123123

Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 20 de junio de 2024


Escritorio

Cancillería negociará con Caracas nuevos vuelos humanitarios para repatriar ciudadanos venezolanos

El ministro Alberto Van Klaveren informó que existe la posibilidad que los vuelos salgan de Santiago. “Somos conscientes de los problemas que se han generado en Arica y en nuestra frontera norte y queremos evitar que se sigan produciendo”, indicó.

Osciel Moya Plaza

  Martes 9 de mayo 2023 16:18 hrs. 
Santiago, 1 de mayo de 2023.
El ministro de relaciones exteriores Alberto Van Klaveren, realiza un punto de prensa por inmigrantes en la frontera norte de nuestro pais.
Dragomir Yankovic/Aton ChileSantiago, 1 de mayo de 2023. El ministro de relaciones exteriores Alberto Van Klaveren, realiza un punto de prensa por inmigrantes en la frontera norte de nuestro pais. Dragomir Yankovic/Aton Chile

Compartir en

El ministro de Relaciones Exteriores, Alberto Van Klaveren, informó que este miércoles viajará a Caracas una delegación de la Cancillería para negociar nuevos vuelos humanitarios hacia Venezuela para resolver la crisis migratoria que se vive en la frontera con Perú.

En su exposición en la Comisión de RR.EE. del Senado, el canciller señaló que también existe la posibilidad de que los vuelos salgan desde Santiago y no necesariamente del norte del país, hasta donde ha llegado un nuevo flujo de migrantes que buscan abandonar Chile.

Van Klaveren indicó que el domingo se realizó el primer vuelo con 115 ciudadanos venezolanos, en el marco del plan “Retorno a la Patria”, seleccionados por el consulado de ese país y se hizo sin ningún problema, de manera ordenada, donde se dejó “expresa constancia de su voluntad de regresar a territorio venezolano y nadie fue forzado a salir”.

“Todo eso fue posible con gestiones de carácter diplomático (…) y esperamos que este sea el primero de varios vuelos y por eso quiero anunciar que una delegación de la Cancillería vieja a Caracas mañana”, dijo el ministro que precisó que esta comisión estará integrada por el secretario general de Política Exterior, Alex Wetzig, y el director general consular, Rodrigo Donoso.

Asimismo, informó que “los próximos vuelos no necesariamente van a salir de Arica. Queremos evitar que se produzcan aglomeraciones y es perfectamente posible organizar vuelos incluso con mejores condiciones logísticas, desde Santiago o de alguna otra ciudad de nuestro territorio”.

Van Klaveren agregó que “somos conscientes de los problemas que se han generado en Arica y en nuestra frontera norte y queremos evitar que se sigan produciendo. Obviamente este vuelo produjo una cierta expectativa, pero esperamos que con un próximo vuelo las personas puedan entender que es posible organizar, de manera más sistemática, la salida de nuevos contingentes migratorios desde de la Región Metropolitana, donde se encuentra el grueso de la migración venezolana y desde otros puntos de nuestro territorio”.

En esa línea, el canciller explicó que el objetivo de la delegación es conocer “la disposición que tiene Venezuela para generar nuevos vuelos de esta naturaleza”, además de ver la posibilidad de recibir vuelos generados por Chile, ya sea vía comercial o de la Fuerza Aérea, dependiendo de los recursos disponibles.

En relación a las negociaciones con Bolivia, Van Klaveren indicó que este país “acepta migrantes de su nacionalidad y no hay problema de flujo migratorio boliviano, son migrantes temporales, son esenciales en ciertas labores y luego regresan a su país”.

Sobre las conversaciones con Perú, el canciller afirmó que “las relaciones están a un muy buen nivel, no ha habido un conflicto diplomático, lo que ha existido es una nota de protesta no por temas de migratorios, sino  debido al exceso de  una autoridad local peruana, pero eso quedó ahí”. Esto último en relación al alcalde de Tacna que responsabilizó en duros términos al Presidente Boric del conflicto migratorio en la frontera.

En cuanto a establecer un corredor terrestre para la salida de migrantes, la autoridad afirmó que es un tema complejo, porque se trata de un traslado de 5 mil kilómetros donde se tienen que involucrar seis países.

 

Síguenos en