Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 1 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Rectores de Ues Privadas: “El financiamiento debe ser similar al aporte de calidad”

Representantes de universidades privadas tradicionales que integran el G9 se reunieron con el ministro Nicolás Eyzaguirre, para exponer sus puntos por la reforma educacional. Los rectores destacan que el secretario de Gobierno no hizo diferencias respecto del destino de los recursos del Estado destinados a instituciones de educación superior.

Tania González

  Lunes 14 de abril 2014 21:17 hrs. 
sanchez


A mediados de marzo, el Consorcio de las Universidades del Estado de Chile (CUECH) preparó un informe particular para presentarle al ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, donde solicitan un nuevo trato con estas instituciones, acto que causó controversia con las universidades del G9, también pertenecientes al Consejo de Rectores de las Universidades de Chile (CRUCH), pero del mundo privado. La polémica aumentó luego de los dichos del ministro Eyzaguirre, quien habló de privilegios a las universidades estatales.

En ese contexto, este lunes la autoridad se reunió con rectores de las universidades privadas tradicionales que integran el llamado G9.

El rector de la Pontificia Universidad Católica y presidente de la agrupación, Ignacio Sánchez, señaló que el secretario de Estado aclaró en la cita, que el aporte público de las universidades privadas es tan válido como las universidades estatales.

El rector de la Universidad Católica de Valparaíso, Claudio Elórtegui, en la línea de lo planteado por el rector Sánchez, puso acento en la calidad: “Lo importante es distinguir en la calidad del quehacer de las universidades, más que en la propiedad de las instituciones. En ese sentido, los rectores del G9 quedamos muy conforme con los planteamientos que formuló el ministro”, aseguró.

En otro tema, Ignacio Sánchez indicó que se revisaron puntos sobre el financiamiento de la educación superior: “La opinión del ministerio es que el financiamiento tiene que ser similar y acorde al aporte de calidad, tanto en docencia como en investigación. En docencia, a través de lo que decidan los estudiantes, donde asisten ellos y qué matrícula tenemos y eso va a tener relación con la acreditación y el nivel de calidad de las instituciones. En investigación, como en todas partes del mundo, queda evaluada según los pares”, afirmó.

“Cuando el Estado le pide investigaciones a las universidades no está cerrado solo a sus universidades, sino que los temas son los que orienta el Estado y abre la posibilidad para que instituciones estatales y de vocación pública puedan participar”, añadió Sánchez.

El aporte de los planteles de regiones fue otro de los temas abordados, puesto que ocho de las nueve instituciones que componen el grupo tienen su origen fuera de Santiago. “Hay potencialidades y oportunidades que las universidades de regiones con las que quieren contribuir en el desarrollo de sus comunidades”, afirmó Ignacio Sánchez.

Además, el Rector de la UC afirmó que respecto de la acreditación no habría diferenciación de propiedad en la asignación de recursos por parte del Estado y para el segundo semestre de este año se esperan reformas especialmente en esta materia y en la Superintendencia de Educación.

Por su parte, el rector de la Universidad de Concepción, Sergio Lavanchy, opinó sobre la relación con sus pares de universidades estatales, diciendo que se reunirán para trabajar con ellos en la mejora de la calidad de la educación y en que los instrumentos de financiamiento que se diseñen “vayan donde deban ir”.

“Parte de la discusión se plantea porque universidades estatales hacen anuncios que  provocan este desencuentro, pero el ministro aclaró enfáticamente que los recursos que vayan a la demanda y que se obtengan de la gratuidad, no irán directamente a universidades estatales ni a una universidad en piloto en particular”, indicó la autoridad de la UdeC.

Lavanchy agregó que los rectores del Cruch quieren un sistema de admisión que no discrimine por tipo de colegio o situación socioecónomica del estudiante. No obstante, reconoce que se requiere un sistema de selección, porque la solicitud de matrículas supera a las vacantes, pero apuestan por aquel que tenga las potencialidades para ingresar al sistema universitario.