Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 22 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Estudio demuestra amplias brechas entre pensiones de las FF.AA. y trabajadores

El documento dado a conocer por la Fundación Sol establece que tanto almirantes como generales de aviación en retiro pueden llegar a percibir hasta once veces los ingresos de un jubilado por el sistema de AFP.

Diario Uchile

  Miércoles 22 de septiembre 2021 19:37 hrs. 
milicos


Hasta 11 veces puede llegar la diferencia entre las pensiones que se pagan a los jubilados de las Fuerzas Armadas y de Orden frente a las pensiones de vejez que pagan las AFP y las Compañías de Seguro.

Así lo señala un nuevo estudio dado a conocer este miércoles por la Fundación Sol, donde se da cuenta de los millonarios montos que reciben altos oficiales e incluso suboficiales de Capredena y Dipreca, versus los magros ingresos que recibe el resto de la ciudadanía, incluso con más años de servicio.

El documento señala que un almirante en retiro puede recibir una pensión de hasta 3 millones 977 mil pesos mensuales, mientras que un coronel llega a recibir mensualmente 2 millones 450 mil pesos de jubilación.

Uno de los investigadores del documento, Recaredo Gálvez, explicó que se da cuenta de un sistema que contiene elementos de seguridad social como el de las FF.AA. y de Orden, la que permite conocer la jubilación al término de su servicio. A esto se agregan beneficios como poder solicitar una pensión a los 20 dentro de una de estas instituciones castrenses para llegar al final del ciclo laboral a recibir un ingreso similar al salario en actividad.

Esta situación contrasta diametralmente con lo que enfrentan los trabajadores chilenos agregó Gálvez, quien comentó que este tipo de sistema va en contra del fundamento del sistema de AFP impuesto en dictadura.

El investigador precisó que el caso de los militares, policías y miembros de Gendarmería, el sistema asegura “un beneficio conocido y es una situación que no estamos viendo para el resto de la población. El resto de la población está en un sistema totalmente privatizado y sin ninguna alternativa pública, que corresponde a cuentas individuales y es basado en capitalización individual. Acá no hay un beneficio definido, es imposible que el sistema de AFP le pueda garantizar un monto de pensión por sí sola porque eso es contra la lógica del propio sistema de AFP que depende de la rentabilidad”.

Gálvez indicó que en el caso de un general de aviación, su pensión puede llegar a los 3 millones 300 mil pesos mensuales, lo que contrasta con las jubilaciones de vejez de miles de trabajadores que reciben 360 mil pesos cada 30 días.

En el documento se da cuenta además de las aprehensiones que existían al interior de la juta militar encabezada por Augusto Pinochet con la propuesta de sistema previsional presentado por el entonces ministro de la dictadura José Piñera Echenique.

“Tienen que darle una redacción tal que lleve encubierto lo que vamos a hacer, de lo contrario, vamos a aparecer muy mal ante la ciudadanía” señalaba Pinochet en el acta de la reunión del 14 de octubre de 1980 respecto a la mantención de las instituciones castrenses y policiales en su sistema previsional.

A ello se suman las palabras del actual comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Martínez Menanteau quien según un reportaje de The Clinic publicado el 22 de noviembre de 2018 señaló: “Uno tiene que ser estratega. El bien a cautelar son las pensiones. Las pensiones es algo que hay que cuidar con dientes y muelas, si es necesario alargar la carrera militar, para que prevalezca la esencia de las pensiones nuestras, hay que hacerlo”, comentó ante un grupo de 900 oficiales en el Aula Magna de la Escuela Militar.

Recaredo Gálvez recordó que los argumentos esgrimidos para obligar a los trabajadores chilenos al sistema previsional de cotización individual fueron falsos, como por ejemplo que estaba quebrado.

El especialista indica que si bien a juicio de la Fundación Sol el sistema de la época necesitaba cambios y una reestructuración, “parte de los argumentos utilizados por el régimen para realizar toda la propaganda de cambio el sistema e incluso de validación posterior por parte no solo de militares sino también hemos visto muchas veces de quienes participan en política activa, que señalan que la falencia del antiguo sistema estaba en quiebra y eso no es así”.

Al respecto, Gálvez recuerda que “la junta militar tenía evidencia de que eso no era así y que habían cajas que estaban generando superávit. Acá ha sido bastante ilustrativo revisar estas actas para observar una conciencia de parte de las FF.AA. y de Orden y principalmente nos referimos a la oficialidad, a los altos cargos, porque es ahí donde se están dando las pensiones que bordean los 3 millones de pesos”, concluyó.

Revise el estudio completo acá

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.