Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 21 de mayo de 2022

Escritorio

Familiares de presos de la revuelta: “Continuaremos con la huelga hasta que el Senado ponga fecha al proyecto de ley y lo vote”

Sin embargo, en el Senado los comités parlamentarios decidieron no colocar en tabla para la próxima semana esta iniciativa ni la de cuarto retiro de fondos de pensiones.

Diario Uchile

  Viernes 29 de octubre 2021 17:24 hrs. 
huelga de hambre

Dos días lleva en huelga de hambre un grupo de familiares de presos detenidos en el marco del estallido social de octubre de 2019 a la espera de que se vote el proyecto de indulto que está en el Senado y que esperaba ser votado el martes 2 de noviembre.

Sin embargo, los comités parlamentarios decidieron no colocar en tabla la iniciativa -así como la que propone un cuarto retiro de fondos de las AFP-, como señaló el senador de Renovación Nacional Rodrigo Galilea.

“Ambos proyectos generan mucha inquietud en amplios sectores de los distintos partidos políticos que consideran que hay que mejorarlos, hay que revisar muchos aspectos de ellos antes de que vaya a votación en sala”, indicó Galilea, quien agregó que están revisando los aspectos reglamentarios para hacerle “mejoras” y llevarlos a la votación del resto de los parlamentarios.

Más temprano, el diputado Boris Barrera, había llamado al Senado a “terminar con la gimnasia y votar la propuesta que busca liberar a los presos detenidos durante las protestas sociales.

“Es lamentable que las familias tengan que llegar después de más de 10 meses de presentado este proyecto a iniciar una huelga de hambre para sensibilizar a los senadores y senadoras que, como es de costumbre, tramitan de forma lenta cualquier proyecto que llega a esa cámara”, comentó el legislador que visitó a los familiares en compañía de los otros diputados de la bancada del PC y dirigentes de organizaciones sociales como el presidente de la ANEF, José Pérez Debelli y el presidente del Colegio de Profesores, Carlos Díaz.

En tanto, Ximena Vidal, vocera de la Asamblea Nacional de Familiares de Presos Políticos y madre de uno de los detenidos, señaló que “para nosotros esta es una necesidad urgente que nuestros hijos salgan de la cárcel, que puedan volver a vivir una vida normal y nosotros también; créanme que uno como madre no duerme ni una sola noche tranquila, si logramos dormir a veces tres horas en el día es mucho, entonces necesitamos recuperar nuestra tranquilidad, necesitamos que nuestros hijos vuelvan a ser lo que eran. Se lo digo al señor Kast, al señor Piñera que nuestros hijos pueden ser un gran aporte a la sociedad, ellos no han matado, no han robado, no han violado, no han hecho nada de daño físico a ninguna persona, por eso que merecen estar en la calle”.

“A la señora Marinovic, a la señora Cubillos, tómense la molestia de conocer a las familias y se darán cuenta que somos personas de esfuerzo, somos personas de trabajo, en nuestros hijos no hay nadie de Las Condes o de Vitacura, somos gente de esfuerzo, gente de población que con esfuerzo hemos criado a nuestros hijos con valores de solidaridad y de construir un mundo más justo y eso es realmente lo único que han buscado nuestros jóvenes”, indicó.

Verónica Verdugo, también representante de la Asamblea de Familiares y madre de Nicolás Ríos, puntualizó que “el gobierno se ensañó con ellos. Hablan de orden público, nos endosan a nosotros la responsabilidad del orden público y es una vergüenza porque nos hemos reunido muchas veces con personajes políticos que nos dicen que si nosotros les garantizamos el orden público… ¿De qué están hablando? Eso lo deben garantizar cuando den dignidad a este país, cuando se hagan cargo de las demandas sociales, cuando dejen de reprimirnos, cuando dejen de criminalizar la protesta social”.

“Nosotros dijimos verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición. Continuaremos con la huelga de hambre hasta que el Senado ponga fecha al proyecto de ley y lo vote a favor, porque es justo y necesario por la libertad de todos y todas las presas de la revuelta”, concluyó la representante que mantiene el ayuno junto a otras dos personas en una sede sindical.