Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 1 de octubre de 2022

Escritorio

Andrés Solimano: “Si es un gobierno progresista, no puede hacer las mismas políticas que los gobiernos anteriores”

El economista apuntó a las políticas sectoriales del Ejecutivo a parte de la explicación del rechazo que concitó la propuesta constitucional en el plebiscito del domingo. A su juicio el gasto en los sectores más pobres aún es insuficiente.

Diario Uchile

  Martes 6 de septiembre 2022 13:12 hrs. 
Andrés Solimano es doctor en economía del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Compartir en

Crítico con el manejo económico se mostró el ex ejecutivo del Banco Mundial Andrés Solimano, quien señaló que no se puede seguir dando las mismas respuestas que los gobiernos anteriores a los problemas de la gente. “El precio del ajuste -explica- lo siguen pagando los trabajadores”.

En conversación con la Primera Edición de Radioanálisis de Radio Universidad de Chile, el especialista comentó que “el gobierno ya viene moderando sus posiciones en política económica desde el principio. Partió rechazando los retiros de fondos de las AFP que yo creo que eso, más la situación económica lenta, con poco empleo, la carestía de la vida, el aumento de la inflación, no creo que hayan sido tan neutrales, sobre todo en los sectores populares”.

Reflexionando sobre lo ocurrido con el plebiscito de salida, Solimano comentó que “una de las grandes paradojas de este resultado es que en los sectores de clases trabajadora, populares, ganó más el Rechazo y son los sectores que yo veo más afectados por la situación económica, por la inflación, por la inestabilidad del empleo, por la precariedad laboral, porque no tienen liquidez”.

Sobre la decisión del gobierno de detener los retiros de fondos previsionales, señaló que si bien “no son la solución ni la panacea (…) el efecto es que dejan a la gente sin liquidez. Y la gente sin plata no anda muy contenta. Y si no anda contenta, le ponen una votación adelante y va a rechazar, además en una elección tan compleja como aprobar un texto constitucional”.

“Yo creo que la política económica que se ha seguido también es responsable de los resultados. Ahora que se está haciendo ajustes de las funciones ministeriales debería tomarse en cuenta en qué medida la orientación de la política económica contribuyó a este resultado”, subrayó el economista.

Por otra parte, consideró que “al gobierno le va a ser más difícil para pasar sus reformas. Va a estar más condicionado porque queda debilitado con estos resultados” al referirse a las propuestas de cambio al sistema previsional y al del sistema tributario que ya fue rechazado durante este martes en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados y Diputadas.

“El gobierno tiene que preguntarse qué ha hecho o qué no ha hecho para que tengan estos resultados. Yo creo que en la política económica es una política que el costo del ajuste lo paguen los trabajadores, que no es la primera vez que sucede en Chile”, indicó.

Por otro lado, estimó que “los programas de apoyo son muy minúsculos. Un 1% del PIB… claro, dicen 3 mil millones de dólares para el programa de apoyo social. Eso lo encuentro poquísimo. No se están movilizando recursos de la magnitud necesaria dada la crisis”.

Solimano si bien reconoció la movilización de recursos y que los problemas económicos son a nivel mundial, se cuestionó si la gente va a hacer la diferencia si se trata de una realidad global o las medidas que se aplican en el país.

A eso sumó que “el Banco Central sigue subiendo las tasas porque quiere bajar la inflación, una inflación de costos que viene por el lado del precio de la energía, de los alimentos importados y que también viene por los recargos de los mercados monopolísticos que tenemos en Chile, los supermercados”, por ejemplo.

En el caso de la banca, recordó que “tiene utilidades récords: US$ 3 mil 200 millones el primer semestre. La banca ganando dinero como nunca con la inflación porque sube las tasas de colocación de préstamos, pero no le sube a la gente lo que les paga por los depósitos”.

En esa línea comentó que “la consejera Stephany Griffith-Jones, se permitió sugerir que subieran también la tasa de los depósitos, o sea lo que le pagaban a los ahorrantes. Y el resto del directorio del Banco Central aparentemente le quitó el piso. Y los bancos ‘¡No! ¡Cómo pueden hacer eso!’ El Banco Central no puede decir nada contra la banca que es uno de los grandes dueños de este país”.

Sobre las medidas implementadas hasta ahora por el Ejecutivo, señaló que “si es un gobierno progresista, no puede hacer las mismas políticas que hacía, casi iguales, que los gobiernos anteriores que no quieren gastar platas en los sectores sociales en los montos adecuados. No digo que no se esté gastando: se subió el salario mínimo, hay un bono de invierno. Mi punto es que eso es insuficiente”.

Respecto a eventuales soluciones, el economista apuntó a que el gobierno “tiene que atacar el precio de la canasta básica, tiene que preocuparse del empleo de los jóvenes, tiene bajar a las poblaciones, salir de los ministerios, de La Moneda e ir a las poblaciones”.

Síguenos en