Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de junio de 2020

Escritorio MENÚ

Caso Sename domina agenda de políticas de infancia

La institucionalidad que vela por los derechos y cuidados de niños, niñas y adolescentes en el país requiere de cambios y nuevas normativas de manera urgente. Así lo reconocen desde los propios organismos que se desempeñan en este ámbito, a propósito del recambio de autoridades que analizan el nuevo Consejo Nacional que busca actualizar las necesidades y requerimientos.

Fernando Seymour

  Domingo 6 de abril 2014 20:23 hrs. 





“Chile está al debe en políticas de protección de infancia y adolescencia, y más complejo que eso, todavía hay niños y niñas que viven situaciones inaceptables”, lamentó la Presidenta Michelle Bachelet al firmar el decreto, en su tercer día de mandato, que crea el Consejo Nacional de la Infancia y la Adolescencia.

Se trata de la segunda de las 50 medidas comprometidas para los cien primeros días de Gobierno, como parte de un sistema de protección integral que según las autoridades beneficiará a cuatro millones de personas menores de 18 años.

El organismo considera un comité interministerial que debe asesorar a la Presidencia de la República para impulsar transformaciones que garanticen los derechos de los niños, niñas y adolescentes, además de una secretaria ejecutiva, cargo en el que fue designada Estela Ortiz.

En su condición de educadora de párvulos, además de apuntar a la calidad en la educación como prioridad, la autoridad se refiere a la herencia de la administración anterior y a las proyecciones que se propone la nueva institucionalidad.

“En primer lugar, una herencia lamentable fue el cambio de coeficiente técnico que en vez de disminuir el número de adultos por niños en algunos casos fue aumentado. En ese sentido nosotros estamos por avanzar en una educación parvularia de calidad que es parte y pilar fundamental de la reforma educacional que se llevará a cabo”, asegura.

Además, Estela Ortiz reconoce que “todavía estamos al debe, pues la idea es pasar de un 13 o 15 por ciento de atención que tenemos a un 30 por ciento durante este período e incorporar 90 mil niños menores de cuatro años. Aspiramos a que el Estado chileno cumpla la convención de los derechos del niño al más alto nivel”

Una de las ideas que se plantea con la creación de este Consejo es la implementación de nuevas normativas, planes y programas de manera coordinada para evitar la dispersión que significa el que los distintos organismos pertenezcan a diversos ministerios y servicios.

Precisamente una de estas instituciones es el Servicio Nacional de Menores (Sename), gravemente cuestionado durante la administración anterior que encabezó el director Rolando Melo, quien finalmente renunció ante las acusaciones por desprolijidades y mal manejo que se tradujo incluso en la muerte de niños dentro de los recintos, además de la constitución de una comisión investigadora en la Cámara de Diputados.

La nueva directora nacional, Marcela Labraña, quien depende del ministerio de Justicia, destaca que hoy existe un trabajo más coordinado y concreto a partir de la integración de los diferentes servicios con que cuenta el Estado como parte de sus labores de dedicación a la protección de la infancia.

“Hoy el Sename es distinto y con metas diferentes. Presupuestariamente necesitamos una línea más fuerte y más ajustada a los derechos internacionales y la realidad chilena, pero eso tiene que ver con la gestión que como directora voy a impulsar a través de la coordinación nacional de las oficinas del Sename en cada comuna. La descentralización debe tener carne, cuerpo y acción en terreno. Por eso lo que tenemos que instalar es una red de protección a nivel comunal y fortalecerla, lo que creo que es también una actitud preventiva a otras situaciones”, proyecta.

Desde la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), dependiente del ministerio de Educación, se establece que el rol en el Consejo Nacional de la Infancia y la Adolescencia apunta a la colaboración para enriquecer las políticas, contribuyendo con otros ministerios para consensuar acuerdos que permitan dar respuestas más oportunas, pertinentes e integrales a las necesidades de las niñas y niños del país.

Otra de las instituciones incluidas en el nuevo Consejo es la Fundación Integra, que se encuentra bajo la administración de la Presidencia de la República, y cuya directora ejecutiva, Oriele Rossel, junto con destacar la necesaria coordinación institucional, manifiesta su deseo de que los niños y niñas sean reconocidos en una nueva Constitución Política.

“Lo más importante es seguir avanzando en una mayor coordinación interinstitucional e instalar a los niños y adolescentes en el centro de las políticas públicas. En ese sentido que sean reconocidos por nosotros como sujetos de derecho y ahí el Consejo nos convocará a todos a un trabajo sectorial donde desde los distintos ministerios e instituciones que trabajamos en infancia temprana y adolescencia podamos ir articulando y que converjan todos los intereses y desafíos que tenemos hacia los niños de nuestro país”, aclara.

El Consejo Nacional de la Infancia y la Adolescencia está encabezado por la ministra Secretaria General de la Presidencia, Ximena Rincón, e integrado por los ministros de Desarrollo Social, Fernanda Villegas; de Justicia, José Antonio Gómez; de Educación, Nicolás Eyzaguirre; de Salud, Helia Molina; de Hacienda, Alberto Arenas; y del Servicio Nacional de la Mujer, Claudia Pascual.