cuáles han sido nuestras experiencias y cómo hemos vivido esta etapa. Aprovechar este espacio y ojalá, durante el año, tratar de mantenerlo en menor medida”.

El deporte y ejercicio físico  son claves para la prevención e incluso el tratamiento de enfermedades mentales y, si bien el Gobierno implementó un cambio en el plan Paso a Paso que permite el desarrollo de actividad física durante los fines de semana para los residentes de aquellas comunas en cuarentena o transición entre las 7:30 y las 8:30 de la mañana, los parques se mantienen cerrados. Esta medida que ha sido muy criticada por los expertos ya que en espacios abiertos y ventilados el virus tiene poca transmisibilidad , pero además se produce un contrasentido con la apertura normal durante la semana de centros comerciales en los que las posibilidades de contagio son mucho mayores por las aglomeraciones que pueden darse.

En ese sentido, la directora del Núcleo Milenio considera que el Gobierno podría abrirse a la apertura de las áreas verdes en orden a favorecer la actividad física, ya que, además, en estos meses la obesidad en niños y adolescentes ha aumentado producto de la pandemia.

parque mascarilla

El contacto con áreas verdes, con la naturaleza es un aporte a la salud mental. En la medida que pudiera haber ciertos requisitos, sería conveniente abrir los parques más grandes, aquellos en los que es más fácil mantener la distancia”.

Casa versus departamento, parque versus plazas de cemento

En Chile la diferencia en metros cuadrados para residir entre una persona de Vitacura y otra de Puente Alto es de 18 metros cuadrados, según los datos del INE publicados en abril de 2020, por lo tanto, evidentemente no es lo mismo estar encerrado en una comuna que en otra.

desigualdad vivienda sol

Infografía @Fundación Sol

Pero hay otra diferencia que es fundamental a la hora de analizar las cuarentenas en verano: el barrio.

Además de la vivienda, hay una cuestión que tiene que ver con los barrios donde éstas se insertan, porque las condiciones que se tienen alrededor de esa vivienda son importantes, por ejemplo, para salir a hacer deporte que es una de las flexibilizaciones que se le ha hecho a la cuarentena. En algunos barrios o contextos esto es mucho más restringido o resulta más limitado porque no hay, por ejemplo, veredas en buen estado o no hay áreas verdes. En algunas comunas simplemente no hay áreas verdes, no solo porque no puedan plantarlas, sino porque no pueden mantenerlas por los costos que ello significa. Ese tipo de condiciones en que se viven las cuarentenas en los sectores más deprivados de nuestro país sean estructuralmente mucho más complejas y eso afecta la salud mental”.

De acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, por cada habitante de una ciudad debería contarse con entre 9 y 11 metros cuadrados de áreas verdes. En Chile sólo 18 de 117 ciudades cumplen con el estándar propuesto.

Todos estos determinantes sociales de la salud afectan a la hora de mantener la sanidad mental tan necesaria para seguir con las instrucciones y medidas que las autoridades decretan: la desigualdad incide en el acatamiento de las decisiones del Gobierno.

“La desconfianza hacia las instituciones en general y, específicamente, hacia las autoridades gubernamentales hace que la forma en que se tomen las medidas anunciadas sea desde allí, desde la desconfianza, desde la rabia, el temor y todo eso hace que los afectos sociales estén teñidos por emociones negativas y eso también incide en nuestro ánimo”.

alejandra fuentes

Alejandra Fuentes.

Es por eso que es relevante prestar especial atención a las señales o síntomas que puedan estar indicando algo más que un simple fastidio por el encierro. La doctora Martínez indica que uno de los indicativos más claros que podemos estar afectados por una enfermedad mental es el trastorno en el sueño.

Sea el insomnio o la excesiva somnolencia, esa es una voz de alerta. También los trastornos en la alimentación, ya sea que se haya subido mucho de peso o con trastornos de la conducta alimentaria como atracones o estricción de la alimentación. Respecto del ánimo, hay que prestar atención a la incapacidad de disfrutar cosas que antes disfrutaban, síntomas de angustia importante, miedos permanentes, ideación suicida o pensamientos relativos a auto-infligirse daño. Enero es el mes en que más personas se suicidan, por eso hay que estar alerta, pedir ayuda a tiempo. Para eso están los distintos canales de la plataforma Saludablemente“.

2021-01-15

La salud mental, que en nuestro país vive una crisis ya desde hace varios años, enfrentó un nuevo desafío luego de la revuelta social del 2019 y, con la pandemia, se teme que las consecuencias sean desastrosas para los chilenos y chilenas. Por ello es importante aumentar el presupuesto en salud mental ya que actualmente, de todo el presupuesto de Salud solo un 2 por ciento es para ese ámbito y los especialistas han solicitado que ese guarismo se triplique paulatinamente. Hasta ahora no es pública la información de un aumento real en los fondos públicos destinados a esa área.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.