Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 8 de agosto de 2022

Escritorio

Sara Larraín: “No es posible que un grupo de trabajadores se apropie de la decisión de una empresa que es de todos los chilenos”

La directora de Chile Sustentable defendió el cierre de la Fundición Ventanas y destacó la importancia de fortalecer las fiscalizaciones a las empresas del cordón industrial y actualizar las normas en materia medioambiental.

Diario Uchile

  Viernes 24 de junio 2022 9:31 hrs. 
SARA LARRAIN1

Compartir en

En conversación con la primera edición de Radioanálisis, la directora de Chile Sustentable, Sara Larraín, profundizó sobre el conflicto que provocó la determinación del gobierno y del directorio de Codelco de cerrar la Fundición de Ventanas en la comuna de Puchuncaví.

La decisión derivó en un paro nacional por parte de trabajadores de la cuprífera, el que fue prontamente depuesto tras llegar a un acuerdo con la estatal para iniciar una mesa de trabajo para llevar a cabo el cierre de las operaciones de la división.

Larraín calificó este anuncio como “muy acertado” y que “viene a poner fin a una década de una decisión que no había sido tomada. No se tomó durante el segundo gobierno de Bachelet, no se tomó en el segundo gobierno de Sebastián Piñera y finalmente se toma después de una crisis de intoxicación que prometía ser tan grave como la de 2018, cuando se intoxicaron aproximadamente mil 600 personas”.

Para la activista, con este hecho “se hace justicia y se pone a Codelco en el marco de la ley. Si acá todos sabíamos desde 2011 que la empresa no le daba para cumplir la norma como correspondía. No es posible que un grupo de trabajadores se apropie de la decisión de una empresa que es de todos los chilenos y que los trabajadores son servidores de todos los chilenos. Codelco tiene esa naturaleza, no puede seguir funcionando a costa de 20 mil personas en la zona por los impactos que ha conllevado, eso no ha sido mostrado a la opinión pública, se muestra mucho a los trabajadores, pero no a las víctimas”.

“Nosotros pensamos que verdaderamente la fundición con 62% del dióxido de azufre y la mayor parte de los metales pesados no es sustentable para una zona poblada. No nos olvidemos que la fundición es de 1964, es decir, tiene una tecnología obsoleta, no son pocos los millones de dólares que hay que invertir y, por lo tanto, en términos económicos es un mal negocio para los chilenos”, expresó.

En cuanto al resto de las empresas situadas en el cordón industrial, destacó dos elementos relevantes a considerar: “las mega fuentes de dióxido de azufre y material particulado sin duda han sido las cuatro termoeléctricas de AES Gener y la fundición. Estas mega fuentes queman carbón, que es la causa principal del material particulado, dióxido de azufre y metales pesados. Cerró Ventanas 1 en 2020 y ahora se debiera cerrar Ventanas 2, estas son las más antiguas y creemos que sin la fundición va a bajar enormemente el dióxido de azufre”.

Al mismo tiempo, apuntó que “tenemos componentes orgánicos volátiles y eso principalmente tiene que ver con las industrias químicas, con ENAP, con la refinación. Lo que corresponde en esos casos es una fiscalización fuerte de la autoridad y una fiscalización fuerte de las emisiones actuales, pero también un mejoramiento de las normas. Acabamos de realizar un estudio sobre el cumplimiento de los planes de descontaminación en relación a las normas actuales y lo que ocurre es que hay unas 27, 37 excedencias durante el año aproximadamente, pero resulta que las normas chilenas son hasta 900% más laxas que las que recomienda la Organización Mundial de la Salud”.

Por lo mismo, consideró que “estamos en un buen camino, creo que aquí los gobiernos en el pasado han ‘chuteado’ el problema y hemos tenido a las víctimas que todos hemos vistos, pero creo que hoy día ya con el cierre de las mega fuentes, que no tienen arreglo, más la fiscalización dura de las empresas privadas y la salida de las carboneras ya quedamos con un juego bastante mayor por parte de la autoridad para tener una política preventiva, al mismo tiempo que se mejoran las normas a los estándares de la OMS”.

“Aquí el problema es que ha habido una falta de Estado y creo que el gobierno del presidente Boric tiene la tremenda oportunidad de ponerse al día con el cumplimiento de la ley y, por lo tanto, con el respeto del derecho de las personas de vivir en un medioambiente libre de contaminación, que está en la Constitución actual. Lamentablemente, el sector político falló, esto podría haber sido evitado y resuelto, en el caso de la misma fundición, hace 10 años”, aseveró.

Síguenos en