Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Bolivia: oficialismo pierde las principales ciudades de Bolivia en elecciones locales

El gobernante Movimiento Al Socialismo de Bolivia (MAS) sufrió, este domingo, derrotas en las elecciones locales de las principales ciudades del país, según resultados en boca de urna. Los resultados oficiales de las elecciones locales se conocerán el viernes o sábado.

RFI

  Martes 9 de marzo 2021 7:59 hrs. 
Elecciones Bolivia


El Movimiento Al Socialismo (MAS) sufrió un duro revés cuando las alcaldías de las cuatro principales ciudades de Bolivia -La Paz, El Alto, Santa Cruz y Cochabamba- quedaron en manos opositoras, según proyecciones de dos canales de televisión.

El MAS cedió además las alcaldías de Oruro, Potosí, Tarija y Trinidad. Sólo ganó en Sucre y Cobija. Los alcaldes se deciden en primera vuelta por mayoría simple.

Tres de nueve gobernaciones

De las nueve gobernaciones del país, el MAS aseguró solo tres -Cochabamba, Oruro y Potosí-, según las proyecciones. Perdió Santa Cruz y deberá ir a segunda vuelta el 11 de abril en La Paz, Chuquisaca (sureste), Tarija, Beni y Pando, con pronósticos poco alentadores.

“Las elecciones han revelado una cierta implosión del MAS. Se están dividiendo en gran parte sus partidarios. Han surgido muchos disidentes. Mucha gente que está en desacuerdo con el manejo autoritario del personal del partido de gobierno, observa Roberto Laserna, analista político y economista del Centro de estudios de la realidad económica y social, CERES.

“Si uno compara la misma lógica de la votación en las urnas de alcaldías y gobernaciones del 2015 al 2021, se nota una pérdida de convocatoria del MAS”, agrega Laserna.

“Bajamos entre 15 a 20%” respecto a las elecciones generales de 2019 y “esto no es novedad”, pues ha ocurrido antes, reconoció el presidente oficialista del Senado, Andrónico Rodríguez. Estos resultados “nos van a llamar a la reflexión y ajustar muchos errores dentro del MAS, si ha habido mal cálculo”, señaló en rueda de prensa.

En La Paz venció Iván Arias, ministro de la expresidenta de facto Jeanine Áñez (2019-2020); en El Alto Eva Copa, expresidenta del Senado y ahora disidente del MAS; en Cochabamba el excapitán de Ejército Manfred Reyes Villa; y en Santa Cruz pelean el primer lugar los opositores Gary Áñez y Jhonny Fernández.

Evo Morales dijo que, sin embargo, los recuentos de su propio partido son muy distintos y que los que maneja el MAS “son una gran alegría”. “Sólo la derecha nos ganó en Santa Cruz”, afirmó el exgobernante en una conferencia de prensa y aseguró que su partido, se asegura la victoria en cinco gobernaciones, entre ellas La Paz, Oruro, Potosí y Pando.

La derrota del MAS en las elecciones locales es un golpe duro para el presidente de izquierda Luis Arce quien triunfó en primera vuelta en octubre pasado con el 55% de los votos. “La victoria del MAS hace unos meses no fue solamente una victoria política, era sobre todo una victoria de la nostalgia por la bonanza, era un deseo de la gente de volver al momento de la bonanza económica, y por supuesto, estaba muy alimentado por el miedo a la incertidumbre, el miedo por la posibilidad de una crisis económica”, apunta Roberto Laserna, entrevistado por Carlos Pizarro de nuestro medio asociado RFI.

Laserna, quien también es analista político, estima que el gobierno de Arce trató “de fortalecer su control de los aparatos de gobierno locales: alcaldías, gobernaciones etc. más importantes. En ese sentido, esos últimos meses, el gobierno nacional ha demorado la toma de decisiones para enfrentar la crisis, la pandemia, en espera de que las elecciones le refuercen el poder. Ha sido una apuesta arriesgada en la que ha perdido. Porque no logró consolidar ese poder, sino que al contrario ha perdido muchas gobernaciones y alcaldías importantes”.

“Por ejemplo en la alcaldía de Cochabamba ha jugado la lógica nacional de un retorno a un antiguo alcalde, Manfred Reyes Villa cuya gestión ha sido muy exitosa hace varios años (1993-2000). La gente espera que vuelva a hacer obras y a poner orden en la ciudad”, apunta Roberto Laserna.

“En el caso de El Alto, la situación es distinta: ha ganado Eva Copa, una mujer muy fuerte, muy aguerrida, muy sólida, que asumió la presidencia del senado en condiciones muy difíciles. El propio MAS la trató de reemplazar y eso generó mucha molestia en ella y su entorno. Se lanzó a la alcaldía y la ha ganado con más del 60%. Pero tampoco podemos decir que es una votación del MAS disidente o de la izquierda. Su programa no es un programa de estatización y de redistribución. Es un programa muy adecuado a las demandas de mercado. El Alto es una ciudad muy vinculada a las actividades de mercado, de comercio, de transporte, de actividades artesanales”, comenta el analista político.

Los resultados oficiales de las elecciones locales se conocerán el viernes o sábado.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.