Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 20 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

Incertidumbre ante propuesta de lease back del Hospital de la Universidad de Chile

El presidente de la Comisión Hospital del Senado Universitario, Dr. Raúl Morales, explica las razones de la propuesta de lease back del Hospital Clínico de la Universidad de Chile y entrega sus propuestas ante una situación que "atenta contra el futuro desarrollo del Hospital Clínico en ese mismo recinto y que no soluciona los problemas económicos de fondo".

Diario Uchile

  Miércoles 1 de enero 2014 14:21 hrs. 
HOSPITAL CLINICO U. DE CHILE

En una declaración pública, el Dr. Raúl Morales Segura, presidente de la Comisión Hospital del Senado Universitario, explica que la venta del inmueble del Hospital Clínico de la Universidad de Chile como solución a su crisis financiera, mediante una transacción bancaria tipo lease back, fue presentada por el Vicerrector Económico Prof. Francisco Martínez al Consejo Universitario (C.U.).

“Con ello se pretende transformar parte de su actual pasivo de corto plazo, del orden de los 40 mil millones de pesos, por uno a 15 o 20 años plazo, debido al arrastre de deudas históricas y con proveedores, involucrando 15 mil millones de pesos de deuda interna con la misma Vicerrectoría Económica, que busca cubrirlos antes del término del mandato del rector Víctor Pérez, quién deja su cargo en seis meses más”, añade.

Esta propuesta fue aprobada el martes 17 de diciembre por la unanimidad del Consejo Universitario, quedándose a la espera de la decisión final dependiente del Senado Universitario en enero.

A su juicio, los resultados alcanzados a la fecha deben hacer reflexionar a la Comunidad Universitaria sobre los siguientes hechos y alcances:

“La administración del Hospital Clínico desde la Vicerrectoría Económica ha dejado en evidencia su inviabilidad. En casi diez años se ha duplicado la deuda y el patrimonio hospitalario ha disminuido significativamente. Esto nos muestra que no se puede continuar con el actual modelo de dirección como si fuese un Servicio Central dependiente de la rectoría, al margen de la Facultad de Medicina, del Gobierno y sus políticas públicas de salud.

Frente a la proyección de la deuda del Hospital con la Vicerrectoría Económica, a comienzos del año 2012, en que se estimó para ese año un déficit del orden de 8 mil millones, el Consejo Universitario aprobó el proyecto de la Dirección del Hospital que comprendía disminuir este déficit a la mitad durante el año 2013. Para ello se creo la Comisión de Seguimiento del C.U. para velar por el cumplimiento del plan, comisión integrada por la Decana Sepúlveda, junto a otros cuatro decanos. Resultado, esta deuda interna a fines de este año 2013 creció a 15 mil millones. El Senado Universitario requirió al Rector entrevistarse con la comisión de seguimiento durante ese período, siendo negada tal posibilidad por la autoridad.

El C.U. y en particular la Decana de la Facultad de Medicina, como principal autoridad en el área, al aprobar la enajenación del bien inmueble del Hospital Clínico comprometen el desarrollo de toda iniciativa que a futuro signifique construir nuevas dependencias hospitalarias en dicho recinto, puesto que no es posible construir bienes estatales en dependencias de privados como ocurriría en el caso de producirse el lease back, más cuando no se conoce exactamente el estado auditado de la deuda ni la superficie a enajenar en dicha operación bancaria”.

Es por ello que desde el Senado Universitario solicitarán a rectoría una auditoría independiente para conocer el estado efectivo de la deuda al 31 de diciembre de 2013, el rol de la propiedad y sus deslindes; y una tasación comercial para contextualizar el valor comercial de dicha propiedad.

“El sistema público de salud (FONASA y MINSAL) adeuda al Hospital del orden de 10 mil millones de pesos en atenciones, cuyos pagos en 30, 60, 90 y 120 días hacen mantener un capital de trabajo cautivo de manera permanente, el que se suma a un modo de operación similar con Isapres, obligando al Hospital Clínico contar con un recurso financiero cuantioso que hoy no dispone y que por el contrario adeuda”, prosigue Raúl Morales.

Ante esta situación, la Comisión Hospital del Senado Universitario presentó en septiembre de 2012 un conjunto de medidas al Rector en las que se contaban la creación de un Reglamento Orgánico y Estructural del Hospital que de cuenta de su naturaleza académica y universitaria y la recomposición de la relación fundacional entre el Hospital y la Facultad de Medicina. Dado que esta Comisión proyectó como impagable la deuda por el Hospital en una escala de tiempo de diez años, se solicitó que la Universidad se hiciese cargo de la situación como un todo.

Frente a estos nuevos acontecimientos, el Dr. Morales propone no proceder con la enajenación mediante el lease back, “por ser una medida regresiva que atenta contra el futuro desarrollo del Hospital Clínico en ese mismo recinto y  que no soluciona los problemas económicos de fondo, sólo cambiando parcialmente su pasivo de corto plazo por otro de largo plazo, sin mejorar seriamente su sustentabilidad financiera”.

Además, a su juicio se debe “presentar al nuevo Gobierno un proyecto de administración del Hospital Clínico de similares características a las organizaciones estatales de alta dirección pública, con un Directorio compuesto por autoridades universitarias y de Gobierno, con un Director nombrado por este Directorio, mediante concurso público de antecedentes”.

“La Universidad, a través del Consejo y Senado Universitario, la Facultad de Medicina y el Hospital Clínico, debería, entonces “iniciar un proceso conducente a implementar un Reglamento Orgánico y Estructural del Hospital, en el interés de dotarlo del espacio académico apropiado y definir su inserción universitaria tanto en lo académico, investigativo y asistencial”, concluye.