Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 8 de diciembre de 2022

Escritorio

Gonzalo Polanco: “Lo que se podría pensar es en empezar a diseñar los cimientos de un buen sistema tributario”

El abogado y académico de la Universidad de Chile detalló los alcances de la reforma tributaria en relación a su avance hacia un sistema desintegrado. Además, planteó la necesidad de que el Estado “no sea permanentemente deficitario”.

Diario UChile

  Miércoles 5 de octubre 2022 9:20 hrs. 
Gonzalo Polanco

Compartir en

En conversación con la primera edición de Radioanálisis, el abogado y director del Centro de Estudios Tributarios de la Universidad de Chile, Gonzalo Polanco, profundizó sobre la discusión de la reforma tributaria del Gobierno, el cual fue aprobado por la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputadas y Diputados el pasado 26 de septiembre.

Respecto de la tramitación parlamentaria, el académico consideró que el punto principal de discusión refiere a la posibilidad de avanzar hacia un sistema tributario “desintegrado”, que busca diferenciar el pago de impuestos de las grandes empresas de la de sus dueños o socios.

En ese sentido, explicó que “los países con sistema desintegrado van por carriles diferentes. La empresa, la sociedad, la compañía paga el impuesto llamado corporativo, en la actualidad con la tasa del 27%, y el propietario cuando retira la utilidad de la empresa paga su impuesto personal y esa tasa dependerá de cuánto haya ganado durante el año”.

“En cambio, el sistema integrado el impuesto pagado por la empresa se utiliza como un crédito en contra de lo que paga el propietario de la compañía. Es como si hubiese un vale de descuento, el propietario pasa por la caja y dice le salió $1.000, pero usted tiene un ticket de descuento debido a que su empresa ya pagó un cierto impuesto y, entonces, en vez de pagar $1.000, paga $800”, ejemplificó.

Asimismo, comentó que otro de los puntos que suscitan divergencia dice relación con el impuesto al patrimonio. “En la oposición este impuesto no gusta particularmente y el Gobierno insiste en establecerlo y se ha mostrado abierto en ver cuáles son las modalidades, fundamentalmente de valoración de los activos y también la tasa”, dijo.

Por otra parte, señaló que “la recaudación propuesta por el Gobierno es sumamente desafiante, inclusive tomando en consideración los supuestos originales y también todas las modificaciones que han existido, pero adicionalmente o históricamente las reformas tributarias en Chile no han recaudado todo lo que se había prometido porque esta depende de muchas condiciones que después se tienen que llevar a cabo en la práctica”.

En esa línea, apuntó que “si usted fortalece el Servicio de Impuestos Internos, ese fortalecimiento toma un tiempo en llevarse a cabo, hay que capacitar a los funcionarios, hay que proveer de nueva infraestructura. Entonces, esto es bastante más complejo de llevarlo a cabo en la práctica que lo que puede aparecer en un cálculo que hacemos desde la academia”.

Respecto de cómo la iniciativa podría afectar en términos de inversión, Polanco sostuvo que “los impuestos no son neutros. Cuando las empresas pagan más impuestos, eso disminuye el margen de utilidad que tienen. Entonces, si la tasa de impuestos o la carga tributaria es muy elevada es evidente que algunos proyectos que podrían ser más atractivos dejan de serlo”.

No obstante, afirmó que aquello “no es un buen argumento para no colocar impuestos o no establecer o pensar reformas tributarias porque necesitamos los impuestos. Es un llamado a hacerlo con bastante cuidado y a estudiar bastante las modificaciones tributarias”.

Además, planteó que “lo que se podría pensar es en empezar a diseñar los cimientos de un buen sistema tributario y hacer una modificación a nuestras normas tributarias y no necesariamente implementarlas mañana ni el próximo año, sino que establecer alguna gradualidad. Creo que ese argumento hay que mirarlo con particular cuidado porque lo cierto es que también necesitamos que el Estado no sea permanentemente deficitario y eso implica que tenemos que tener recursos para solventar las crecientes demandas sociales”.

Síguenos en