Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Pablo Lacoste: “Los herederos naturales de Menem son los Kirchner”

El académico de la USACh se refirió al legado que deja el expresidente argentino, y aseguró que tanto Néstor Kirchner como Cristina Fernández y su círculo cercano, se dedicaron a administrar "un sistema de gestión del Estado caracterizado por la corrupción y la impunidad". 

Diario Uchile

  Lunes 15 de febrero 2021 11:55 hrs. 
Menem Kirchner

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile , el doctor en Estudios Americanos y académico de la Universidad de Santiago (USACh), Pablo Lacoste, se refirió al reciente fallecimiento del expresidente de Argentina Carlos Saúl Menem. 

Pablo Lacoste señaló que el legado de Menem se puede dividir en dos áreas, la primera en el ámbito nacional, y la segunda desde lo que fue su relación con nuestro país, ya que fue durante su mandato que se resolvieron algunos asuntos limítrofes entre ambas naciones, por ejemplo el caso de Laguna del Desierto o la ratificación del Tratado de Paz y Amistad de 1984.

En el caso doméstico, el académico de la USACh señaló que Carlos Menem construyó una máquina formidable de poder que fue la que lo mantuvo en el sillón de Casa Rosada durante diez años, y una de sus principales características al respecto fue que esta maquinaria carecía de ideología, una constante en su carrera política, ya que en los inicios de su carrera política, cuando consiguió la gobernación de La Rioja, se declaraba cercano a posturas socialistas, mientras que durante su mandato presidencial se alineó con el llamado Consenso de Washington y las medidas de corte neoliberal que implicaba.

Y fue justamente durante su decenio, que los Kirchner se convirtieron en sus aliados más cercanos y quienes se erigieron como los continuadores de su obra, en algún sentido, de acuerdo a Lacoste, e incluso avalaron las privatizaciones que se llevaron a cabo en los noventa.

“Y después del 2001, (Néstor) Kirchner lo que hace es seguir con la táctica de Menem, cambiando ahora el discurso, entonces va a haber todo un discurso de izquierda como había hecho antes Menem en los setenta, pero la lógica del poder es lo mismo: fuertes pautas de corrupción, gracias elecciones. Esto fue compartido por Menem y por Kirchner”.

El doctor en Estudios Americanos agregó que ni Menem ni los Kirchner se preocuparon de generar un equilibrio fiscal, “y los dos terminan fundiendo a la Argentina”, por lo que más allá de las etiquetas ideológicas con las que ambas administraciones han sido rotuladas, los resultados han sido más o menos los mismos.

Respecto de los procesos judiciales en los que se vio envuelto Carlos Menem después de su mandato, como fueron los casos de importaciones de armas a Croacia y Ecuador, o el atentado a la Asociación Mutual Israelista Argentina (AMIA), de los cuales zafó sin ser condenado, el académico de la USACh sostuvo que esto se explica por la instauración de “un sistema de gestión del Estado caracterizado por la corrupción y la impunidad”.

En este sentido, Lacoste calificó como “una bomba atómica” para las relaciones bilaterales entre Argentina y Perú la venta de armas a Ecuador, cuando en 1995 sostuvieron ambas naciones fronterizas las escaramuzas en el llamado “Pasillo del Cóndor”, y el posterior estallido del arsenal de armas en la localidad de Río Tercero, supuestamente para encubrir este caso de venta de armas.

“Para colmo, para encubrir el contrabando de armas hicieron volar el polvorín de la ciudad de Río Tercero donde murieron siete personas y quedaron 300 heridos. Por eso hoy el alcalde de Río Tercero anunció al mundo que él no acepta el duelo por la muerte del expresidente. Menem tiene las manos manchadas con sangre por el hecho de esa voladura del polvorín de Río Tercero”, señaló de manera tajante.

Finalmente, Pablo Lacoste insistió en que esta forma de operar del Estado va más allá de una persona, en este caso Carlos Menem, y se ha mantenido en el tiempo, y ahora estarían profitando de ella los Kirchner y su círculo de aliados políticos, razón por la cual estableció que “los herederos naturales de Menem son los Kirchner” ya que mantuvieron elementos como la corrupción, la ostentación y la frivolidad, aseguró.