Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Presidenciales en Argentina: Inflación, apatía y el peso del FMI en las primarias para definir candidatos

Alejandro Forni, profesor de historia e investigador argentino, afirmó que los “discursos de represión, mano dura y ajuste brutal como solución a los problemas de inflación descontrolada en la suba de precios” han ganado espacio en la gente.

Osciel Moya Plaza

  Viernes 30 de junio 2023 18:59 hrs. 
Santiago, 22 de noviembre 2015.
Argentinos residentes en Chile, concurren al consulado para emitir su sufragio en el marco de la segunda vuelta electoral.
22/11/2015
Christian Iglesias/AtonChile

Compartir en

El 10 de diciembre de este año, Argentina tendrá un nuevo Presidente de la República que deberá enfrentar el difícil escenario económico del país con una inflación sobre el 120 por ciento anual.

Aunque la lista de aspirantes es larga, la atención está centrada en las dos principales coaliciones y la irrupción de la ultraderecha que aspira a romper la tendencia. Un escenario que se aclarará el próximo 13 de agosto cuando los argentinos deberán definir quienes se medirán en las elecciones presidenciales.

En las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) se han formalizado 13 alianzas políticas y las principales son la oficialista Unión por la Patria (UxP), con el ministro de Economía, Sergio Massa y el jefe de Gabinete, Agustín Rossi; el sector macrista de Juntos por el Cambio (JxC) con Horacio Rodríguez Larreta-Gerardo Morales y Patricia Bullrich-Luis Petri y la ultraderecha Libertad Avanza (LLA) con Javier Milei y Victoria Villarruel.

En declaraciones a Diario y Radio Universidad de Chile, Alejandro Forni, analista, profesor de historia e investigador y secretario de DDHH de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), afirmó que uno de los principales desafíos de quien resulte ganador de las elecciones generales que se realizarán el 22 de octubre será enfrentar el proceso inflacionario producto del endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que llevó adelante el gobierno de Mauricio Macri y que es la “principal ancla que tiene el modelo productivo en este momento”.

El peso del FMI

La economía está creciendo, pero al mismo tiempo que crece la economía y el empleo, también crece la pobreza. Esto está vinculado a que a través de la presión cambiaria y de la suba descontrolada de los precios, más de la mitad de los asalariados reconocidos están en situación de pobreza, o no le alcanza para cubrir lo mínimo necesario para la canasta básica”, señaló.

Precisó que “estamos en un proceso de aceleración de la inflación y descontrol de los precios de los alimentos de primera necesidad y un programa del FMI que es el principal condicionante para que el crecimiento sea puesto en función más equitativa de la riqueza”.

Forni agregó que esto hace que el principal problema del país es la deuda externa y el debate político pasa por cómo resolver este peso que tienen encima.

Dado este escenario, “mientras la alianza de gobierno (UxP) está planteando un programa de facilidades extendidas con el FMI, es decir que nos otorgue dos años de gracia para resolver los problemas macroeconómicos y después un período de 10 años para pagar la deuda, la coalición opositora (JxC) está planteando un plan de ajuste brutal para poder saldar la deuda con el fondo, con un cierre de paquete violento de ajustes, con aplicación de políticas represivas”, puntualizó.

El analista afirmó que esta última opción es la que tiene muchas chances de ser gobierno “porque ha operado, producto de la política económica que no se ha podido resolver, un giro descomunal, con mucha presencia en los discursos y en los relatos mediáticos, hacia la derecha y hacia las salidas fascistas a las crisis económicas”.

En esa línea, destacó que los “discursos de represión, mano dura y ajuste brutal como solución a los problemas de inflación descontrolada en la suba de precios, han logrado tener un anclaje en una parte muy importante del movimiento popular”.

Forni precisó que “uno de los candidatos de la oposición (Gerardo Morales) está llevando en su provincia una política represiva a través de la política de terrorismo de Estado, donde ya se habla de desapariciones de niños, torturas y detenciones forzadas de dirigentes sociales que están llevando adelante la conflictividad de los pueblos originarios y trabajadores del Estado en la provincia de Jujuy. Esa coalición está trazando esa estrategia electoral, de capitalización de votos, endureciendo su discurso de represión y mano dura”.

Asimismo, el analista afirmó que esta situación ha condicionado al oficialismo, con mucha presencia del kirchnerismo, para que el candidato sea del sector más de centro, con un programa de resolución de la crisis que busca generar mayor estabilidad macroeconómica.

Forni puntualizó que esta situación también genera problemas en las filas de oficialismo, en los sectores más de izquierda, que piden un shock distributivo y control de precios y un congelamiento del pago de los intereses de la deuda con el FMI porque consideran que es una deuda de “adjudicación fraudulenta” dada la forma cómo Macri obtuvo el préstamo y la “fuga que permitió que 47 mil millones de dólares se evaporaron, sin siquiera que entraran a la Argentina”.

El factor Cristina Fernández

En el peronismo existe cierta apatía por lo que representa el candidato Sergio Massa, ya que consideran que el haber entregado el apoyo “abre la incertidumbre si el sector del kirchnerismo prevalezca en el futuro como fuerza hegemónica porque en caso de ganar, no representa fielmente el estilo y el decálogo político de este sector de los últimos 20 años”, dijo Forni.

Sobre este punto, precisó que el kirchnerismo es mayoritario en la alianza UxP, pero que producto del accionar de la Cámara Federal de Comodoro Py (tribunal) ha activado un mecanismo para impedir que Fernández se presente como candidata, porque “todos los miembros de esa cámara fueron designados por decreto por el gobierno de Mauricio Macri. Hablamos con mucha fuerza que en Argentina existe la proscripción que el Poder Judicial dice que Cristina no está proscrita, pero cada vez que ella ha intentado posicionarse, se aceleran las condenas”.

El analista indicó que por ello, el oficialismo definió el candidato más conservador con la idea de “capitalizar votos de centro izquierda hacia el centro (…) es una jugada muy audaz que va a la búsqueda de un electorado que siempre le ha sido esquivo al peronismo y fundamentalmente del kirchnerismo, con los peligros que encierra un candidato conservador (Massa) que ha dado muestras de su buen vínculo con los organismos internacionales, el FMI y el gran empresariado que puede terminar asumiendo un programa de ajuste”.

Por otro lado, la candidatura del ultraderechista Javier Milei no sólo no repunta en las preferencias, sino que en los últimos días se ha vuelto en una serie de denuncias de discriminación hacia sus propios aliados, al punto de perder a su candidato a gobernador en la provincia de Córdoba, una de las más importantes en el mapa electoral trasandino.

Según Forni, “actualmente (Milei)  está cayendo en la intención de votos, al día de hoy 8 % le dan las encuestas. Llegó a tener un 20 % hace dos meses. Se dice que es una creación de Macri que, a través de su influencia en medios, lo impulsó para correr más a la derecha el discurso de la oposición”.

Finalmente, cabe destacar que definidos los candidatos en las PASO, los comicios generales para elegir al Presidente o Presidenta será el 22 de octubre y si hay balotaje la votación será el 19 de noviembre.

 Foto de portada: Agencia ATON
Síguenos en